Rara es la ocasión que un estudio de campo como este acaba hablando bien del ocio electrónico. En esta ocasión parece que hemos tenido suerte. La relación de los videojuegos y el cine con la violencia en el mundo real queda en entredicho gracias a este nuevo experimento que rechaza el enlace entre ambos factores a largo plazo.

El encargado de estas declaraciones ha sido el psicólogo Christopher Ferguson, de EE. UU., que junto con su equipo han llegado a la conclusión de que no existe conexión entre los hechos violentos del mundo real y los ofrecidos en películas y juegos. Como forma de rechazo de los estudios llevados a cabo con anterioridad, Ferguson asegura que hasta ahora se habían relizado metodologías erróneas, que buscaban un enlace entre hechos totalmente diferentes. Su equipo sin embargo se aseguró de buscar enlaces similares, basados en hechos datados entre 1920 y 2005.

Blame it on the boogie…eh…video games :)

Blame it on the boogie…eh…video games 🙂

La cosa no queda aquí, sino que aseguran que los hechos violentos en la vida real se han reducido desde que esta ha llegado a los medios. La ESRB parece ser hasta ahora el único estudio que corrobora estos hechos. Su propio estudio también habría indicado una relación entre la violencia en películas y videojuegos, con una disminución de la violencia juvenil.

Fuente: The Independent

Artículos relacionados

1
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Héctor Millano Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Héctor Millano
Guest

Cualquier estudio vale para cualquier cosa, solo hace falta torcer la metodología los suficiente para que diga lo que el cliente busca.

Centrándonos en esto, los videojuegos y el cine no son causas suficientes para hacer a las personas violentas, pero si que son un estímulo negativo para aquellas personas que sean inestables.