BitBack: Saltando y muriendo en el Crash Bandicoot de PlayStation

Con la llegada de la trilogía, recordamos el primer Crash Bandicoot de PlayStation. El vídeojuego de Naughty Dog es uno de los mejores plataformas de todos los tiempos.

En 1996 Naughty Dog sacó en “la Pley” un videojuego que a muchos nos enamoró. Se trata del Crash Bandicoot de PlayStation, videojuego de plataformas difícil, algunas veces algo “joputer” pero adorable.

En Crash Bandicoot poca historia hay. Nada más ver la pantalla de presentación del juegovídeo ya estamos jugando. A un lado quedan las largas cinemáticas y narrativa que tanto aman algunos gurús youtuberos. Aquí se trata de jugar, jugar y más jugar.

Naughty Dog creó un plataformas muy sólido y, ¿ya he dicho lo de difícil? Había enemigos por los escenarios puestos de forma muy vil. Pero lo más “cabroner” es el no poder guardar partida en cada nivel. Para poder guardar nuestra partida en la Memory Card, teníamos que completar las fases al 100% o pasarnos los bonus. Lo bueno es que además de guardar la partida, también nos recompensaban con una contraseña. Contraseña que podíamos compartir con los amigotes y viceversa por si estábamos atascados en algún nivel.

Lo que complicaba mucho las cosas del Crash Bandicoot de PlayStation era el control. El control de Crash no era muy fino. Más de una vez moriremos intentando saltar a un sitio o esquivando un palo con pinchos. Aquí quiero recordar el malévolo nivel del puente. He visto a gente pasárselo rápidamente saltando de tabla en tabla, pero para hacer eso antes habremos perdido muchas vidas y dignidad. Una salvajada de nivel.

GRaficazorls

Cuando recordamos un videojuego de PlayStation, la nostalgia hace maravillas. No recordamos esos poligonazos que presentaban los personajes o los controles pésimos. Resident Evil, Silent Hill, Tenchu (BITBACK aquí), Metal Gear Solid… son grandes juegos, pero han envejecido muy mal. Crash es más de lo mismo, pero en comparación aguanta más el paso de los años.

Crash, enemigos y escenarios tienen polígonos que nos podrían sacar un ojo, pero personalmente pienso que ha envejecido bien. Encima, vale que el control no es lo mejor, pero está lejos de los desastres de otros juegos que son grandes clásicos.

Conclusión

En definitiva, Crash Bandicoot es un videojuego al que debéis jugar. Ahora con la llegada de Crash N Sane Trilogy no hay excusa, pues el locuelo personaje llega con un aspecto renovado conservando toda su jugabilidad. Encima tenéis Crash 2 y 3. Si lo que queréis es jugar al Crash poligonero, tenéis el videojuego disponible en PlayStation, PlayStation 3 y PS Vita.