Los de Kyoto lanzan una actualización que mejora la frecuencia del procesador de Nintendo Switch. Veamos qué tal funciona Nintendo Switch Boost Mode.

El chip de Tegra X1 sigue sorprendiéndonos con su rendimiento en la híbrida nintendera. Hoy veremos qué tal funciona Nintendo Switch Boost Mode, una actualización que mejora la estabilidad y los tiempos de carga de algunos juegos.

Esta actualización, lanzada hace una semana, incrementa la velocidad de reloj y la frecuencia de procesador del chip Tegra X1. La mejora se concentra solamente en el modo portátil de la consola, pasando de una potencia de 1020 Mhz de procesador y de 307.2 Mhz de GPU a un 25% más de potencia. Los buenos de Digital Foundry nos desglosan frame a frame y punto a punto los cambios que aglutina esta actualización.

Aunque no son muchos los títulos que se benefician de esta actualización, o también llamado overcloking, si que notamos una mejoría interesante en los agraciados. Por una parte, tenemos a Zelda: Breath Of The Wild, cuyos tiempos de carga se reducen casi 2 segundos y mejora sustancialmente el empleo de shadders, mientas que por otra tenemos a Mario Odyssey, reduciendo sus tiempos de carga a casi secuencias instantáneas.

En el campo de los multiplataforma apenas hay juegos que se aprovechen de ello. Solo destaca Mortal Kombat 11, mejorando la estabilidad del framerrate, reduciendo el framedrops en hasta 15 cuadros.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of