El equipo legal de Bethesda pide al juego Fortress Fallout que cambie su nombre

Parece que a Bethesda no le mola nada que toquen sus cosas, llegando a niveles un poco exagerados, como es el caso de esta noticia. La empresa ZeniMax, que posee la compañía Bethesda, ha enviado una orden de cese al desarrollador de Fortress Fallout, un juego para móviles. El motivo es que la palabra Fallout aparece en su título, y claro, esto no puede permitirse, ya que ellos ya poseen una famosa saga con ese nombre. ¿No os parece un poco exagerada su reacción?

Xreal, que es el estudio que se encuentra detrás de Fortress Fallout, ya no podrá utilizar este nombre ni registrar su marca. Al parecer, la carta de ZeniMax era bastante amenazante, diciendo que ya podían quitar la palabra Fallout de su titulo para no interferir con las marcas registradas por ellos. El pequeño equipo Xreal, después de recibir consejo legal, ha decidido abandonar esta marca registrada. El principal motivo es que Bethesda es capaz de llevar el asunto a juicio, ya que pueden permitírselo, pero ellos no.

El desarrollador del juego ha publicado el siguiente vídeo en el que explica mejor la situación y pide a los usuarios que le den ideas para un nuevo nombre. El que va en cabeza es Fortress Outfall (la gente no se ha comido mucho la cabeza).

Esta no es la primera vez que Bethesda lleva a juicio a otra compañía por el título de un juego, ya que en 2011 le enviaron una carta bastante parecida a Notch, el de Mojang, ya que desarrolló un juego llamado Scrolls que, según la compañía, podía interferir con su saga The Elder Scrolls. En el juicio se acordó que Mojang podía conservar el nombre del juego pero no la marca registrada.

Fuente: VG247