Code Name S.T.E.A.M. - Análisis Nintendo 3DS

Los juegos tácticos por turnos no son precisamente los que más abundan por estos lares occidentales, sin embargo, algunos títulos, como Code Name S.T.E.A.M. consiguen llegar, y lo hacen con un gran planteamiento y, en este caso, con una nueva forma de interpretar los turnos.

Pero vamos a empezar por el principio. ¿Qué es Code Name S.T.E.A.M.? Pues, ni más ni menos, que la nueva creación de Intelligent System donde nos plantean un juego de estrategia por turnos y con toques de rol y de shooter a la vez. Si te pensabas que esta era una mezcla rara, espera a seguir leyendo porque no es la única que nos vamos a encontrar en el juego. Situados de inicio en una Londres en plena revolución industrial, nuestro objetivo será eliminar alienígenas (sí, alienígenas) que han venido a secuestrar a la reina (sí, a la reina). O al menos eso es lo primero que han intentado. Gracias al apoyo de un Abraham Lincoln y su equipo de élite, STEAM, tendremos que descubrir el misterio que se esconde detrás de esta invasión.

Intelligent Systems ha querido con Code Name S.T.E.A.M. romper un poco con lo que suele hacer y mostrarnos otro concepto de estrategia por turnos, y la verdad es que lo han conseguido, y con muy buena nota. Casi todos los elementos de un juego de este género están en el título de alguna u otra manera, pero habrá otros que aparecen y otros que desaparecen para darle ese toque único y personal.

Se mantienen los distintos personajes, pero se eliminan las clases. Me explico. Cada protagonista de la historia tendrá un arma y una habilidad única que podrá usar una vez por acto, sin embargo, su rol dentro de la batalla vendrá dado por la combinación de armas que le equipemos. Si queremos que sea un curandero, le equiparemos las armas de curación como secundarias y si queremos que sea un tanque, lo que le daremos será algo que le permita hacer ataques de guardia potentes. De esta forma podremos probar distintas combinaciones entre las habilidades propias de cada personaje y las armas secundarias para dar con nuestra “clase” perfecta.

Aquí he de añadir que hay cuatro excepciones, y son los personajes desbloqueables con los amiibo, que son Marth, Lucina, Ike y el avatar (Daraen) de Fire Emblem Awakening. Estos personajes, a diferencia del resto, no son tan personalizables y aunque son cucos y monos, la verdad es que no pegan dentro del juego, más que nada por estética. Además, no les he encontrado tanta utilidad, al menos a los de espada.

Sin embargo, esto juega un poco en contra de nuestro equipo ya que, si bien cada uno tiene una personalidad bastante curiosa, no destacan entre ellos, y al no haber estas clases que los diferencien como tal, se echa un poco de menos algo más pronunciado.

code name steam amiibo

Pero sigamos con el juego en sí. También se mantienen, cómo no, los turnos. Primero todos los personajes de nuestro equipo, y luego los personajes del enemigo. Sin embargo, a la hora de llevar a cabo estos movimientos hay una cosa que cambia y que es sumamente importante: el mapa. Este elemento desaparece completamente del juego y no tendremos a nuestra disposición ninguna cosa parecida.

Esto es porque solamente seremos capaces de ver aquello que vean nuestros personajes y poco más por lo que si hay un enemigo detrás de una pared no lo veremos, ni cuando nos toque a nosotros ni cuando les toque a ellos. Y esto le da un componente de estrategia muy importante, sobre todo con la aparición de los ataques de guardia.

Nuestras acciones vendrán determinadas por vapor que almacenamos en nuestras calderas, así a modo caja de los Caballeros del Zodiaco con sus armaduras. Si nos guardamos suficiente vapor como para hacer un disparo con un arma que lo permita, cuando un enemigo entre en nuestro rango de visión, le atacaremos antes de que él lo haga. Evidentemente, ellos harán lo mismo, así que hay que tener mucho cuidado al doblar esquinas e intentar situar refuerzos que permitan visualizar la zona y asegurarla antes de pasar a la acción.

El hecho de que no haya mapa y de que los enemigos no se vean si no los tenemos en línea de visión, es realmente interesante, y hará que nos quedemos todo el turno de nuestro oponente pendientes de los posibles movimientos entre líneas. Cada elemento del mapa es importante, ya sean lámparas, barriles, bancos, sillas, árboles o nuestros propios aliados (hay fuego amigo), ya que cualquier cosa puede librarnos de un disparo enemigo, o de que nos hagan un ataque de guardia.

codename steam

Además, cada vez que alguno de los personajes vea algo nos avisará con un “te crees que no te he visto” o “te cacé” y pasaremos a ver lo que él ve. Y de la misma forma, si alguien nos ve (aunque estemos lejos de su rango de disparo), nos lo harán saber con alguna frase simpática. Eso sí, tened por seguro que en cuanto nos vean vendrán a por nosotros, y no de frente, precisamente. Los muy hijos de aliens tienden trampas y emboscadas.

Y ése es otro punto a favor del juego: la dificultad. No vamos a decir que sea un Dark Souls, ni mucho menos, pero comparado con Fire Emblem, por ejemplo, sí que hay que decir que tenemos algo de un nivel superior, sobre todo porque las habilidades y las armas hay que aprender a usarlas y a situarse bien, ya que eso de no ver a los enemigos es algo a lo que no estamos acostumbrados. Además, el elemento shooter entra en acción a la hora de “apuntar”, ya que no será igual golpear al enemigo en la cabeza, que en la pata o en su punto débil. No hace falta ser rápido, pero sí intentar disparar antes de que nos vean, por si tienen ataques de guardia.

Es importante señalar que se puede jugar en cualquier Nintendo 3DS o 2DS, sin embargo, el hecho de necesitar un control de cámara preciso, hace muy necesario el stick C de la New 3DS. Si no, podréis usar la pantalla táctil que intenta emularlo, pero no nos engañemos. No es lo mismo.

En las fases habrá una serie de elementos a recolectar, como por ejemplo monedas, para desbloquear armas, engranajes, para investigar calderas que den más vapor, o elementos que nos curen, nos den consejo o nos carguen las pilas. Si no los conseguimos a la primera, no os preocupéis porque podremos volver a hacer las misiones las veces que queramos, incluso con retos para que nos den más recompensas.

Además de este sumidero de logros y retos, también tendremos, cómo no, el modo competitivo multijugador, que traerá diversas formas, tanto en forma de batalla normal uno contra uno, o en la que habrá que cumplir determinadas condiciones, como conseguir dinero, no sufrir heridas o demás.

Lo bueno de este modo es que todo lo que consigamos nos va a valer para el modo historia pero, sobre todo y ante todo, que lo que vamos a tener es una inteligencia de las de verdad detrás de los enemigos, por lo que ahora será más duro y más interesante jugar. Estrategias, trampas, señuelos y un largo etcétera de elementos son ahora mucho más importantes que a la hora de luchar contra los aliens… sin desprestigiarlos, claro.

Por último, y pasando un poco al apartado técnico, decir que, desde luego, la personalidad de Code Name S.T.E.A.M. es innegable. Estilo cómic con toques de steam punk, más mucho sentido del humor y una banda sonora que le pega, pero no engancha, le dan ese ambiente tan único que solamente rompen los personajes de Fire Emblem. Bueno, y eso de que Abraham Lincoln y la reina hagan equipo para darle de leches a los aliens y la presencia de extraterrestres en escena también es gracioso.

Eso sí, a veces tendremos la sensación de que alguna idea de Bioshock anda por aqí suelta, sobre todo en las letras y carteles, pero tampoco es nada excesivamente descarado, sobre todo porque compararlos es como decir que Rita, la cantaora y tú, os parecéis en el blanco de los ojos.