Análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town

08Volvemos a atarnos los machos para sacar adelante una de las granjas más queridas de la saga con el análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town.

Hace poco más de un año tuvimos en nuestra manos Doraemon Story of Seasons, un título de la conocida franquicia anteriormente denominada como Harvest Moon. Bueno, hay un lío con todo eso que ya os contaré otro día, existen ambas marcas pero la actual Story of Seasons es la anterior Harvest Moon. Qué cacao eh. Pues bien, ahora llega a Nintendo Switch el remake de una de las obras más queridas por los fans, que vio la luz en Game Boy Advance. ¿Le echamos un ojo al análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town?

Análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Haciendo lo que mejor se le da a Sonic

Segar. Y es que lo primero que vemos nada más llegar a la granja es toda la hierba que hay que quitarse de encima. El abuelo del protagonista, que puede ser masculino o femenino con dos diseños distintos cada uno, ha dejado en herencia su terreno. Pero claro, el alcalde poco sabe del mantenimiento, y ahora está todo patas arriba. ¿Y a quién le toca la tarea de «labrarse» un nombre como granjero? Pues a nosotros claro… si aceptamos. Podemos finalizar el juego en ese preciso momento sólo con decir no. Todo un puntazo.

Análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town

Aunque bueno, supongamos que tenemos el juego para jugarlo, ¿qué nos encontramos? Pues de primeras que los edificios para animales no están derruidos o tenemos que construirlos. Creedme que es algo que no todas las entregas poseen, y a veces es bastante tedioso recolectar toda la madera o piedra necesaria. Puntazo para Friends of Mineral Town, que nos permite ser ganaderos desde casi el principio de la partida.

LEER MÁS:  Análisis de Desperados III para PC

Y digo casi porque para tener animales antes hay que recolectar algo de dinero. Por supuesto, nada mejor que plantar diferentes verduras para ello, ya que es el alma de Story of Seasons. No somos de los que nos metemos a granjeros para hacernos unas fotitos con el mono en plan postureo. Aquí venimos a trabajar, y si hay que limpiar la mierda de nuestras vacas y usarla como abono, se hace y punto.

Por lo tanto, en Story of Seasons: Friends of Mineral Town tenemos la santísima trinidad de los granjeros: nuestros cultivos, nuestros pollos y nuestras vacas. En verdad hay más, bastante más, pero quedaba muy bien la frase como para no ponerla, ¿no creéis?

Haciendo amigos en el huerto local

No todo va a ser hablarle a las verduras, criar animales y hacer dinero, ¿verdad? En realidad, podrías perfectamente hacer eso y pasar completamente de tus vecinos, pero te perderías una de las partes que hace a esta franquicia especial. Por lo tanto, en este análisis no hemos pasado de nuestros queridos conciudadanos de Mineral Town. Bueno, de alguno sí, para qué engañarnos.

En el pueblo vive una gran variedad de habitantes, que van desde la vecina chismosa que no para de hablar hasta la rata de biblioteca, pasando por el chico artista apartado de la sociedad. Cada uno de ellos tiene una personalidad bastante diferencial, aunque si comenzamos a profundizar en nuestra relación con ellos podremos desbloquear diferentes escenas, conociéndolos mejor. En algunos casos incluso es diferente a lo visto en la versión para Game Boy Advance, aunque por lo general respeta enormemente al original.

Hablando de nuestros vecinos, algunos han recibido una remodelación en su ilustración, como cabría esperar de este remake. En la mayoría de los casos todos mejoran, pero hay algún que otro individuo que, en mi sincera y personal opinión, han perdido un poco. Esto es como los cultivos, cada uno elige qué sembrar. Pues lo mismo.

LEER MÁS:  Análisis Ion Fury para PlayStation 4

Y ya que he mencionado los nuevos diseños, pasemos a ver en mayor profundidad el nuevo acabado gráfico que se han currado. En este caso, podemos apreciar un estilo chibi que ciertamente casa con la tónica general de la saga, con escenarios coloridos y un buen acabado en los elementos. Sin embargo, está algo lejos del tope que puede alcanzar la consola. Eso sí, se nota el trabajo realizado en este apartado.

¡Es la hora de las tortas!

¡De cocinarlas claro! Porque hay infinidad de actividades y tareas que podemos realizar en esta entrega. Desde, por supuesto, la cocina, hasta carreras de caballos. En este caso tendremos que entrenar a nuestro querido potro para que sea todo un campeón, y así empezar un linaje de ganadores nunca visto en Mineral Town. Estos son sólo dos ejemplos de todas las cosas que podemos hacer.

Pescar, recolectar, jugar con nuestro perro, entrenarlo con el disco, conseguir minerales en la cueva… Son muchas las tareas en las que dedicar nuestro tiempo, pero claro, ¿quién se encarga de la granja? Querido lector, también hay una respuesta para eso, ¡los duendes! Podemos subcontratarlos para que realicen todo tipo de tareas en nuestro terreno, desde cultivar hasta regar. Y únicamente tendremos que ser amigos suyos, sobornándolos con regalos. Merece la pena con tal de tener más tiempo para hacer otras cosas.

Además, cada cierto tiempo hay distintos eventos en el pueblo, en donde podemos lucirnos en cada una de estas actividades. Por supuesto, ganando premios que sólo podemos optar a tener en estas celebraciones. Pasando a otra cosa, también se puede remodelar la casa, la granja, ¡hasta tu propia vestimenta!

LEER MÁS:  GamePix, la Champions League del click & play

Finalmente, después de todo este ajetreo, tal vez te hayas fijado en algún mozo o moza del pueblo, y quieras ver si surge algo. Puede que el amor triunfe, y al final puedas tener una familia con esa persona tan especial. Da igual tu orientación sexual, porque en Story of Seasons: Friends of Mineral Town puedes casarte con cualquier soltero o soltera del pueblo. ¡Viva la diversidad!

Vida rural antes que desidia urbana

Si como nuestro querido protagonista buscas tranquilidad con todo el caos que hay en las grandes ciudades, y todos sus problemas, es posible que Story of Seasons: Friends of Mineral Town sea para ti. Estamos ante una de las entregas más completas, rehecha completamente con un apartado gráfico vistoso y encantador, y con una gran cantidad de horas por delante para hacer prácticamente de todo.

¿Que quieres formar un emporio de verduras y ganado y ser asquerosamente rico? Puedes. ¿Que otros hagan el trabajo por ti mientras ganduleas en la mina o te ligas a alguien? También puedes. ¿Capturar todos los peces y ser el mejor, mejor pescador que habrá jamás? ¡Por supuesto que puedes! Eso sí, si buscas tenerlo todo desde el principio, mal vas. Aquí el sustento se lo gana uno, ya después llegará la vidorra. En definitiva, Story of Seasons: Friends of Mineral Town es un remake que da gusto jugar.

Análisis de Story of Seasons: Friends of Mineral Town para Nintendo Switch
Nos gusta
El nuevo acabado gráfico.
La jugabilidad original sigue intacta, con todas las posibilidades que conlleva.
Buena cantidad de personajes para interactuar y forjar relaciones.
Puede mejorar
El apartado sonoro es algo mejorable, sobre todo cuando el personaje se mueve.
Algún diseño nuevo de personaje.
8