Assassin's Creed Rogue - Análisis Xbox 360

ARTÍCULO ANÁLISIS assassin's creed rogue

Ubisoft tiene un gran problema con Assassin’s Creed. Han querido replicar el modelo de negocio de Activision con Call of Duty sacando un juego al año, pero hacer eso con su saga es tremendamente complicado. Call of Duty se basa en el multijugador, un modo de juego donde está todo cerrado, medido y mil veces testeado, por lo que es relativamente fácil mantener el ritmo de un juego al año y, a su vez, mantener los estándares de calidad.

Assassin’s Creed tiene su núcleo y razón de ser en la historia, que es un modo de juego mucho más impredecible. Mapas muy extensos, muchos personajes en pantalla, muchas líneas de diálogo, etc. Con todo eso, intentar lanzar un juego al año es como caminar por una cuerda floja y aunque los años anteriores han podido sortear las dificultades, este año han tropezado y han caído al abismo.

Asassin’s Creed Unity salió totalmente roto y aún hoy todavía no está arreglado del todo. Sin embargo, ese no era el único juego que Ubisoft lanzaba este año. Para aprovechar el todavía enorme parque de consolas de PS3 y Xbox 360, lanzaron en exclusiva para las consolas de la pasada generación Assassin’s Creed Rogue. La premisa era cojonuda: un asesino que se convierte en templario y mata a todos sus compañeros. Además, para ello iba a usar un gran contexto como era de la Revolución Americana, aprovechando así para explicar por qué narices Aquiles, el mentor de Connor en Assassin’s Creed III, es el único Asesino que queda con vida en las colonias. Al igual que ha pasado con Unity, la premisa era muy buena, pero la ejecución ha sido pésima.

Assassin’s Creed Rogue es un juego sin personalidad, sin ideas propias. Toma como referencia la historia de Assassin’s Creed III pero haciendo uso de la jugabilidad de Assassin’s Creed IV, con su extenso mapa del mundo por el que desplazarse en barco. Esa falta de personalidad también se traslada a la historia. El personaje a través del cual se accede al Animus y a los recuerdos de Shay Cormac, el protagonista, es una especie de empleado de Abstergo. Durante todo el juego, su jefazo no deja de repetir que Shay es el Asesino más importante de la historia, que su historia es vital para comprender a los templarios. Mentiras. Al final la historia de Rogue es muy genérica y la hemos visto en mil películas y juegos diferentes: el protagonista se ve envuelto en un suceso algo turbio por parte de los Asesinos, por lo que decide dejarles. Los Asesinos no le dejan abandonar la organización e intentan matarle. Al despertar, Shay cambia de bando en busca de venganza.

En plano meramente técnico, el modelado y diseño de personajes y escenarios es más que correcto. Las batallas navales siguen como siempre. Si te gustaban las de los anteriores juegos, estas también te gustarán, pero si no es así, huye. No obstante, todos estos aciertos palidecen ante los bugs y fallos. El más evidente es el del doblaje. Ya que mientras que todas las líneas de diálogo principales están en castellano, las de los personajes de la calle están, inexplicablemente, en inglés. Y es un problema cuando hay algún evento del tipo de rescatar a algún ciudadano, ya que las voces que se escuchan, al estar en inglés, hace que sea más difícil discernir si es ruido ambiente o realmente es una línea de diálogo de algún evento.

assassins-creed-rogue-gal3

El control sigue igual que siempre, sin ser todo lo precios que debería ser. Varias veces me he caído intentado trepar por los mástiles de los barcos porque la ejecución de los movimientos no es precisa.

La crítica puede parecer algo más negativa de lo que realmente es. Assassin’s Creed es una saga que llevo jugando desde que salió el primer juego y que siempre ha sabido mantenerme pegado a la pantalla. Aún así, la falta de ideas y las presiones para tener el juego terminado en la fecha estipulada están pasando factura. Nada sorprende, nada es nuevo y los errores se van acumulando juego tras juego. La capacidad de entretener sigue presente, pero queda oculta por todos los defectos del juego.

Assassin's Creed Rogue - Análisis Xbox 360
50%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
100%