Estamos viendo muchos avances en la tecnología, sobre todo con respecto a las últimas tendencias relacionadas con la economía colaborativa, la inteligencia artificial, los juegos de plataformas multijugador MMO e incluso con nuevos métodos de pago y tipos de monedas. Entre tantos cambios este último está revolucionando la manera en la que interactuamos con la tecnología; y es que la popularidad de las nuevas formas de pago, que utilizan criptomonedas, nos ha obligado a desarrollar un sistema que garantice la seguridad de las transacciones que se realizan con ellas. Es así que ha surgido el concepto Blockchain, una base de datos formada por cadenas de bloques que, gracias a ser una cadena que no permite huecos ni duplicados, garantiza la seguridad de las transacciones.

Por otro lado, según un informe económico sobre la industria del videojuego de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), en 2016 cerca de 9000 personas trabajaban directamente para este sector y se convirtió en el 0,11% del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía española, datos muy positivos y que van en aumento año tras año. A continuación, exponemos de qué se trata la tecnología blockchain y su impacto en una industria hoy tan relevante como es la del juego.

Fuente: Pixabay

 

La cadena de bloques en Internet

 

El blockchain o cadena de bloques es una base de datos distribuido que pueden ser generados de manera privada o pública, para las monedas como Bitcoin se utiliza la red pública ya que es dinero digital. Estas cadenas están formadas por una gran base de datos en la que colaboran muchos participantes o “mineros”, según el argot de usuarios de Bitcoin. Estas cadenas de bloques sirven como si de un libro de registro se tratara, en donde todas las transacciones, hechas por los diferentes ordenadores involucrados en el sistema, quedarían registradas. Toda la información almacenada en estas cadenas de bloques quedaría encriptada para que su contenido y remitente sean anónimos mediante una plataforma de peer to peer (P2P) para así formar los bloques que por ejemplo podrían dar lugar a una moneda bitcoin.

Bitcoin: una de las monedas digitales más en boga

Esta criptomoneda, creada en el año 2009 bajo el alias de Satoshi Nakamoto, es utilizada para realizar transacciones sin intermediarios, o sea, sin gobiernos o entidades financieras. Otras ventaja es que estos pagos se hacen de manera anónima, además pagar con bitcoin es fácil y barato ya que no está relacionada con ninguna institución, país o regulación que limite su uso, aunque cada vez más los gobiernos internacionales quieren controlar esta moneda virtual.

Muy útil es una de sus ventajas, mediante la cual, tanto empresas como usuarios dejarían de pagar tarifas adicionales en sus transacciones, quizás es por ello que son muchos los usuarios que prefieren utilizar plataformas de juegos que acepten pagos en bitcoin como BitCasino lo hace, o comprar las vacaciones de verano en el portal de Expedia. Otra de las tendencias, entre los usuarios de esta moneda digital, es comprar bitcoins a modo de inversión, con la esperanza de que aumenten su valor para así venderlos más tarde para obtener beneficio.

Fuente: Pixabay

La incidencia de esta tecnología en la industria del entretenimiento

La industria del videojuego es una de las primeras en experimentar esta novedosa forma de pago, entre otras de sus aplicaciones que irán apareciendo en un futuro muy cercano. Entre sus ventajas destacan la garantía de pagos con más seguridad, anónimos y transparentes, debido a que nadie hace de intermediario, así como transacciones más veloces donde tanto el jugador como el desarrollador podrán aprovecharse de una relación más estrecha y fomentar la dinamización del sector mediante nuevos juegos en formato digital. Cada vez son más las plataformas de juegos y desarrolladores de videojuegos las que apuestan por este tipo de tecnologías entre sus alternativas de pago, convirtiéndose en referentes para su público e incluso para aumentar su audiencia debido a las facilidades dadas.

Es importante conocer bien este tipo de nuevas tecnologías que seguramente puedan cambiar el panorama de la industria de los videojuegos. Mediante la cadena de bloques y monedas como Bitcoin tenemos la alternativa de adquirir nuevos videojuegos de manera directa con sus desarrolladores, así como un pago muy conveniente que cada vez está más al alcance de la industria.