Tras el lanzamiento de Call of Duty: Black Ops IIII, Glen Schofield deja Sledgehammer Games.

Glen Schofield deja Sledgehammer Games, culpables. El cofundador del estudio y una de las cabezas pensantes de la saga Call of Duty ha decidido dar este paso para embarcarse en algún otro proyecto. No obstante, todavía no ha confirmado cuál será.
Schofield llegó a Activision directamente desde la ya cerrada Visceral Games, donde llegó a ser vicepresidente y ayudó a crear, como producto ejecutivo, el primer Dead Space. Ya en su nueva empresa fundó Sledgehammer Games para entrar a formar parte del turnismo de estudios que se dedican a crear los juegos de Call of Duty.
 En los últimos años, ha sido el codirector de Call of Duty: Modern Warfare 3, Call of Duty: Advanced Warfare y Call of Duty: WWII, de los que se siente “orgulloso”, según ha detallado en su cuenta personal de Twitter.
“Es hora probar algo nuevo. Dejo Activision a finales de diciembre y me voy a tomar un tiempo para relajarme”, ha añadido Schofield en la red social, añadiendo que después se uniría a algo “emocionante”, lo que apunta a que ya podría haber decidido su destino.