Cadillacs & Dinosaurs – BitBack

Podría contaros como en muchos otros sitios que Cadillacs & Dinosaurs es una recreativa basada en Xenozoic Tales (cómic que narra una historia que tiene lugar en un futuro apocalíptico en el que humanos y dinosaurios conviven al mismo tiempo) pero no, porque lo que me apetece deciros es que junto con Captain Commando son unos de los juegos de los que mejor recuerdo guardo. Y es que, culpables, hubo una época en la que CAPCOM sabía como tenían que hacerse las cosas.

Como supongo que no soy el único que guarda un gran recuerdo de este juego creo que merece la pena mencionar lo extraño que siempre me ha parecido, y me sigue pareciendo, que jamás se haya llegado a realizar una conversión a consolas. Y es que a pesar del éxito cosechado por este título, que no fue precisamente poco, jamás salió de los salones recreativos. Y no, el juego publicado para Mega CD no cuenta, ya que era un juego totalmente distinto, desarrollado por otra compañía y no estaba basado directamente en el cómic, si no en una pobre serie de animación que sí que estaba basada en el cómic, aunque de una manera bastante abierta.

Como me estoy liando a contaros cosas, me voy a centrar en el propio juego que seguro que es lo que os interesa. Si nos ponemos a analizarlo fríamente podríamos afirmar que estamos ante un juego más sin nada especial, ya que nos encontramos con un beat’em up de la vieja escuela, también conocidos como “yo contra el barrio”. Pero por otro lado es inevitable no tener en cuenta el buen hacer de CAPCOM allá por los 90 con este género tan manido.

Bajo esta premisa nos encontramos con un juego al uso con desplazamiento lateralmente, haciendo uso de nuestros propios puños y cualquier arma que encontremos por nuestro camino, para acabar con todos aquellos insensatos que se nos pongan por delante. Para cumplir nuestro objetivo tendremos a nuestra disposición a cuatro personajes para elegir que, para qué engañarnos, no podrían ser más tópicos. El líder del equipo (cachitas de turno) es el personaje más equilibrado en cuanto a la relación ataque-velocidad. La chica del grupo es la más rápida de todos los personajes pero también la más débil. El personaje de color también es bastante rápido pero con un ataque algo mayor. Y por último tenemos al personaje de aspecto más tosco, que como no podía ser de otro modo es el que tiene mayor potencia de ataque pero es más lento que un coche sin ruedas.

Aunque la mayoría de los enemigos que nos encontraremos serán humanos también tendremos la oportunidad de enfrentarnos a dinosaurios, principal atractivo del juego, aunque en la mayoría de los casos será de manera voluntaria. El tema es que nos encontraremos con distintos dinosaurios durante las pantallas que bien irán a su bola sin meterse con nadie o bien estarán dormidos pasando absolutamente de todo.

Los velociraptor son de los más comunes y son de los que van a su bola sin meterse con nadie, salvo que sean atacados, momento en el que entran en modo cólera y atacarán a todo el que puedan hasta que sean derrotados y se vayan por su propio pie. Los triceratops son una de las especies que aparecerán dormidas y que se pueden despertar a base de golpes, lo cual no les sentará muy bien y embestirán a todo el que se les ponga por delante. Los tyrannosaurus rex también aparecerán dormidos pero os puedo asegurar que no es muy divertido despertarlos ya que son la especie más fuerte de todas las presentes, pueden llegar acabar no sólo con nuestros enemigos, si no también con nuestra partida. Y por último también harán acto de presencia los pteranodon, que gracias a su capacidad de vuelo serán de los más complicados de derrotar.

Además de estos enemigos también nos encontraremos con algún que otro final boss importante que nos sorprenderán al descubrir que en realidad son una abominación híbrida de humano y dinosaurio. A los que hay que sumar unos enemigos inéditos creados ex profeso por CAPCOM para este juego y que nada tienen que ver con el cómic original, por supuesto, estoy hablando de esos enemigos que guardan bastantes similitudes con Blanka, el mítico personaje de Street Fighter II.

Y bueno, muchos dinosaurs pero poco cadillacs de momento, ¿no? Pues aunque estos característicos vehículos harán acto de presencia a modo de cinemática en la tercera fase podremos llegar a manejar uno. De hecho no sólo es que podamos manejarlo, si no que es extremadamente necesario. Esta fase se comienza a pie y se debe realizar una determinada acción para que uno de nuestros compañeros nos traiga el Cadillac, acción que no es obligatoria y que podemos pasar por alto, aunque a riesgo de tener que superar dicha fase a pie, aumentando considerablemente la dificultad de la misma.

Si sois de los que pudisteis ser testigos partícipes de la época dorada de los salones recreativas en nuestras ciudades y barrios seguro que echáis de menos este gran título que, no nos engañemos, devoró masivamente vuestras monedas de “cinco duros”.