GuiltyArtículo – Consolas al límite: Cuarta Generación

Los 16 bits se asoman para presentarnos la cuarta generación de las videoconsolas. Atrás quedarán los sonidos estridentes, los píxelacos en pantalla, y todas esas cosas que hicieron grandes e irrepetibles a los 80 como El Show de Bill Cosby, el tabaco de chocolate, o la belleza de Madonna. Nos adentramos en una de las mejores generaciones de la industria del videojuego, por no decir la mejor de todas ellas. Tras la crisis de la industria del videojuego, la caída de Atari, y el éxito que vivieron Nintendo y Sega, estas últimas tenían el deber y la obligación de convertir en esta industria que se encontraba en su adolescencia, en toda una fábrica de hacer dinero y convertirla en un entretenimiento alejado de aquellos tópicos que ya asolaban en ese momento por las mentes de padres y psicólogos de medio pelo.

VideojuegosAlLimite cuarta

Ambas compañías japonesas dominaron y apabullaron en esta generación, sin dar margen a otras a permitirse el lujo de sacar muchos beneficios. Super Nintendo y Mega Drive son, prácticamente el Alfa y el Omega, el Ying y el Yang de una disputa entre Nintenderos y Segueros que todavía perdura y tiene pinta de llegar hasta los albores de la humanidad que ríete tú de la guerra entre Templarios y Asesinos. De todas formas, en esta generación tampoco nos podemos olvidar de un par de máquinas que se atrevieron a salir al mercado y que tuvieron su pequeño recobeco de usuarios, como la PC Engine (la encargada de inciar la generación) y la Neo Geo (preciado objeto de coleccionistas a día de hoy).

mario-nintendo-vs-sonic-sega

Seguro que prácticamente todos los culpables que hayan llegado a este artículo han disfrutado con algunos de los juegos que llegaron en esta generación, algunos de los cuales se han convertido en obras atemporales. Muchos de nosotros podíamos pasarnos días hablando de esas partidas en casa de los amigos al F-Zero, Golden Axe, o de esas maravillosas historias que nos contaron Chrono Trigger, Final Fantasy VI o Phantasy Star IV. Grandes títulos que desgraciadamente no tienen hueco en este artículo puesto que sin más dilación empezamos a detallar los juegos que pusieron a las consolas de 16 bits al límite

1 2 3 4 5 6