Crítica de One Piece 795, los planes de Big Mom al descubierto

Las cosas se terminan de liar en One Piece 795. Pero tranquilos, que parece que a partir de la semana que viene se pegan un buen empujón.

La semana pasada no pudimos comentar nada de One Piece, culpables. Así que, antes de nada, pediros perdón por el pequeño parón. Sin embargo, ya estamos aquí de vuelta para hablar de One Piece 795. Un capítulo que mete aún más lío al asunto y deja muchos, pero que muchos cabos abiertos.

Todas las tramas que hay ahora mismo en marcha en la saga de Whole Cake Island se han dejado ver hoy. Bueno, casi todas. La de Sanji, que nos dejó la semana pasada con una situación bastante peliaguda, no se ha tocado. Pero es normal. Llevábamos casi dos semanas solo con él.

Pero como digo, el resto sí que han aparecido. Pekoms por fin se ha dejado ver, y no precisamente para tener buena suerte. La verdad es que da un poco de pena este hombrecillo. Bastante.one piece 795 pedro y brook

La parte de Brook y Pedro también ha pegado un pequeño avance, y de paso nos ha cruzado con la de Pekoms y Pudding. Si bien ahora sabemos un poco más del paradero del amigo desaparecido, Oda nos ha dejado ver a la prometida de Sanji en un momento comprometido. Esto explicaría el por qué la muchacha no se presentó en la bahía tal y como prometió.

Sin embargo, sigue habiendo algo que no cuadra demasiado. ¿Cómo saben ya en la isla que los Sombrero de Paja están en el bosque de las narices? Y ya no solamente ahora, sino de antes de que llegasen en su barco. También saben lo de Pekoms. Es decir, que nada del factor sorpresa, que era la principal baza del equipo.

Una explicación sería que las propias plantas, que parece que tienen vida a lo largo de toda la isla, se lo han chivado. Pero es que la información parece que les llegó antes de que pusiesen un pie en Whole Cake Island. ¿Quién les ha traicionado?

Un elemento nuevo: Caesar

El elemento que más destaca en la trama de hoy es la parte de Caesar.Desde que lo vimos en el barco que traía a Sanji prisionero, poco más supimos de él. Hoy por fin nos hemos enterado de qué pasa con este bichejo que está hasta en la sopa últimamente.

Caesar Clown se ha convertido en un perenne en las aventuras de los Sombrero de Paja desde que lo vimos en la saga de Punk Hazard, la segunda tras el entrenamiento. Y cada vez que abre la boca sube el pan.

Sus investigaciones de gigantismo eran para Big Mom, y al fracasar estrepitosamente, las cosas se le ponen chungas. Todo esto nos importa un bledo. Es decir, nos dan información de los planes de la yonkou para su tripulación. Y desde luego son muy locos. Pero lo que le pase a estas alturas de la vida a Clown… como que nos da igual. Ya casi que ni divierte su mala suerte.

one piece 795 big mom y caesar

Pero todo esto ha servido, básicamente, para presentarnos a un personaje que vamos a ver mucho más en el futuro. El ministro de dulces. Aquel que puede construir lo que sea como si fuese de dulces. Vamos, el artífice de la isla.

Y no puede ser más asqueroso. En serio, a Oda se le va mucho a la hora de diseñar personajes. Mira ya que de por si Big Mom es horrenda. Pero es que tenemos a cada esperpento últimamente que vaya tela. Sí, es su estilo, y no hay dos personajes iguales. Pero es que este da grima, joder. Y a base de lengûetazos.

Hablamos de Luffy y Jimbei en la página siguiente

1 2