Arrow 5x02 - Crítica

Las promesas que nos hicieron con Arrow este verano parece que se van cumpliendo, y el segundo capítulo confirma que el primero no fue la excepción que confirma la regla.

Parece que todo en Arrow se tiene que complicar. Siempre es así en este tipo de series, sin embargo en la del justiciero de verde la cosa es aún más pronunciada. Sin embargo, en este capítulo no vamos a tener un gran avance en ninguna de las tramas que nos presentaron en el primero de ellos. En este segundo episodio se va a profundizar en el corazón del equipo.

Equipo que, por cierto, sigue sin existir y que va a pasar por un montón de baches por culpa de un Oliver que no termina de aprender. Si alguna vez vuestras madres/padres/hermanas/hermanos/novias/novios/o lo que quiera que tengáis os dicen que sois muy cabezotas y que no hay quien os haga entrar en razón, ya tenéis una respuesta que darle: Oliver Queen no ha aprendido ni en cinco años a base de palos.

Hago hincapié en este tema porque la verdad es que es un poco cansino ver cómo la historia se repite una y otra vez. Al menos en esta ocasión los guionistas tienen el sentido del humor de meterse con ellos mismos y hacer un par de chistes al respecto.

arrow-5x02

Por suerte, parece que además del humor también han tomado nota, y han decidido que las cosas no sean como antaño. El capítulo de esta semana nos ha dejado un par de sorpresas bastante interesantes y que no nos esperábamos demasiado. Y las dos tienen que ver con los miembros que se unen al equipo de Oliver Queen.

Nuestro encapuchado parece que cede por fin y se abre a la entrada de nueva gente en el grupo, aunque quizás, y para mi gusto, lo hace de forma demasiado abrupta. Pero bueno. Si esto es así, menos rollo macabeo que nos tendremos que tragar en los próximos capítulos viendo cómo se debate entre si crear un nuevo equipo o no.

El resto de las tramas se quedan un poco en pausa, aunque sí que nos han dado un pequeño paso adelante a la hora de darnos pequeños detalles. Church continúa su lucha por hacerse con la ciudad y a mi, personalmente, me sigue dejando bastante rayado el porqué lucha tan bien como para derrotar a Arrow en un uno contra uno. No es que tenga nada contra los fofisanos, pero por el amor de un dios, que es Oliver.

El otro arco que nos tiene intrigado es el del otro arquero, que ya ha hecho contacto con Church, aunque no para ser amiguitos, precisamente. No sabemos nada más de él, pero ya ha dicho su nombre: Prometheus. Ahora falta por ver cuál de los tres que existen en DC será el que haga acto de presencia en Arrow.arrow-5x02-reclutas

Por último, también tenemos las tramas personales del ex-equipo de Arrow y de su pasado. Si bien Cya Queen está empeñada en sacar a Quentin de su adicción dándole algo de responsabilidad (mala idea chica, mala idea), la historia de John Diggle está algo más chunga. Y no es por nada, pero ahora que creía que me había librado de este personaje, van y le dan una trama para él solo.

En conclusión. El capítulo no es que vaya a destacar como el más potente de la temporada, pero sí que le da una continuidad a la mejoría con respecto a la nefasta temporada cuatro. Y eso siempre es bueno.