avance de the defenders ascensor

Avance de The Defenders

Manu Mora

Llevo mucho tiempo esperando ver a todos los Defensores en acción. Cada una de las series de Netflix tenía una personalidad muy marcada y, desde luego, no era para nada un calco la de anterior. Precisamente por eso quería ver cómo funcionaba todo cuando se juntaban los cuatro elementos de la ciudad.

Daredevil es el más oscuro (y carismático) de todos. Jessica Jones es el «cerebro». Luke Cage es la fuerza bruta y tozuda. Y Iron Fist es el luchador legendario que lleva la trama junto al primero. El estilo violento, detectivesco, negro e inocente de cada uno de ellos empieza pareciendo ser agua y aceite. Pero rápidamente nos vamos a encontrar con que todo encaja perfectamente.avance de the defenders daredevil y jessica jones

Me ha alegrado ver que Netflix no se ha ido por los clichés en esto de juntar héroes. No ha tardado muchos capítulos en hacerlo y, además, no se ha recreado en sus diferencias. Los ha puesto en una situación límite y les ha dado la lógica que cualquier persona en su lugar habría tenido: hay que unirse y juntos lo haremos mejor.

Y es que el enemigo que tienen delante impone solo con mirar. Sigourney Weaver es, desde el minuto uno, la reina de la serie. Su presencia ya nos pone en alerta y su tranquilidad, su forma de llevar las cosas, es simplemente brillante.

Una mala como Kingpin

Tras Kingpin, he de reconocer que los malos de las series de Netflix y Marvel no habían tenido tanto carisma. Sí es cierto que Killgrave era un enemigo a tener en cuenta y al que le coges tirria. Pero Diamondback o Mariah, en Luke Cage, y Bakuto, en Iron Fist, no llegan a ese nivel. Son dignos adversarios, pero para nada imponían o llegaban a ponernos tan nerviosos como nuestra Alexandra.

Precisamente por eso se ve tan necesaria la unión entre todos los defensores para poder hacerle frente. Si Matt ya tuvo problemas para hacerlo con Elektra, Sticks y The Punisher, imaginaos ahora que está «solo» ante el peligro. Lo mismo le pasa a Danny Rand.

Por suerte para todos, tenemos a un nexo de unión muy claro que va a hacer que todos confíen un poco entre ellos. Y es nada más y nada menos que nuestra querida Claire Temple. La pobre ha hecho más horas extras en las series de Netflix que ninguno de ellos.

Todo hace pensar que estamos ante una serie que iguala a la de Daredevil. The defenders consigue mezclar muy bien las diferentes personalidades y puntos fuertes de cada personaje. No le da a ninguno nada que no tenga. Por ejemplo, Jessica no pelea, pero pega fuerte. Es más, ella misma lo dice cuando ve que todos «saben karate».

avance de the defenders alexandra.2

Pero más allá de los «buenos», sin duda alguna la que le pone el toque de clase y de brillantez es Sigourney Weaver. No os puedo decir más. Tenéis que verla para entenderlo. Por desgracia, aún nos queda casi un mes para ello.