Tras una semana sin episodio, volvemos con nuestra cazadora de cartas en un capítulo insípido. Nuevo opening y nuevo ending en Card Captor Sakura: Clear Card 13. Pero poco más.

Uno se podría haber esperado que tras una semana de parón, la cosa hubiese avanzado un poco más. Pero la verdad es que no lo ha hecho. Card Captor Sakura: Clear Card 13 es un episodio lleno de ñoñerías y completamente vacío de trama principal.

Eso sí. Al menos nos han regalado un nuevo opening (más soso que el primero) y un ending que nos destripan parte de lo que viene a continuación. Y que confirman las sospechas que teníamos de todo esto.

Los spoilers del opening

No es ninguna sorpresa que los japoneses son amantes del spoiler. Desde meses antes ya sabíamos cuándo se iba a transformar Goku con su Ultra Instinto. Y los avances de los siguientes capítulos suelen ser más de lo mismo.

En esta ocasión lo que ha hecho spoilers es el nuevo opening que hemos visto en el capítulo de esta semana. Mira que a veces suelen ser sutiles o estar escondidos. Pero en esta ocasión no ha sido nada de eso.

Hemos visto al trío lalalá que confirma algunas de las sospechas que teníamos al respecto. Y hemos visto, quizás, más cosas de las que querríamos. Pero desde luego, más de las que han aparecido en el episodio semanal, que ha sido nada.card captor sakura clear card 13 openingSi ya teníamos moscas detrás de la oreja sobre Akiho, ahora son aún más fundamentadas. La amiga de Sakura tiene pinta de ser algo similar a nuestra cazadora de cartas. Una bruja con mucho poder y, cómo no, sus dos ayudantes. En esta ocasión el mayordomo y ahora el conejito. Habrá que ver cómo se transforma este en guardián completo porque… bueno. Es un conejo.

Pero sea como sea, mi principal teoría sigue siendo que ella es la creadora o dueña legítima de las nuevas cartas transparentes y que, por algún motivo, anulan a las de Sakura.

Trama nula

Por desgracia para nuestras ansias de saber, la cosa no es que haya avanzando mucho. Hemos visto a Mei Ling hacer… bueno, muchas cosas. Hacer amigos, pelearse con Kero, ayudar a Sakura a hacer la cena, cotillear, fantasear, secarse el pelo, y convertirse en medio gatita.

Sí. Quitando esto último, la cosa es lo que os he descrito. Un día de Sakura con su amiga Mei Ling. Sin magia, sin trucos y sin trama. Tan solo al final del episodio (y cuando digo final me refiero a los úlimos dos minutos) hemos visto algo que nos encadenará con el futuro del anime.

Al parecer, Akiho está recuperando sus poderes (o despertándolos). Y esto está haciendo que su libro se vaya haciendo realidad por algún motivo o por otro. Y eso afecta a Sakura directamente. ¿Por qué? Pues quizás porque Sakura está recogiendo las cartas nuevas. Quién sabe.

Han aparecido muchas preguntas de golpe. Y no es que no quiera saber de la vida perfecta de Sakura. Adoro a esta niña. Pero el capítulo podía haber sido un poco más… distinto. Meternos algo nuevo, un poco de misterio de por medio. No solamente este toque final.

No será el episodio que pase a la historia del anime, desde luego. Pero por lo menos hemos vuelto a tener ración de Sakura. A ver qué tal esta segunda temporada.