Llegó el final de temporada. Y lo hizo por todo lo alto. Juego de Tronos 7×07 tiene todo lo que se necesita en un final de temporada.

Si os pensabais que la serie se había puesto un petardo en el culo, estabais equivocados. El capítulo de hoy deja muy claro cuál es el ritmo que quieren meter en los últimos compases de vida de esta historia. Juego de Trnos 7×07 es un capítulo que termina de cerrar casi todas las tramas y que explica lo que todos queríamos que explicasen.

Reuniendo información

Juego de Tronos 7×07 contesta a muchas preguntas. Y a varias de ellas ya les habíamos dado nosotros nuestras propias respuestas. Sin embargo, no es lo mismo imaginárselo que comprobarlo por la serie.

Incluso podría decirse que casi todo lo que pasa en el capítulo es bastante predeceible… hasta cierto punto, claro está. Lo que pasa es que toda la información que dan, todo el ritmo al que pasan cosas y todos los misterios que se resuelven nos han pillado desprevenidos.

Sin querer hacer spoilers, hay muchas de las cosas que se podían haber deducido por el mismo devenir de la serie. Pequeñas frases en algunos momentos. Miradas. Incluso ya la pasada temporada nos dio la puntillita que necesitábamos para conocer muchas cosas.juego de tronos tyrion

Pero la serie consigue en otros momentos cortarnos la respiración. Sobre todo en terreno de los Lannister. Nadie sabe a lo que puede llegar Cersei en estos momentos. Y os juro que ha habido unos segundos en los que realmente sufrí por la vida de Jaime.

Este ritmo endiablado de confirmaciones, de encuentros “fortuitos” y de misterios resueltos le ha dado al final de temporada una fuerza tremenda.

Atrás queda la resurrección del dragón del episodio pasado. O la lucha entre Jon y los suyos contra los muertos. Esa espectacularidad nos dejó con la boca abierta. Pero es que lo que hoy hemos visto, bajo mi punto de vista, ha sido aún mejor.

Libro vs Serie

Normalmente no soy partidario de hacer esto. Comparar ambos formatos, y más en estos momentos, no es demasiado conveniente. Pero en esta ocasión creo que hay que hacer un par de puntualizaciones.

La primera de ellas es que el Muro es mucho más que un muro de hielo. La serie igual no lo deja demasiado claro, pero en los libros hay un elemento importante: la magia. Durante mucho tiempo, la magia permitió hacer cosas brutales. Entre ellas, el fuego valyrio o la construcción del muro.

Brandon, el constructor, consiguió darle forma y resistencia gracias a una magia que, poco a poco, fue desapareciendo del mundo. Sin embargo, en el Muro se mantuvo firme. El muro no cae porque sea grande. No cae porque es mágico.

Esta magia, sin embargo, regresa de nuevo en un momento de los libros muy claro. Cuando Tyrion planea la defensa de Desembarco del Rey con fuego valyrio, los alquimistas le dicen una cosa muy curiosa. Al principio podían hacer un número bastante bajo de esos viales. Sin embargo, de un tiempo hacia estos momentos, las reacciones eran más rápidas y ahora los hacían diez veces más rápido.juego de tronos jon y daenerys

Ese momento coincide con el regreso de los dragones a la vida. Es de suponer, pues, que los dragones son mágicos y que traen con ellos la magia.

Por eso mismo, el final del episodio puede llegar a tener sentido. Porque la magia que hay en ellos es la más poderosa de todas.

En los libros parece que hay algún que otro objeto mágico por ahí. Los dos cuernos. El de los dragones y el de Joramun. Este último encierra el poder de derribar cualquier cosa, como el Muro. Y estaba en posesión de Mance Rider.

Al no existir este elemento en la serie, es evidente que hace falta un sustituto. Y hasta aquí puedo leer.

Más blanco y negro

Otra cosa que se refleja perfectamente en este capítulo de la serie es la separación entre personajes y bandos. Si ya lo hablamos durante la temporada, ahora queda todavía más patente. La alianza Jon y Daenerys es la que se alza con el estandarte del bien. Por su parte, Cersei es la representante del Mal. Con permiso del Rey de la Noche, por supuesto.

Hay un momento en el que parece que se van a cambiar las tornas. Sin embargo todo vuelve a su cauce y nos da un respiro que todos necesitábamos.

Los Stark están unidos. Los Targaryen están unidos. El Norte luchará para derrotar a los muertos. Sin embargo, no pasa lo mismo por las cabezas de los Lannister. O al menos por la de uno de ellos. Y eso es, precisamente, su gran debilidad.juego de tronos cersei

La serie ya se ha dejado de medias tintas. Ya no hay ambigüedades. Ahora solo hay verdades como puños. Y sí. También nos están dando lo que queremos. Esas escenas que tanto hemos deseado, al final han llegado. El espectáculo se ha servido en bandeja de plata.

Y esto os podrá gustar o no. A mi me es indiferente, la verdad. Disfrutaré de ambos a la vez y por igual. Pero la serie de Juego de Tronos ya poco tiene de la que comenzó en las primeras temporadas. Ya no hay una serie basada en libros. Ahora tenemos un show mediático que va camino de hacerse más espectacular. Pero solo para darnos lo que estamos pidiendo. No por ser fieles a la historia y el trasfondo de los libros.