Cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio (y los de Xbox 360)

Se ha relevado las características completas de la nueva consola de Microsoft. Project Scorpio será compatible con Xbox One y Xbox 360, pero ¿cómo mejoran sus juegos en la nueva consola?

La nueva Xbox ya no es un secreto para nadie. Al menos en lo que a su hardware se refiere. Project Scorpio ha revelado, de manos de Digital Foundry, las especificaciones completas de la consola, pero ¿qué pasa con los juegos? Pues lo único que se sabe a ciencia cierta, a la espera de conocer el futuro catálogo de la consola, es que es compatible con los juegos ya existentes. Os contamos cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio. Cinco son las formas.

Project Scorpio es compatible con el cien por cien de los juegos de Xbox One. Es una característica que se conocía de ante mano. Por supuesto, también lo será para el catálogo de juegos de Xbox 360 que ya se puede jugar en One. Según los diseñadores de la nueva Xbox, la biblioteca de videojuegos existente se ejecutará de forma más suave, lucirá mejor y cargará mucho más rápido. Suena bien, ¿no?

Lograr la compatibilidad y mejorar los juegos ya existentes es muy complicado. El mejor ejemplo lo tenemos en PlayStation 4 Pro. ¿Cuántos videojuegos “antiguos” se han resentido en la nueva consola supuestamente más potente? Los ingenieros de Microsoft, según explica Digital Foundry, han diseñado todo desde cero para poder lograrlo. Sony pinta bonitos sus juegos en PS4 Pro, Project Scorpio busca la forma técnica de ejecutar mejor sus juegos.

“Para diseñar la compatibilidad, hay dos opciones a elegir desde el punto de vista del rendimiento”, explica Andrew Goossen, técnico de Microsoft. “Una de ellas es diseñar el hardware para emular el rendimiento de la original lo máximo posible. La otras es dar toda la potencia posible y tratar de solucionar los problemas que vayamos encontrando”.

Cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio

El primer punto que Goossen describe es el que ha utilizado Sony con PlayStation 4 Pro. Para ello, la compañía japonesa creó un reflejo de la GPU original con el doble de potencia. Así se asegura la compatibilidad con tan solo ‘apagar’ la mitad de potencia del chip gráfico. Lo que conlleva a que los juegos de PlayStation 4 no aprovechen al cien por cien la capacidad de la consola más potente.

Microsoft ha escogido una camino más complicado, pero que de salir bien, ofrecerá mejores resultados. Project Scorpio es una versión de la arquitectura de Xbox One a lo bruto. En teoría, la potencia de la consola estará disponible al completo cuando se juegue a juegos actuales de One.

¿Quieres saber cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio? Estas son las cinco técnicas usadas:

Rendimiento más suave y sin screen-tearing

Los juegos actuales que tienen problemas para conservar una tasa de FPS estables, no tendrán esa dificultad en Scorpio. No se trata de que un juego a 30 frames por segundo de repente funcione a 60, no. Cada título tiene su programación creada y no será modificada. Sin embargo, no existirán caídas en ningún momento. Microsoft se ha asegurado de que eso no ocurra gracias a los seis teraflops de potencia de la nueva máquina.

Máxima resolución posible

Es popular en los videojuegos de consolas que los desarrolles utilicen una resolución dinámica. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuando un juego corre peligro de perder la estabilidad, reduce su resolución con el fin de mantenerla. Esta técnica se ha utilizado en juegos como Doom, Halo 5, The Division o Gears of War 4.

Con Project Scorpio, Microsoft asegura que no va a volver a pasar esto. No aumentarán milagrosamente a 4K la resolución, pero no perderán la suya en ningún momento. El juego funcionará estable en la resolución que fue programado.

Microsoft afirma a la web que ha mostrado todos los datos que espera que un juego que no supere los 900p sea capaz de ejecutarse sin problemas a 1080p nativos. Ponen un ejemplo al que están deseando meter mano: The Witcher 3.

the witcher 3 ansel nvidia

Mejoras en el filtrado de texturas

Una de las diferencias gráficas principales entre los juegos de PC y los de consolas se encuentra en el filtro utilizado en las texturas. En ordenador, el filtrado anisotrópico 16x hace la simple diferencia con el 4x usado en Xbox One y PS4. Todos los juegos que se ejecutan en Scorpio usarán el filtrado anisotrópico completo, es decir, los juegos de One darán el salto a los 16x. Y los de 360.

Cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio, el GameDVR también lo hace

Aunque los videojuegos actuales de One no parece, por lo que comenta Microsoft, que vayan a pasar de los 1080p. Las capturas realizadas en el nuevo GameDVR de Scorpio sí que podrán realizarse a 4K y 60 FPS.

Los títulos podrán ser capturados con la técnica de pantalla retroactiva que permitirá una mayor calidad de imagen. Microsoft ofrecerá el mismo ancho de banda a una captura de un juego a 1080p que si fuera 4K, por lo que promete una gran calidad. Esperemos que también mejore en tiempos de grabación y no se limite a 5 minutos.

Halo-5-guardians

 

Cómo mejoran los juegos de Xbox One en Project Scorpio con una carga más rápida

Hay títulos que comienzan a ser desesperante en sus pantallas de carga. ¿Alguien ha dicho Final Fantasy XV o Battlefield 1? Los ingenieros de Redmond prometen que los juegos de One mejorarán, y mucho, su proceso de carga.

Los archivos se encuentran en la mayor parte del tiempo comprimidos. Esto requiere que la CPU tenga que realizar un trabajo extra para descomprimir los paquetes. Con la frecuencia adicional en los núcleos del procesador se logra rebajar esta espera.

Además, Microsoft también ha mejorada la velocidad de transferencia del disco duro. La compañía ha prometido un aumento del 50 por ciento a los estudios desarrolladores. En realidad esta mejora es para ayudar a la carga de texturas 4K, pero los juegos de One y de 360 podrán aprovecharla para cargar sus fases mucho más rápido.

El aumento de RAM, de 5 a 8 GB en la parte reservada al gameplay, será también un punto a favor. Los juegos de One están diseñados para utilizar la memoria de 5 GB de la actual consola, por lo que encontrarse con 8 de repente es todo una ventaja.