Microsoft: "Se trata de los juegos, no de los gigaflops"