El machismo provoca la cancelación de Gaming Ladies

Presiones, amenazas e incluso una propuesta de sabotaje acaban con la cancelación de Gaming Ladies.

En medio de una semana de reivindicación y tolerancia como es la del orgullo, parece mentira que cosas como estas sucedan. Nos referimos a la cancelación de Gaming Ladies. Y no ha sido precisamente porque el evento no tuviese recinto o apoyo. Sino más bien por todo lo contrario.

Pero empecemos por el principio. Gaming Ladies es un evento enfocado a mujeres estudiantes, interesadas o profesionales del mundo del videojuego. Su segunda edición iba a tener lugar en Barcelona el próximo 27 de julio con cuatro charlas impartidas por mujeres. Judit Tur, especialista en localización de videojuegos. Mariona Valls, directora de arte y cofundadora de Mango Protocol. África Curiel, cofundadora de Femdevs y diseñadora narrativa. Y por último Yolanda Serrano, QA en King Barcelona.

El “problema” surge con una anotación que hay al pie del cartel y que es el que levanta ampollas. En él se puede leer la frase evento exclusivo para mujeres.

A partir de aquí, y en muy pocas horas, se montó la de San Quintín en las redes sociales. En algunos casos, se notaba el apoyo o el interés por entender esta exclusividad. Sin embargo, y como suele ocurrir en la mayoría de los casos por redes sociales, la cosa derivó en una locura total.

Amenazas, insultos y boicots

Es evidente que uno podrá estar más o menos de acuerdo con algunos temas y medidas. Podrá gustarte más o menos la iniciativa. Sin embargo, eso no es sinónimo de ir a atacar al evento o a sus organizadoras.

Una de las críticas más recurrentes que se podía leer una y otra vez era la que hacía referencia a la separación por sexos del evento. Muchos no entienden el motivo de este movimiento fundándose en que “si se quiere la igualdad, separar no es el camino”.

Pero, como ya he dicho antes, lo que en una conversación hablada y tranquila se podría llegar a entender o incluso compartir, por Twitter se convierte en una batalla de egos que deriva en insultos y amenazas.

De esta forma, una brecha que podría salvarse con educación, información o un simple intercambio de ideas acabó degenerando en lo peor que puede dar de sí un individuo: un boicot al evento por el mero hecho de “dar por culo”.

Se trata de una propuesta hecha en forocoches, hogar de las mentes más brillantes de nuestro tiempo, que rezaba así:cancelacion de gaming ladies forocoches 1

¿Os acordáis de aquel hilo magnífico en el que pretendían hundir la nota de los juegos en metacritic? Pues esto es algo igual de brillante. Lo único que la diferencia es a quién atacan. Atacan a mujeres que solamente buscan tener un lugar seguro, y no a un cacho de plástico.

Un resultado desalentador

Al final, entre las presiones, amenazas e intentos de boicot que fueron saliendo a lo largo del día, la cosa abanó de la peor manera posible. Se anunció la cancelación de Gaming Ladies.

Parece ser que la propia King ha tenido que cancelar el evento y dejar, por lo tanto, sin espacio a Gaming Ladies. Es lamentable que estas cosas sigan ocurriendo a día de hoy. Se puede entender una cosa o no. Se puede compartir una opinión o no. Pero mientras que no haga daño a nadie, ¿por qué nos empeñamos en atacar lo que no conocemos?

Por suerte, y aunque algunos se alegren de esta cancelación, el evento no se ha eliminado. Hay propuestas para poder sacarlo adelante tanto en Barcelona como en Madrid. Así que esperamos que, por encima de todas estas idioteces e intolerancias, al final pueda hacerse.

Porque, indepenientemente del sexo que seas, de la orientación que tengas, de tus gustos, de tu forma de ser o de tus creencias, alegrarte por la cancelación de un evento que intenta ayudar y que no hace daño a nadie no es una expresión de inteligencia ni supremacía. Sino más bien de tu inutilidad como ser humano.