El modo Grifball de Halo, ¿en un campo de Quidditch?

Halo y Harry Potter están más de la mano que nunca. Así lo muestra este vídeo, donde se puede apreciar el modo Grifball de la última entrega ambientado en un campo de Quidditch, aquel juego que Harry y compañía jugaban sobre escobas y que tenía una mezcla de fútbol y rugby.

Todo esto ha sido posible gracias al editor de mapas que Halo 5: Guardians recuperó de la tercera entrega, Halo 3, que vio la luz en Xbox 360. Ha sido un usuario llamado Hugabear quien ha hecho posible el mapa.

El modo Grifball es una novedad en esta quinta entrega. Consiste en dos equipos armados de Espadas de Energía y Matrillos Gravitatorios que deberán llevar una pelota a la portería rival. La verdad es que se parece mucho al fútbol, ya que se puede lanzar la pelota desde cualquier distancia a modo de pase para que un compañero la recoja y continúe a su objetivo.

El modo Grifball de Halo, ¿en un campo de Quidditch?

Para obtener la victoria, se deben conseguir 15 puntos. ¿Cómo se hace? Se otorgará un punto a aquellos que transporten la pelota hasta la portería, y tres si se consigue realizando un lanzamiento. El límite de tiempo es de 12 minutos.

Halo 5 se constituye como el enésimo exponente de la saga que capitanea a Xbox (con permiso de Gears of War, que llegó algo más tarde). La trayectoria de la saga es amplia: comenzó hace 15 años, allá por 2001, y se ha mantenido constante en el trono de la gigante de Microsoft. Con un mayor enfoque al multijugador pero una trama individual maestra, Halo se postula como uno de los mejores juegos de toda la historia.

Con este mapa, el crossover de Harry Potter y dicha saga está más cerca que nunca. Quizá no veamos dragones, o a Severus Snape pululando por ahí, pero oye, por algo se empieza… ¿no?.