Por fin ha llegado el momento. One Piece 850 es el principio del fin de la saga de Whole Cake Island. Y todo pasa por el enfrentamiento más duro de Luffy hasta la fecha.

Desde que empezó el asalto a la fortaleza de Big Mom, hemos estado esperando este momento. El momento en el que Luffy tenga la oportunidad de demostrar, una vez más, hasta dónde puede llegar. Y esa batalla acaba de comenzar. One Piece 850 nos ha traído, por fin, el combate entre el capitán de los Mugiwara contra Katakuri.

Un combate muy complicado

Luffy se ha enfrentado a un gran número de enemigos en su camino hasta Whole Cake Island. Hemos visto combates en las que tenía las de perder, como contra Crocodile, pero también otros donde tenía una clara ventaja, como contra Enel.

Luego hemos podido ver otras batallas donde la cosa ha estado muy pero que muy igualada. Rob Rucci o Moria son algunos de los ejemplos en los que Luffy y su contrincante han estado muy a la par.one piece 850 luffy

Uno de los más recientes fue el de DoFlamingo. En ese combate, Luffy se vio superado hasta que usó se cuarta marcha. Y aún así, la cosa estuvo medio complicada por la habilidad del despertar del por aquel entonces Shichibukai. Podríamos decir que la batalla contra Katakuri es igual de complicada. Sin embargo no podemos hacerlo porque hay un precedente que marca bien la diferencia.

El primer enfrentamiento de Luffy en la isla de Whole Cake fue contra uno de los cuatro generales dulces de Big Mom. Ni si quiera su gear forth pudo con él. Necesitó la ayuda de Nami y una nueva técnica para vencerle. Ya sabemos, desde hace tiempo, que Katakuri está a otro nivel. Que es aún más fuerte que su hermano menor. Y encima tiene el haki de observación muy desarrollado. Muchísimo más que Enel.

Y para más desventajas, el capitán aún no ha podido darle un solo golpe. Pese a usar el haki, aunque golpee su cuerpo Katakuri consigue deshacerse del impacto.

O Luffy se saca algo de la manga… o esto va a ir muy pero que muy mal.

La determinación del capitán

Esta saga nos está dejando momentos muy épicos en cuanto a decisiones trascendentales se refiere. Ya sabíamos que Luffy era un cabezota de cuidado, pero hasta ahora no le hemos visto demostrarlo tan firmemente.

Fue a por Sanji, le esperó sin comer. Casi se arranca los brazos para escapar de las garras de Big Mom. Y ahora ha decidido enfrentarse a Katakuri él solo eliminando el camino de regreso a su barco.one piece 850 luffy elephanto gun

Las cosas no están demasiado bien para el capitán. Tiene al ejército de Big Mom en el Mirror World. También tiene enfrente a Katakuri. Y sin la habilidad de Brulee (que está por ahí suelta), no puede volver por el espejo. Es más. Aunque consiga vencer a su enemigo, ¿cómo va a llegar de nuevo al Sunny si no hay forma de acceder a él?

Una huída sin fin

Esta saga de Whole Cake Island vuelve a demostrar que Oda tiene las cosas muy claras en su historia. No nos plantea casi nunca la misma situación. A veces hemos visto batallas campales. Otras, guerras civiles. Algunas incluso combates de mechas.

Pero esta parte está siendo completamente diferente. No se trata de un enfrentamiento como cualquier otro. Están huyendo de Big Mom. Es la segunda vez que les vemos hacer esto en medio de una saga. La primera les salió mal y fue en Shabaody. Esta vez tampoco es que vaya demasiado bien… pero por el momento están sobreviviendo.

one piece 850 sunny

El problema es que la cosa aún no ha acabado. Big Mom sigue con su ataque de locura. Luffy está en un mundo paralelo. Y Sanji intenta preparar una tarta de bodas que calme el ansia de la Yonkou.

La tripulación está nuevamente dividida y cada uno de ellos se enfrenta a un reto diferente. Si Luffy tiene enfrente a Katakuri, Nami y los navegantes tienen que intentar encontrar al capitán y llegar hasta Sanji. Y este debe de hacer la tarta y hacérsela llegar a Big Mom.

Esta huída se está haciendo eterna. Pero no se puede decir que no esté siendo intenta, original y épica. ¿Qué más contratiempos se van a presentar de aquí a que consigan escapar… si es que lo logran?