Procedamos a chequear la salud de este divertido juego de gestión y hagamos un diagnóstico de sus virtudes y defectos. Eso sí, prometo no usar letra de médico en este análisis de Two Point Hospital.

En este análisis de Two Point Hospital quiero incidir, ya desde el principio, en una cosa que me parece imprescindible en este tipo de juego: El sentido del humor. Ya os lo dijimos en nuestra guía inicial y no voy a dejar de repetirlo. Two Point Studios, además de hacer un juego muy bueno, ha conseguido que su localización sea buenísima. Al menos en su versión en castellano, que al final es la que nos interesa a nosotros. Pero no es lo único interesante. Os lo cuento enseguida.

análisis de two point hospital

De entrada, Two Point Hospital es como casi todos los juegos tycoon, te tienes que hacer cargo de la gestión de todos los detalles de la empresa. En este caso, de una organización que debe montar una serie de hospitales por todo Two Point County. Sí, yo también he notado que no se han roto la crisma para ponerle nombre a los elementos del juego. Pero eso es lo de menos, la originalidad se la guardaron para las enfermedades y la maquinaria del hospital. Y no sólo eso, todos los textos y los mensajes de megafonía te sacan una sonrisa.

Lástima que ni esas voces ni las de la radio estén dobladas, porque el apartado sonoro es muy bueno a nivel de ambientación. Incluso la música, una serie de temas relajados ideales para una sala de espera de clínica buena. Me parece un detalle muy llamativo que los efectos de sonido de las máquinas y otros elementos sólo se oigan al acercar la cámara. En cambio, con una visión más general, serán más protagonistas la música y los mensajes corporativos.

Dr. Culpable, necesitamos una dosis de gráficos coloridos

Siempre que hablemos de este tipo de juegos, sabemos que no va a faltar un estilo desenfadado y vistoso. Lleno de detalles, colores y pequeños guiños. Aunque la mayoría del tiempo trabajaremos con una vista general de nuestro hospital, si nos acercamos a sus habitantes, veremos un montón de cosas. Cosas que a lo mejor no harían falta, pero que llenan la partida de buen humor. Y ayudan a que todo sea más ligero, más entretenido. Porque, aunque no lo veamos así, un juego de gestión es como convertir el trabajo en ocio.

análisis de two point hospital

Pero tal como os he dicho sobre la originalidad de los textos, lo mismo tenemos en el apartado gráfico. La representación de cada uno de los trabajadores, de los pacientes, las diferentes salas y máquinas; todo me parece muy original. Incluso las animaciones, aun siendo sencillas, resultan estar muy bien hechas y ser simpáticas. Ya os he dicho al principio que iba a centrarme en este aspecto del juego: la alegría.  Y es que no hay que perder de vista que si no fuera por eso, este tipo de títulos serían más bien aburridos. Pues, lo queramos o no, se basan en la repetición de acciones.

Por suerte, Two Point Hospital lo podemos jugar de muchas maneras diferentes. Podemos ir paso a paso construyendo salas a medida que sean necesarios o intentar anticiparnos a las reclamaciones de los usuarios. Podemos intentar contratar al mejor personal posible para tener éxito en la diagnosis y los tratamientos o aumentar el número de salas para atraer más pacientes y así ganar más dinero. Ordenar los edificios por tipo de utilidad o mezclarlo todo sin control alguno. Está en nuestra mano hacerlo de una manera u otra.

Pulso de cirujano, nervios de psicólogo

Los primeros hospitales son realmente accesibles para todo tipo de jugadores. No son puramente un tutorial, pero te van introduciendo todo el conocimiento básico casi sin que te des cuenta. Como quien no quiere la cosa, empiezas a montar las salas por inercia, sabiendo ya lo que necesitas de entrada y añadiendo elementos que pueden parecer innecesarios, pero que te ayudan a no tener que preocuparte más adelante. La recepción, las consultas, la farmacia y la enfermería son zonas básicas para que tu hospital empiece a andar, pero hay más.

análisis de two point hospital

Unos aseos completos, una sala para el personal, bancos para sentarse, máquinas dispensadoras de bebida y comida, entretenimiento. Todo es necesario cuando el edificio está lleno de pacientes que no pararán de quejarse por todo. De ti depende ser como la seguridad social o un hospital de renombre. Y eso implica también corregir todos los posibles fallos que cometas. Incluso despedir al personal poco eficiente. Que lo hay, os lo aseguro. A medida que avanzas puedes solucionarlo con la formación, intentando mejorar su eficiencia o ampliar sus habilidades.

Eso sí, no todo es culpa del personal. Tendrás que estar atento a cualquier petición y a tener siempre cubiertas todas las necesidades médicas. Sin perder de vista los objetivos a cumplir para conseguir las tres estrellas y poder pasar de nivel. Pero tampoco os preocupéis, al final, conseguirlos, es más consecuencia de una buen gestión que otra cosa. No se trata de habilidad, reflejos o suerte, simplemente hacer que todo funcione y dejar pasar el tiempo. Y aquí volvemos a la importancia de las risas, el sentido del humor y la originalidad con la que se ha creado el juego.

¿El deja vu tiene cura, doctor?

He aguantado casi todo mi análisis de Two Point Hospital sin decir lo que todos llevamos un rato pensando. Sucesor espiritual. Personalmente me da bastante rabia esta expresión. Está claro que si parte de los creadores de Theme Hospital se montan un chiringuito nuevo y se ponen a hacer un juego de hospitales, pues dos más dos son cuatro. Pero bueno, no se puede negar que estamos ante el título que recoge el testigo de aquellos inolvidable juegos de los 90. No sé si esto dará pie a más variantes, pero es lo suficientemente sólido y divertido para que así sea.

análisis de two point hospital

Tampoco nos va a sorprender ahora que el juego sea bueno, aunque tenga algún que otro bug en la inteligencia artificial. Nada grave, pero a veces los trabajadores se quedan como bloqueados y hay que “reiniciar” la sala donde estén para que vuelvan al trabajo. Lo he notado más que nada en momentos en los que las colas eran bastante importantes. Supongo que yo, como enfermero, también me bloquearía ante esas avalanchas. ¿Estamos ante un caso de hiperrealismo en vez de un bug?

En resumen, si te gustan los juegos de gestión y echas de menos construir cosas y hacer que funcionen, Two Point Hospital es un título hecho para ti. Si no son tus preferidos, pero aún así tienes ganas de pasar un buen rato sin demasiado estrés, también puedes echarle el guante. Sea como sea, Two Point Studios nos ofrece un buen producto que posiblemente dé paso a otros y, la verdad, tampoco me voy a enfadar por ello.

Análisis de Two Point Hospital para PC, una agradable cura para la nostalgia
7.9SALUDABLE
GRÁFICOS8.5
SONIDO8
JUGABILIDAD8
HISTORIA/MODOS DE JUEGO7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0