Ethan vuelve para poner las cosas aún más chungas (si se puede). Y la verdad es que consigue que esta Misión: Imposible – Fallout nos tenga pegados a la butaca durante todo el tiempo.

Con buen ritmo, con mucha acción y con esos giros sobre giros y más giros que se suelen traer los espías entre manos. Así es la nueva película de Ethan y sus amigos. Sí, posiblemente más de lo mismo. Pero ¿qué queréis? Es Misión: Imposible. Es lo que le pedimos. Y la verdad es que, en términos generales, cumple todo lo que promete. Dentro crítica de Misión: Imposible – Fallout.

Vamos a por una nueva misión

Pues aquí estamos de nuevo. Ethan y su equipo se enfrentan a una nueva misión. Y para variar, no será algo fácil de superar. Que si bombas nucleares, que si ataques terroristas, que si chicos malotes… Lo de siempre en la vida de este hombrecillo.

Sin embargo, en esta ocasión entra en juego un factor bastante importante. El pasado. Pero no ese tipo de pasado que se desvela a mitad de la película y que resulta que no lo conocíamos hasta hoy. No. Se trata de ese pasado de Ethan que todos conocemos. Ese que le hemos visto vivir desde la primera de sus películas y que, mira tú por donde, decide volver hoy al escenario a hacerle la vida un poco más imposible.

Ese es uno de los puntos fuertes de la película. Ojo. No se trata de algo excesivamente sorprendente ni nada que no se haya hecho ya. Pero sí que es cierto que toma muchos elementos de las anteriores aventuras del espía y su equipo para darle un toque más épico al asunto. Y lo logra.

Hay realmente buenos momentos que nos hacen recordar que somos más viejos de lo que pensamos. Pero bueno. Han sido momentos interesantes. No nos quejemos por la edad (por ahora).

Un bigote que sienta muy bien

Bajo mi punto de vista (al fin y al cabo esto es una crítica), hay dos elementos bien diferenciados en Misión: Imposible – Fallout. Está el nuevo y el viejo. Y ambos tienen sus pros y sus contras, aunque uno gana sobre el otro.

Por un lado tenemos a Tom Cruise. Un Tom Cruise que si bien no parece que se resienta demasiado en las escenas de acción, es cierto que ha perdido la frescura de las primeras películas. Que han pasado más de veinte años desde que lo vimos en la primera de las películas de los espías. Y los años pasan factura.

Como os digo, no es que desentone en exceso este espía. Se mantiene en forma, tiene buenos momentos de acción y su cara es la que le da vida al asunto. Pero por desgracia, el carisma de Ethan se está diluyendo. Quizás son muchas las películas que lleva sobre sus espaldas. A lo mejor es que ya queda poco que contar de él. Sea como sea, no es, ni de lejos, el mejor personaje que vamos a ver en esta misión.critica de mision imposible fallout henry cavill

En el otro lado está Henry Cavill. El nuevo espía le mete un soplo de aire fresco tremendo a la saga. Su bigote (muy conocido por su “interferencia” en la película de Liga de la Justicia) consigue darle ese toque refrescante que Tom Cruise e Ethan no consiguen darle.

Es expresivo (bastante más que en Superman), y aunque se le ve venir desde lejos, es bastante interesante ver su evolución. Es un personaje más trabajado (al fin y al cabo es el nuevo) y consigue meter esa pizca de intriga y misterio que hacía falta.

Posiblemente no pase a la posteridad como el mejor espía de todos los tiempos. Pero desde luego deja claro que si bien Ethan no está mal, va siendo hora de que lo jubilen un poco y nos cuenten otra historia.

Acción a raudales

Misión: Imposible es acción. De eso no cabe duda. No se trata de un espía moderado ni políticamente correcto. Más bien es todo lo contrario. Por eso disfrutamos (y mucho) con todas las escenas de acción que hay en la película.

Hay que admitir que el ritmo y la intensidad que tienen consigue mantenerte enganchado durante casi todo el tiempo. Hay momentos muy épicos y muy bien llevados que consiguen mantener la tensión desde el minuto uno. Persecuciones, peleas, helicópteros haciendo locuras, montañas, ríos, discotecas, baños públicos. Cualquier sitio es bueno para conseguir una buena escena de acción.

En este sentido tanto Tom como Henry se lucen bastante bien. Mención especial a la pelea cuerpo a cuerpo en los baños de la discoteca. Aún me duelen las hostias que se dieron allí entre los actores.

Sin embargo, si bien es cierto que durante casi toda la película la tensión y el ritmo van creciendo, hay un punto en determinado momento del final que eso se pierde.

He de admitir que las últimas escenas se exceden un poco (a mi gusto) en duración y vueltas de tuerca. Nada peligroso ni que te saque de la película, tranquilos. Pero sí que parece que rompe el buen hacer del resto.

Conclusiones de la crítica de Misión: Imposible – Fallout

La nueva película de Misión: Imposible cumple con todo lo que se le pide. Lo dije al principio y me reitero. No sé si será la mejor de todas o una de las mejores. Pero desde luego consigue entretener y dejarnos un buen sabor de boca.

Lo que más se nota, sin que llegue a ser un estorbo, es que a Tom Cruise le va haciendo falta un relevo. No por él en sí, sino por el personaje. Hay muy poco que contar ya de Ethan. Ya hemos visto su vida, su evolución y ahora su pasado. Demasiado lo hemos explotado ya, sinceramente. Y va tocando un relevo, si es que quieren darle más continuidad a esta saga. Pero igual que es difícil ver un Uncharted sin Nathan Drake ¿será posible una Misión: Imposible sin Ethan?