Crítica de Dragon Ball Super 118, adiós

Momento emotivo donde los haya. Dragon Ball Super 118 nos vuelve a poner los puntos sobres las íes de este Torneo de Poder… y sobre lo temible que puede ser Zenos.

Pese a guardarse un par de secretos bajo la manga, Dragon Ball Super 118 ha servido para lo que ya veníamos diciendo. Ha roto el climax que nos había dejado la pelea de Goku y Kefla. Pero lo ha hecho a base de tocarnos la patata y de darnos donde más duele.

A partir de ahora nos espera un nuevo aumento de tensión de aquí a la próxima batalla en la que se libere la nueva forma de Goku… o de Vegeta.

Las últimas bazas de los universos 2 y 6

Con tanta batalla de por medio habíamos perdido un poco la cuenta de cómo estaban las cosas. Los universos han ido perdiendo guerreros uno detrás de otro y, desde que cayeron los primeros, no habíamos tenido recuento. Más o menos.

Sin embargo, tras la semana pasada, lo que sí quedaba claro era que al menos un par de ellos iban a desaparecer hoy. No hay más que leerse el título del capítulo. Si eso no lo deja claro, no sé qué es lo que lo dejará.

Pero tampoco hacía falta ser muy listo para intuirlo. Goku peleando contra los tres últimos guerrtos del universo 2 y Piccolo y Gohan contra los dos últimos del universo 6. Agua y en botella.critica de dragon ball super 118

Sin embargo he de decir que me esperaba algo más “cutrecillo” en cuanto a batalla. Los combates entre Goku y Kefla y los androides y las Pretty Cure estas del universo 2, el listón estaba muy alto. Y no, no lo han superado. Pero ha estado interesante ver cómo, otra vez, han recuperado técnicas del pasado para refrescarnos la memoria.

Además, ha habido un par de momentos clave. Sobre todo en la pelea entre los universos 6 y 7. Por lo menos, hemos visto pelear en serioa Gohan por primera vez (ya era hora). Por no hablar del momento “pues hoy te protejo yo”.Que ya estamos un poquito hartos de ver siempre la escena contraria. Y también hemos recordado esos momentos de Dragon Ball Z gracias a la aparición de “dios” y Nil.

Como siempre, Dragon Ball tirando un poco de nostalgia para darnos ese toque de sorpresa durante el episodio.

Una triste despedida

La banda sonora de la serie ha ido aumentando de calidad con los últimos episodios. Las escenas de combate y de trama han recibido nuevas melodías muy pero que muy buenas. Pero la del final del capítulo ha tocado la patata. Y tampoco es que fuese nueva.

Quizás es simplemente por las despedidas que hemos visto. Quizás por el propio Bills y Champa. O quizás incluso por Vegeta. Quién sabe. La cosa es que ha tocado la moral. Igual que cuando desaparecieron los otros universos que se fueron a tomar por saco.

Nuevamente ha sido el gran Sacerdote el que “ha dado la orden” de hacer desaparecer esos universos. Y otra vez se pone en nuestro punto de mira como, al principio, se comentó. ¿Será él realmente el malo de todo esto o solamente es un acatador de órdenes de Zen-chan que le ayuda a seguir su camino?

critica de dragon ball super 118 bills

Sea como sea, lo que ha hecho va a tener consecuencias. Y no solamente en Bills. También en los participantes del universo 7. Han desaparecido Hit, Califa, Kale y Cabba, entre otros. Los conocemos ya desde hace tiempo, y se habían convertido en parte de la serie. Ahora ya no están… a menos que Vegeta pueda cumplir su palabra.

Y desde luego parece dispuesto a ello. Su última frase es muy reveladora. Sigo pensando que será el motivo principal por el que saque, si lo saca, su Ultra Instinto. El mantener la promesa de Cabba para que puedan ir juntos a ese planeta Saiyan del que habla.

Y en las sombras…

Pero más allá de toda esta bajada de tensión, hay muchas más cosas en las que fijarse. Para empezar, que no han aparecido por ningún sitio los del universo 11. Hoy nos hemos olvidado de Jiren y los demás.

Pero por otro que hay personajes que siguen escondidos a la espera de su oportunidad. El más claro es Freezer. Sigue queriendo que Goku y los demás ganen. ¿Será para conseguir el deseo de las Super Dragon Ball? Y si lo es ¿para qué lo querrá?

critica de dragon ball super 118 vegeta

Pero el otro es el misterio de Quitela y su universo 4. Misterio que veremos resuelto la semana que viene y que, parece, pondrá en jaque a todo el universo 7. Alguno de los nuestros creo que va a caer. Y sigo apostando por uno de los androides (A18) o Piccolo.

Se desarrolle como se desarrolle, la cosa irá creciendo de nuevo poco a poco. Quedan 13 minutos, y si los cálculos no son erróneos, apenas unos 7 capítulo para el final del torneo. Asi que se acerca la recta final.