El último musou de Tecmo Koei llega a nuestras consolas y nos deja un agridulce sabor. Os contamos todo sobre este nuevo título en nuestro análisis de Warriors All-Stars para PlayStation 4.

Los musou son un género, cuanto menos, particular. Bajo su premisa sencilla de “mata a todo lo que puedas” ha conseguido polarizar a los jugadores. Tenemos dos bandos: los que los aman y los que los odian. Sin embargo, el último musou de Tecmo Koei nos deja con un título hecho totalmente sin ganas, con la única necesidad de acabar de exprimir su motor. Os contamos el por qué en este análisis de Warriors All-Stars para PlayStation 4.

En un mundo alternativo, una raza felina antropomorfa intenta evitar el fin de su mundo tras la inesperada muerte del Rey. La figura del Rey tiene la posibilidad de controlar la vida en el mundo por lo que varios miembros de la misma familia lucharán para poder llegar al trono. Pero la ayuda llega a través de un montón de poderosos héroes invocados para la tarea.

A estas alturas de la partida, pocos quedaréis que no conozcáis qué es un musou. Desde tiempos de PlayStation 2, hemos acabado con hordas de enemigos, conquistado bases y huido de poderosos personajes como Lu Bu.

Este Warriors All-Stars une a los personajes más “conocidos” de Tecmo Koei en un único título. Y el primer vistazo de este plantel es, cuanto menos… Cuestionable. Elegiremos un personaje que será el protagonista de la campaña. Pero iremos conociendo poco a poco nuevos personajes que se unirán a nosotros y podremos manejarlos en combate.

Como ocurre en el género, la variedad en los personajes está presente y cada uno de ellos será totalmente diferente. Sobre todo, si contamos que cada uno viene de un juego distinto con sus particularidades.

análisis de warriors all-stars 3

“Sin duda alguna, las chicas son guerreras.”

Muchos personajes, un plantel equivocado

Tendremos a nuestra disposición un mapa del mundo con distintos tipos de misiones que añaden un poco de variedad al juego. Hay 5 tipos de misiones diferentes. Desde las básicas en las que haremos avanzar la historia, hasta otras en las que reclutaremos a distintos personajes, pasando por aquellas que sirven para conseguir cartas de héroe (nos permiten equipárselas a los personajes para subir su fuerza) o materiales y dinero para mejorarlas.

A pesar de que todas se realizan de la misma manera, tenemos la sensación de estar haciendo algo diferente. Si bien no hay que negar que la repetitividad llega pronto.

Tenemos a nuestra disposición personajes míticos como Ryu Hayabusa o el último William, protagonista de NiOh. Tenemos también a Sophie de la saga Atelier, a Nobunyaga Oda (hay que adorarle) y, de repente, aparecen otros personajes totalmente prescindibles como Rio, o algunos de los NPCs de Toukiden. Así hasta 12 personajes que podremos elegir desde un principio cada uno con su propia historia.

La sensación de dejadez y de malas decisiones aparece desde el plantel de personajes. Pero ya se ha anunciado que habrá 10 nuevos personajes que llegarán en forma de DLC con sus historias exclusivas.

Pocas novedades y algún que otro abandono

Una de las principales novedades de Warriors All-Stars son sus Musou Rush. Apretando el botón R3 entraremos en una especie de trance en el que no dejarán de llegar enemigos débiles en masa para ser salvajemente derrotados, teniendo que destruir el mayor número posibles en tan sólo 20 segundos.

Los compañeros que hayamos elegido para las fases aparecerán en las esquinas para animarnos, dándole ese toque cursi al juego. También podremos usar los compañeros de nuestro equipo para hacer habilidades especiales (hacer daño, curarnos, causar estados alterados…) o incluso manejarlos temporalmente.

análisis de warriors all-stars 2

“¡Luz! ¡Fuego! ¡DESTRUCCIÓN!”

Pero estas novedades palidecen al lado de algunas de las características que ha decido dejar de lado. Una de ellas, la posibilidad de tener monturas. Han intentado solucionar esto haciendo que los personajes puedan correr a la misma velocidad, pero no deja de dar la sensación de que no han querido modelar las animaciones.

Es curioso que este título tenga, en comparación con los anteriores juegos, unos gráficos bastante decentes. Algo que se puede comprobar tan fácilmente como echarle un vistazo a un aspecto tan superficial como el propio suelo. Es increíble como se ha dejado a un lado los escenarios planos y calcados, para darnos terrenos con elevaciones, relieves y llenos de detalles, cosa que también compartes los personajes. Por otra parte, los enemigos son un único modelo que se repite hasta la saciedad, depende de la fase que estemos haciendo.

Conclusiones del análisis de Warrios All-Stars

Warriors All-Stars no va a cambiar nada el género. Desde el primer momento, da la sensación de que Tecmo Koei ha lanzado este juego para aprovechar su motor antes de la salida del esperadísimo Dynasty Warriors 9 y es algo que se puede ver en cada minutor que jugamos al juego.

La historia es totalmente innecesaria y el gameplay acaba siendo repetitivo y nada especial, a pesar de las escasas novedades. Los fans del musou encontrarán otro título al que echarle horas. Los demás deben mantenerse alejados de este producto descafeinado.

Análisis de Warriors All-Stars para PlayStation 4
Los personajes son muy diferentes entre síTiene pequeños e interesantes detalles
Repetitivo... como todos los musouUn plantel de personajes discutibleHecho con el mínimo esfuerzo
4.5Nota Final
Gráficos6
Jugabilidad5
Sonido4
Diversión4
Puntuación de los lectores 2 Votos
7.0