El capítulo especial de Mitsuki ha sido rápido, con buena animación… y extrañamente inconcluso. ¿Sacáis algunas conclusiones de Boruto: Naruto Next Generation 39?

Esperaba una saga. Pero al final, tal y como me comentásteis la semana pasada, ha sido solamente un episodio. Boruto: Naruto Next Generation 39 nos cuenta la historia de Mitsuki de una forma rápida y poco concisa, la verdad.

Un episodio que se sale de la tónica de los anteriores y nos muestra cosas a las que no estamos acostumbrados. Y, al menos en el tema personal, me deja con un sabor de boca algo agridulce y sin entender cosas. A ver qué pensáis vosotros.

Una historia muy, pero que muy corta

La historia del pasado de Mitsuki es muy cortita. Está basada, al igual que la saga de Sarada, en una novela autoconclusiva que cuenta un poco estos acontecimientos. Lo que pasa es que, mientras que hay sagas en las que nos meten capítulos absurdos de relleno, en una en la que queremos que todo quede bien atado avanzan metiendo la directa.

El episodio está lleno de detalles, pequeñas frases y gestos que, cuando lo ves una segunda y tercera vez los vas pillando. Pero todo ocurre de manera muy rápida. Ahora estás aquí, ahora allí y no hay explicación de por medio. Deja mucho a las suposiciones. Y, de pronto, cuando menos te lo esperas, llega el final del capítulo.boruto naruto next generation 39 mitsuki

Esto hace que realmente haga falta echarle un segundo visionado para entenderlo medianamente todo. Sobre todo s, como yo, te quedas embobado mirando a ver qué narices ha pasado.

¿Por qué ponen las fotos de Boruto en el cofre? ¿Qué pretenden con ello? ¿Y quién es el otro Mitsuki? ¿Es un clon sin identidad propia, es un fallo, es una ilusión? ¿Qué es?

El poder de Mitsuki

Lo que sí que ha quedado claro es que Mitsuki es más poderoso de lo que Orochimaru lo fue en su día. Quizás ahora mismo no, pero en comparación, lo llegará a ser. El cambiacuerpos nunca llegó a dominar el modo ermitaño que sí consiguieron Naruto y Kabuto (o la versión rara de Kabuto). Y sin embargo, Mitsuki sí que lo ha logrado. Medio por accidente, pero sí que lo ha logrado.

Esto significa que tiene un gran control del chakra además de una gran capacidad para almacenarlo. Vamos, lo mismo que Naruto en sus buenos días. Ya habíamos visto algo de sus posibilidades, pero no este modo que puede alcanzar. La verdad es que el muchacho promete.boruto naruto next generation 39 mitsuki sennin

Lo que no sabemos es cómo ha adquirido este poder. Si ha sido entrenamiento por parte de Orochimaru (aunque luego lo haya ido olvidando), o si ya lo “creó” con esas habilidades. Esta es la parte más ambigua del capítulo y que no nos deja muy claro cómo empezó todo. Sí, es un ser artificial, pero se saltan a la torera los detalles. Supongo que para no cagarla demasiado…

Un Orochimaru… cambiado

Pero sin duda alguna, el personaje que más intrigado me ha dejado ha sido el propio Orochimaru. Mira que ha sido siempre un tío al que vigilar muy de cerca. Un enemigo potencial que es más convenido que tu primo, el que te pide prestado dinero cada dos por tres y te gorronea la piscina. Pero en este episodio la cosa cambia.

La sensación que da es que realmente quiere a Mitsuki. No quiere fallar, quiere darle entidad propia y que no siga sus órdenes como un clon sin IA. Quiere que sea autónomo, y lucha por ello. Tanto que se le ve afectado por el miedo a fracasar.boruto naruto next generation 39 sanin

¿Qué ha pasado con Orochimaru? ¿Ha cambiado de verdad? ¿Se ha vuelto chocho con la edad? Es algo que me intriga, pero he de decir que le he cogido cariño en este capítulo. A pesar de que sus métodos son un poco jodidos, no le hace daño a Mitsuki. Solo busca darle pensamiento propio. Oye, que igual hasta le abraza de vez en cuando.

Ahora, a ver qué tal le va al equipo 7 en sus misiones.