En el manga de Dragon Ball Super 38 las cosas van todavía más rápidas. Kale, la Super Saiyan Legendaria, se descontrola y empieza a eliminar rivales a lo loco.

En el pasado número 37 de Dragon Ball Super, Kale se transformaba y empezaba el espectáculo. Un Super Saiyan Legendario es peligroso, y más cuando se descontrola. Algo que en el manga de Dragon Ball Super 38 el Universo 6 pagará muy caro.

Al igual que el resto de capítulos del Torneo de Poder, el manga va muy rápido. Demasiado. Tanto que los personajes son eliminados con un solo golpe. Pero lo que más llama la atención son las diferencias. Son muchísimas.

Crítica del manga de Dragon Ball Super 38

Kale en el anime destroza el ring, y en el manga hace más de lo mismo.

Hay personajes que en el anime tienen mucho protagonismo. Se cuentan sus historias, sus motivaciones y vemos incluso su personalidad. Pero en el manga es diferente. Aquí Toyotaro está haciendo lo que le da la real gana, y aunque sigue el mismo camino, las cosas cambian.

Por ejemplo, si comparamos con el anime, Son Goku y Jiren ya tendrían que haberse enfrentado. Pero nanai. Solo se han dado unos pocos golpes (junto a Hit).

La principal diferencia es Kale. La saiyan del Universo 6 se descontrola y ella sola se hace con varios universos. Aquí es donde vemos que muchos personajes, con historia en el anime, son derrotados y pasan con mucha pena por el torneo.

Los problemas de un Super Saiyan Legendario

Tener a Kale es bueno, pero Vados en Dragon Ball Super 37 ya avisó a Champa. Y parece que el ángel tenía razón. Kale, una vez terminado con muchos rivales, empieza el ataque a los integrantes de su propio universo.

Consiguen frenarla a tiempo, pero los del Universo 11 (grupo de Jiren y Toppo) se meten por en medio. Aquí vemos otro de los problemas del Super Saiyan Legandario (y que me da en toda la nariz que veremos contra Broly en la película).

Kale tiene una fuerza inmensa, pero no la sabe controlar, es por eso que hasta su propio poder la puede destruir. Contra cinco rivales del Universo 11 es cuando empieza a tener problemas, pues no sirve de nada atacar a lo loco sin una estrategia en la cabeza. Algo que sabe muy bien Vegeta y cualquier saiyan con mucha experiencia de combate.

Crítica del manga de Dragon Ball Super 38

Este luchador en el anime es derrotado por Gohan. Incluso cuentan una pequeña historia de su familia, pero en el manga no hay ni rastro. No aparece ni su carismática técnica.

Una fusión necesaria

Con una Kale descontrolada recibiendo una paliza, el Universo 6 utiliza su arma secreta: los Pothala.

Al igual que en el anime, Kale y Caulifla se fusionan para dar vida a Kefla. Personaje molón donde los haya, Kefla hace que el Super Saiyan Legendario pase a estar en un estado de control, aumentando su poder sin parar.

Esto es algo que en anime no vemos, pues Kale, antes de fusionarse, consigue ser Super Saiyan Legendario y controlar su furia. En el manga no. En el manga es necesario fusionarse para tener el control.

Kefla inmediatamente, con toda su chulería, se pone manos a la obra y elimina a varios integrantes del Universo 11. La sorpresa la tenemos al final. En un giro de los acontecimientos… ¡ES SON GOHAN EL QUE PRETENDE HACERLE FRENTE!

¿Será esta la pelea tan deseada que no hemos visto en el anime? ¿Por qué en el manga sí y en el anime no? ¿Tanto odia Toriyama a Son Gohan? ¿Es que no piensan en mi compañero Manu?

A todo eso, el Migatte no Gokui… ¿para cuándo?

logo son goku

¡Visita SonGoku.es y encuentra toda la información sobre Dragon Ball!

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of