El E3 2016 pierde visitantes con respecto al año pasado

El E3 2016, sin duda alguno, uno que se va a recordar por muchos motivos. La ausencia de EA dentro del recinto junto con Activision, la aparición de un evento (muy criticado) gratuito y a la vez en la misma Los Angeles o los anuncios que se han hecho por parte de las compañías en general. Pero si hay otro dato que lo hará recordar, y negativamente, es que ha perdido en número de visitantes.

Según la organización, este año se ha perdido algo de visitantes en la feria más importante del mundo de la industria del videojuego. En concreto se ha alcanzado la cifra de los 50.300 visitantes, una cifra que, aunque continúa superando la barrera de los 50.000 (que se superó el año pasado por primera vez), es inferior a los 52.200 que estuvieron dentro del evento en 2015.

Como ya hemos dicho, este E3 ha sido ligeramente curioso en cuanto a acontecimientos, como por ejemplo el hecho de que EA decidiese celebrar su propio evento paralelo y casi simultáneo al E3 2016. Sí, hemos tenido una conferencia de EA y un showroom, pero las visitas a dicho acto no se contabilizan dentro de la de la feria que nos trae porque pertenece a una organización diferente.Tampoco estuvo Activision, que, pese a haber estado presente, no ha tenido sitio en el showroom.

e3 2016

e3 2016

Pero no han sido las únicas que han dado un paso atrás en este E3. Square Enix, que el año pasado se atrevió con eso de las conferencias al estilo “tradicional”, ha acabado claudicando y haciendo sus propios stremings dentro de las fechas oficiales de la feria y, sinceramente, no le han salido nada, pero nada mal.

Pero sin duda alguna, la más sonada ha sido la ausencia, en cuanto a conferencias y contenido se refiere, de Nintendo que este año ha decidido no hacer, ni si quiera, Nintendo Direct. En vez de ello, ha habido una serie de Treehouse que los han sustituidos y han tenido lugar en los momentos centrales de la feria, donde han ido dando detalles (suculentos a veces) de sus próximos juegos. Eso sí, pocos juegos, también.

Todo esto sumado al auge de los eventos propios, tales como Uncovered Final Fantasy XV, PlayStation Experience, Tales of Festival o similares, en los que las compañías, desarrolladoras y demás, deciden ser las protagonistas de sus propios productos, seguramente esté haciendo que el E3, pese a tener una gran influencia mediática y de asistencia, sufra un poco estos efectos.