¿Tu Joy-Con falla más que una escopetilla de feria? Puede que este sencillo método te sirva para arreglar el Joy-Con izquierdo sin tener que abrirlo ni enviarlo al SAT de Nintendo.

Últimamente he notado que mis dos Joy-Con izquierdos tienen un problema. De vez en cuando se les va la pinza y mi personaje se desplaza hacia arriba sin poder detenerlo. No es algo constante, sino intermitente y, como podrás imaginar, me fastidia mi partida. He estado investigando por la web y parece que se puede arreglar el Joy-Con izquierdo sin tener que abrirlo.

arreglar joy-con derecho

Ahí es donde tenéis que limpiar a fondo.

El método, según se puede ver en multitud de vídeos de YouTube, es bastante sencillo de poner en práctica. Para ello tan solo necesitaremos un bastoncillo de algodón, algo de alcohol y un destornillador pequeñito o algo con un filo plano y delgado.

Una vez que tengamos esas tres cosas, tendremos que mojar el bastoncillo en alcohol y, con cuidado y con el destornillador, procederemos a levantar la capita de goma blanda que hay bajo la seta del Joy-Con. Al levantarla veréis como una pieza blanca. Según los entendidos es ahí donde se acumula suciedad que hace que el mando funcione mal, por lo que deberéis frotar en esas partes con el bastoncillo humedecido.

LEER MÁS:  Al fin tenemos la fecha del early acces de Mount & Blade II: Bannerlord

Una vez hayáis limpiado el mando, podréis acceder a las opciones de la consola para proceder a realizar un calibrado, de modo que todo se quede PERFECT. También podéis actualizar vuestros Joy-Con, si es que hace mucho que no lo hacéis.

Si esto no os funciona -suele hacerlo- hay otras soluciones, como desmontar el mando y cambiarle la palanca -algo tedioso y no apto para todo el mundo- y, si tienes suerte y paciencia, puedes enviar tu Joy-Con a Nintendo para que te lo reparen, si está en garantía.