IndieBit - UnEpic

Si echamos un vistazo a la actualidad de la última sobremesa de Nintendo, la verdad es que el panorama no es demasiado alentador: un nuevo desaire de una third party, bajadas en la cotización en bolsa y en las previsiones de ventas, medio mundo pidiendo la cabeza de Iwata… Pero tranquilos sufridos usuarios de WiiU, en esta ocasión os traemos una muy buena noticia: UnEpic, uno de los mejores indie españoles de los últimos años, está disponible para descargar en la eShop desde el pasado día 23.

IndieBit unepic

Avalado por sus más de 140.000 copias vendidas desde su lanzamiento en 2011, Francisco Téllez de Meneses consigue con UnEpic uno de esos pequeños milagros a los que tan bien nos tiene acostumbrados la escena independiente cada cierto tiempo: una sola persona, con pocos recursos pero con mucha dedicación, ilusión e ingenio para suplir cualquier carencia, puede crear un producto capaz de mirar cara a cara, lúdicamente hablando, a videojuegos de gran presupuesto.

La clave de este éxito reside en una perfecta mezcla entre la mecánica tradicional de acción y plataformas en dos dimensiones, consagrada por sagas como Metroid y Castlevania, con elementos de RPG y exploración provenientes de los juegos de mazmorras (también llamados dungeon crawlers) o de títulos como World of Warcraft. Pero no es la jugabilidad lo que dota a UnEpic de una personalidad única y encantadora. La guinda del pastel, el auténtico matiz que hace a este juego tan especial está en la originalidad de su argumento y en un guión cargado de sentido del humor y de referencias a la cultura friki popular. Además, este punto fuerte se ve reforzado más aún por un magnífico doblaje al castellano (financiado a través de crowdfunding) en el que destaca el trabajo de Enrique Colinet (Baxayaun) dando voz a Dani, el protagonista de esta aventura tan “poco épica”.

unepic_2

Si sois aficionados a los juegos de rol de mesa, seguro que alguna vez habéis fantaseado con la existencia de alguna “puerta” que conectara este aburrido e insulso mundo con un universo fantástico en el que vivir en carne y hueso las hazañas de nuestras partidas con los amigos. Pues eso mismo es lo que le pasa a Dani, salvo que, acorde con el tono cachondo del juego, esa “puerta” no está en un sitio típico, como pudiera ser una misteriosa atracción de feria o la trastienda de una vieja tienda de comics, sino que todo ocurre al apagarse las luces del cuarto de baño mientras… bueno, mientras hace lo que suele hacerse en un aseo (¡y no seáis mal pensados que os conozco!). El caso es que, como digo, Dani se encuentra de repente en una oscura y fría mazmorra. Pero nuestro protagonista, siguiendo con la comicidad, en vez de asustarse se piensa que todo es una alucinación producto de haberle puesto sus amigos alguna “droja en el colacao” por lo que adopta una actitud despreocupada que da lugar a montones de situaciones disparatadas y diálogos hilarantes que os invito a descubrir por vosotros mismos para no quitarles la gracia.

Volviendo al terreno jugable, el castillo de Harnakon (que así se llama la inmensa fortaleza donde transcurre la acción) se encuentra dividido, al estilo clásico, en varios niveles de distinta ambientación (minas, cloacas, jardines, biblioteca…) interconectados entre sí a través de un sistema de puertas a modo de atajos cuyas llaves iremos consiguiendo al derrotar a los guardianes. Como estáis imaginando, la secuencia no es lineal, sino que para avanzar en la aventura y cumplir la multitud de quest (la mayoría basadas en reunir unos objetos concretos) habrá que revisitar varias veces cada zona. En este sentido, una particularidad interesante de UnEpic es que las estancias del castillo están inicialmente a oscuras o con una luz muy leve por lo que habrá que ir usando nuestro Zippo para encender las antorchas diseminadas por la misma. Si iluminamos completamente una habitación, ésta aparecerá “coloreada” en el mapa con lo que nos permitirá controlar las zonas que ya hemos visitado. Así, la iluminación lejos de ser sólo un factor estético se convierte en un elemento estratégico que será de gran utilidad para la exploración.

unepic_1

UnEpic impresiona también por la profundidad de su componente rolero. Tenemos más de 100 armas disponibles -cada una con sus características- agrupadas en siete tipos (espadas, dagas, mazas, hachas, asta, arco y varitas); hasta 70 hechizos diferentes contenidos en anillos, pergaminos, pociones… y una cantidad sencillamente abrumadora de otros objetos de todo tipo. Cada vez que subimos de nivel, recibimos una serie de puntos de habilidad con los que poder mejorar los distintos atributos del personaje y encaminarlo hacia la clase o el estilo de juego que más nos interese. Como dijo el propio autor en una entrevista:

Te puedes hacer tu personaje a la carta, subiendo las características que más te gusten. Puedes ser un guerrero y mago de fuego, o un curandero y arquero, o un alquimista-mentalista-espadachín. Las combinaciones son muchísimas.

Todas estas habilidades e items se agrupan en varios menús y submenús que pueden resultar un poco confusos al principio pero, si estás acostumbrado a los juegos de rol, no tardarás en moverte por ellos como pez en el agua. Para hacer más fácil el asunto, es posible configurar bastantes teclas de acceso rápido (20 en PC y 30 en la nueva versión de WiiU).

unepic_3

Además de este aumento del número de shortcuts, la versión WiiU presenta otras diferencias con respecto a la de PC. Para empezar, la pantalla aparece más limpia ya que se utiliza el Gamepad para mostrar el inventario y los citados accesos directos. También está disponible la opción Off TV, que le sienta de maravilla la verdad.

Sin embargo hay dos cuestiones que, sin llegar a empeñar el resultado final, no me han convencido en esta adaptación para la consola de Nintendo. En primer lugar, para conseguir la calificación PEGI +12 (Ninty y su obsesión por los juegos accesibles…) se han rebajado, o directamente eliminado, algunas de las palabras malsonantes o referencias poco decorosas que presentaba la versión PC -con una clasificación +16-. Y en segundo, nos la vuelven a jugar a los europeos con la conversión euro-dólar; de manera que si el juego salió recientemente en USA a 10 dólares aquí nos lo “cascan” a 10 euros. No es que el juego no lo valga, pero teniendo en cuenta que la versión PC se ha podido conseguir recientemente por menos de 5 euros y que cualquier ordenador de gama media-baja puede moverlo sin problemas no parece un precio muy competitivo.

En cualquier caso, ya sea en PC o en WiiU, estamos ante un señor juegazo que te dará incontables horas de diversión y un sinfín de carcajadas y de momentazos “no épicos”. Desde luego que también tiene sus fallos (gráficos demasiado sencillotes, banda sonora simplona…) pero quedan en poca cosa ante tal despliegue de amor a los clásicos y sentido del humor.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=qfbwdfvQPgo[/youtube]