Kojima enseña las oficinas “indies” de Kojima Productions

Hideo Kojima, tan modesto como siempre, ha mostrado las pequeñas y humildes oficinas independientes de Kojima Productions. Tiene que ser duro trabajar con esa cafetería al lado…

 

Hideo Kojima ha enseñado las “Hideo Kojima oficinas” de Kojima Productions a IGN en una visita que deja clara una cosa: los recursos de los que dispone el estudio son bastante elevados. Y también resuelve la duda de si la desarrolladora es independiente: no, y empiezo a sospechar que Kojima no sabe lo que significa la palabra.

(El vídeo lo podréis encontrar en el canal de YouTube de IGN)

También estoy empezando a pensar que lo de “Hiego” Kojima ya deja de hacer gracia como meme por el parecido tan perturbador que tiene con la realidad: según el equipo de IGN, “la entrada a la oficina de Kojima Productions es un pasillo largo y brillante. Iluminado por ambos lados, el suelo y el techo”. ¿Ego? ¿Dónde? Menos mal que es él el que quiere “mantener un tono independiente”.

Dejando de lado este curioso y tonto detalle, en el vídeo vemos partes de las oficinas que están perfectamente equipadas, con “a Hideo Kojima sala de grabación” o incluso “a Hideo Kojima cafetería” con unas fórmulas de física cuántica que estarán para indicar los cafés que hay. También podemos saber el método de trabajo, algo bastante más interesante. Kojima se ha inspirado en las oficinas de Santa Mónica y de Media Molecule donde el contacto entre los miembros del equipo es más directo y cercano y se busca un buen ambiente.

(Estas imágenes del estudio tan indie corren a cargo de DualShockers)

Además ha comentado que está contratando a gente de varios sectores como la literatura, el cine o incluso la escultura para explorar diferentes líneas de pensamiento y tener expertos en todos los ámbitos. Vale, sí, es un chulo y tiene una ingesta cantidad de recursos a su disposición, pero al menos la idea de trabajo que tiene, de ser cierta, creo yo que es bastante adecuada y beneficiosa para los trabajadores y futuro público de sus juegos.

Eso sí, no hay quien le haga soltar prenda de Death Stranding. Todo suena muy bonito y lleno de detalles, pero no estaría mal empezar a saber cosas más concretas del juego. Por eso de no ver una constante nube de humo que crece, no por otra cosa. Al menos parece que apunta alto, que tiene completa libertad creativa (que no sé yo si eso es bueno o malo) y que además está contento. No se arrepiente de haber trabajado en Konami ni les guarda rencor, eso ayuda. Y que tenga esas tremendas oficinas a su disposición también.