Juego de Tronos, cómo se traduce Hold the Door

No cabe duda de que el quinto capítulo de la sexta temporada de Juego de Tronos ha impactado a mucha gente. Sin embargo, son las palabras Hold the Door, o mejor dicho, su traducción al castellano las que están levando el hype sobre el capítulo que se emitirá en castellano el próximo lunes.

Y es que, como siempre, somos así de malas personas, ya que en vez de estar “hypeados” por el argumento de la serie, lo que queremos ver es cómo se las apañan los traductores para el final de El portón, el mencionado 6×05 de Juego de Tronos. Y os puedo asegurar que, hagan lo que hagan, va a ser criticados hasta la saciedad.

Dicho esto, te aviso porque a partir de aquí te vas a encontrar spoilers del episodio de la semana que viene (que ya se ha emitido en su versión original), así que, lo que leas desde ahora es responsabilidad tuya.

En el pasado capítulo vimos el porqué Hodor solamente puede pronunciar esas palabras. El muchacho acaba metido en una especie de bucle entre pasado y presente ya que Bran le posee en un tiempo mientras está en otro, y parece que la conexión de las consciencias de ambos Hodor hacen que al pobre muchacho le dé un síncope.

Wyllis, que así se llama Hodor en verdad entra en bucle cuando Meera empieza a decirle una y otra vez (desde el presente) hold the door, o lo que es lo mismo “aguanta la puerta”. Esto acaba derivando en HO-DOR, lo que da sentido al nombre del gran hombre, pero aquí llega el problema: ¿cómo lo hacemos en castellano?

Hay varias posibilidades con este tema, e internet habla acerca de todo el asunto. Por ejemplo, cuando algunos medios le preguntan a SDI Media Iberia, el estudio de doblaje que se encarga de traer Juego de Tronos al español, no sueltan prenda, pero sí que dicen que lo tienen bien jodido y que no han podido hacer el juego de palabras porque “no ha habido tiempo”.

Lo mismo dice Cristina Macía, la encargada de traer los libros a nuestro idioma. Ella por suerte no tiene que atender a problemas visuales, como el movimiento de labios o el contexto de las escenas, pero también admite que lo tiene muy jodido. Lo está pensando ya, pero lo abordará “cuando llegue el momento”. Sin embargo también dice que ahora mismo tiene ganas de matar a Martin, porque no es la primera vez que se la lía.

Y es que si el autor hubiese avisado a los traductores que Hodor viene de hold the door, en todos los casos avisan que habrían cambiado el nombre del personaje por otro. Y esto se ha visto también en las redes… con mucho humor, pero eso es otro asunto.

La cosa es que hay varios indicios acerca de lo que podríamos ver en el próximo capítulo. Para empezar, si en inglés el capítulo se llama the door, en castellano han optado por llamarlo El Portón”, lo cual podría darnos una idea de hacia dónde van a ir los tiros.

Según afirman algunos medios, la frase final va a ser “Aguanta el Portón“. Esto no pega ni con cola con Hodor… a menos que nos centremos únicamente en la palabra “portón”. Si Wyllis acaba diciendo simplemente “el portón” una y otra vez, la frase puede cuadrar perfectamente con Hodor. Así pues, el binomio Portón-Hodor (haciendo el nombre del grandullón una palabra aguda), no queda demasiado mal.

Otras opciones son, como hemos visto en subtítulos “obstruye el corredor“. No es que sea la palabra más usada en nuestro idioma cuando tienes prisa y quieres cerrar la puerta, pero “corredor” sí que termina como Hodor, por lo que podría ser usada. En ese caso, la abreviatura se hace con O-dor, es decir, solo la “o” de “obstruye” y el final de “corredor”.

La versión latina tiene su propia opción que, personalmente, es la que menos me gusta. En ella dice “déjalo cerrado”. De aquí pasa a “calorrado” y por último… a Hodor. Sí, no pega ni con cola, pero cuando lo escuchas hablado no queda tan mal.