Si quieres que hablen por el mundo de tu jueguico free to play, la fórmula es muy sencilla, pero no está exenta de costes. Es tan fácil como contratar a una supermodelo, Kate Upton mismamente nos vale, hacerle un spot publicitario muy chulo para que se luzca y ponga burrote al personal masculésbico. Eso sí, la broma no te va a salir precisamente barata.

Y si no que se lo digan a Machine Zone, la desarrolladora que se ha gastado 40 millones de dólares en publicitar Game of War: Fire Age, un juego que probablemente nunca jugaré, pero del que sí que voy a hablar. Al fin y al cabo, eso es lo que se pretende con estas acciones, ¿no?

Por si quieres ponerte un poco en contexto, Kate Upton se mete en la túnica de Athena, y se pasea dicharachera y exultante por el campo de batalla, mientras nos recita unas cuantas frases llenas de doble sentido, de ese que tanto le gusta a los publicistas (WALAAAAA).

Upton dice que le ha encantado hacer el papelito, que le mola protagonizar el comienzo de una nueva era en los juegos y en la comunicación, y que está guapísima la jodía. No espera, eso último lo digo yo. Por cierto, el anuncio este programado para emitirse en un partido de FUNVOL americano. Si es que…