Pokémon GO - Guía de combate

Todos estamos de acuerdo en que Pokémon GO está hecho para atrapar pokémon y para combatir. Sin embargo, si lo primero nos lo explican en el juego con menos luces que una mina del siglo XII, lo segundo mejor ni lo comparamos.

Combatir en Pokémon GO puede ser una odisea si no tienes ni repajolera idea de lo que tienes que controlar, así que nosotros, como siempre buenos samaritanos (y conejillos de indias), estamos aquí para darte algo de luz en este asunto.

Así que atento, culpable, que te explicamos qué tienes que saber para combatir y cómo se pelea en Pokémon GO.

Pokémon GO – Guía completa


PC y PS

En Pokémon GO no se sube de nivel al pokémon, sino que aumentamos los Puntos de Combate de nuestros pokémon, o los PC.

Básicamente, esto representa el poder de ataque base de nuestro amiguito que luego, además, se verá modificado por el ataque que posea y su tipo, por supuesto. Por ello es necesario que, cuando vayamos a pelear, lo hagamos con algún pokemon o un conjunto de pokémon, que sean más o menos del mismo PC que el rival. Sino, posiblemente nos quedemos KO en el intento.

El PC de un pokémon viene determinado por el momento en el que lo atrapas. Cada pokémon se mueve en un margen más o menos amplio de este indicador y se representa su progresión con una pequeña línea en forma de arco semicircular en la pantalla de ese pokémon.

pokemon go diferentes PC

Es importante saber esto porque no es lo mismo un pokémon que tenga 100 PC y tenga la barra llena casi al completo, a otro igual que tenga los mismos puntos de combate pero que, sin embargo, tenga la barra llena solamente al 10%. El segundo podrá mejorar sus PC muchísimo más que el primero.

El otro punto a tener en cuenta son los PS, es decir, la vida de nuestro pokémon. Hay una media entre los puntos de vida que tendrá un pokémon en sí, pero al igual que todo, hay un rango de variación. Por lo que es conveniente elegir un pokémon que esté equilibrado en PC y PS. De nada nos sirve un PC alto si se nos muere al primer ataque.

Entrenar los PC

Esto es bastante importante porque es vital a la hora de decidir entrenar un pokémon. Esto se hace de una forma bastante sencilla. Cada vez que capturemos un pokémon conseguiremos polvos estelarescaramelos de la especie del pokémon que hemos atrapado.

Es decir, si atrapamos a un pidgey conseguiremos caramelos pidgey, al igual que si atrapamos a un pidgeotto o un pidgeot. Un ratatá nos dará caramelos ratatá y así con todos los pokémon.

El primer elemento, junto con un caramelo del segundo, nos permitirá mejorar los PC de nuestro pokémon un determinado porcentaje. Cuando tengamos listo al pokémon, los caramelos (en un número bastante alto) permitirán a nuestro amigo que evolucione.

Desde que se incluyó la actualización 0.35.0 o 1.5.0, los líderes de equipo pueden darnos una valoración sobre el pokémon en cuestión. Sus palabras nos ayudarán a ver cómo puede subir de nivel un pokémon en pokémon GO, sobre todo con su primera frase.

Dependiendo de lo que nos diga del pokémon en sí sabremos cómo subirá de nivel cada vez que le demos “más poder”. Cuanto mejor sea lo que nos diga el líder de nuestro luchador, más PC subirá con cada potenciación.

Esto se debe a que las estadísticas que no podemos ver del juego, regulan la variación de PC que un pokémon aumenta cada vez que le damos polvos estelares. Así pues, si quieres un pokémon con un alto PC, no gastes energía en uno que no tenga una buena valoración de tu líder de equipo ya que posiblemente suba bastante menos de poder que uno que sea “una maravilla”.

Entrenar o Evolucionar

Es importante pues entrenar un pokémon con PC que puedan llegar muy alto o evolucionarlo directamente y subirlo de nivel. Por el momento no he encontrado demasiadas diferencias entre un sistema y otro ya que si, por ejemplo, un Pidgey de nivel medio sube de media entre 8-15 PC por cada entrenamiento, un Pidgeot hace lo mismo pero aumentando entre 30-55 los PC.

Sin embargo, hay que tener en cuenta una cosa. El poder de ataque de nuestro pokémon vendrá determinado también por sus ataques. Es importante elegir un pokémon que tenga un set de ataque que nos venga bien a la hora de combatir, con movimientos rápidos y potentes y algún que otro soporte de los cargados (explicaremos esto más adelante).

Pero ojo, porque cuando un pokémon evoluciona, sus ataques cambian sin que tú puedes hacer nada para evitarlo. Por experiencia os digo que, si os gusta un set de combate de un pokémon sin evolucionar, mejor que no le cojáis cariño, porque lo vais a perder.

Mi recomendación es que, si tenéis a un pokémon evolucionado con PC altos y un buen set de ataque, que entrenéis ese. Si no, arriesgaros a evolucionar a un pokémon con potencial, pero sin haberlo entrenado antes, para evitar “perder” caramelos” de esa especie en sí.

Tipos de ataque (rápido y cargado) y energía

Como os he dicho, los pokémon nos vendrán con dos ataques inamovibles en su haber. Solamente los cambiaremos cuando evolucionen, pero de una forma que no podremos controlar.

Si os fijáis en estos ataques, uno de ellos simplemente pondrá el nombre y un número. Este número es el poder de ataque de dicho movimiento. En combate, este movimiento se hace simplemente tocando la pantalla.

Sin embargo, el segundo vendrá (de forma habitual) con unas barras además del poder de ataque. Esta barra es la barra de energía de ese ataque y nos da una idea de cuánto tiempo tarda en cargarse este movimiento especial. Cuanto más grande sea la barra, más tardará en cargarse y, por lo tanto, en poder ejecutarlo.

En la parte del combate os explicaremos cómo se carga este ataque.

Es conveniente pues elegir un equilibrio entre los dos ataques. Dependiendo de a quién nos enfrentemos deberemos de elegir un set más rápido o más lento, ya que cada combate es un mundo. Un ataque cargado muy potente, como el que veis en las imágenes de Vendaval, puede ser destructivo y definitivo, pero tarda en rellenarse y solamente nos deja dispones de uno.

Sin embargo, Golpe Aéreo, por ejemplo, aunque es menos potente, nos deja tener como máximo 4 cargados y se rellenan con mucha facilidad. Es tu decisión.

Por supuesto, cada ataque también tiene un tipo, es decir, normal, eléctrico, agua, planta, etc. Y esto implicará que hará más o menos daño a un pokémon enemigo según sus debilidades. Además, determinados ataques generan estados, como veneno, parálisis o similares. Ojo a esto.

Cómo combatir

Una vez que estamos listos para afrontar nuestros combates, tendremos que dirigirnos a un gimnasio pokémon. Por el momento es el único sitio donde podremos pelear con ellos, aunque Niantic ya ha dicho que se añadirán más funciones de este tipo más adelante.

Ya os explicamos en la guía de gimnasios qué hay que tener en cuenta a la hora de combatir contra un Líder de Gimnasio. Lo principal es saber a qué nos enfrentamos y coger un pokémon que sea fuerte contra ese tipo y que tenga un CP similar.

Nosotros lucharemos con 6 pokémon y podremos elegir los que queramos, así que hacedlo sabiamente porque en ello os puede ir la vida.

Una vez tengamos listo el set, es hora de pelear.

Pokémon Go y los problemas para subir de nivel

Durante el combate podremos hacer dos cosas. La primera es esquivar los ataques que nos lanza nuestro enemigo. Esto será más bien para evitar los movimientos cargados que nos lancen, ya que los movimientos normales son inmediatos y casi que no se esquivan

Para esquivar tan solo tenemos que hacer un movimiento con el dedo en la pantalla hacia el lado al que queramos ir, e iremos pegando pasos laterales. Tienes que tener en cuenta que esquivar no significa que no recibamos daño del enemigo, ya que sí lo haremos.

Una esquiva implica que el ataque nos rozará y nos hará un porcentaje pequeño de lo que debería de hacernos si nos impacta de lleno, pero no será un daño nulo.

La segunda cosa que podremos hacer es, cómo no, pelear. Para ello podremos hacer los dos movimientos que os he indicado antes Pulsar la pantalla hará nuestro ataque normal y dejar la pantalla pulsada cuando tengamos disponible un ataque cargado.

Estos ataques cargados se representan por unas barras azules justo debajo de la vida de nuestro pokémon y se irán cargando conforme ataquemos y recibamos daños. Cuando una de nuestras barras esté completamente llena, podremos hacer este ataque. Para ello solo tenemos que dejar pulsada la pantalla unos segundos.

EN ese momento, el combate se parará un instante y nos indicará el movimiento especial que hacemos. El pokémon central no puede esquivar este ataque, así que, le daremos seguro. Pero por contra también estaremos sin defensa, ya que cuando hagamos este ataque no podremos esquivar durante dos o tres segundos. Y eso nos hace un blanco fácil.

Ojo, ya que cada ataque tiene también una cadencia, por lo que pulsar la pantalla indiscriminadamente no hará que golpeemos más. El combate es rápido y muy dinámico, por lo que es importante que sepamos administrar nuestros ataques cargados y ver cuándo los está haciendo él.

Si nuestro pokémon cae, será sustituido por el siguiente, así que estad atentos a los cambios para hacerle el mayor daño posible al pokémon enemigo en estos momentos también. Esto es importante porque irán apareciendo en el orden en el que los coloquemos, por lo que antes de luchar ponedlos bien.

Tampoco podremos usar pociones ni objetos dentro del combate, por lo que, ojito con los pokémon que no tienen la vida a tope.

Por último, cada combate contra un nuevo pokémon durará 99 segundos. Si el tiempo se acaba, el combate termina en empate.

Recuperación

Una vez ha terminado el combate, tanto si ganamos como si perdemos, nuestros pokémon quedarán algo tocados. Y en Pokémon GO, por el momento, no hay Centros Pokémon que nos ayuden a revivir a nuestros amigos.

Por el contrario, si un pokémon ha caído en combate, tendremos que resucitarlo por nuestros propios medios, esto es, con revivires. Si no tenemos, tocará pasarnos por las poképaradas o por la tienda para conseguir uno. Si no, olvidaos de él. Por suerte, conforme subimos de nivel nos dan más objetos de este estilo.

pokemon go curaciones

Lo mismo pasa con los pokémon tocados. Tendremos que curarlos con pociones para que estén de nuevo preparados para combatir ya que el tiempo no cura sus heridas. Por eso es importante no lanzarse al ataque a lo loco. Advertidos quedáis.

Experiencia y recompensas

Si perdemos un combate pokémon no pasa nada más allá de tener a nuestros amigos KO, pero si conseguimos ganar, conseguiremos experiencia para el entrenador dependiendo de los CP del enemigo. Sin embargo no será lo único.

Si hemos combatido en un equipo de una facción que no sea la nuestra, la mejor recompensa es quitarle todo el prestigio y ocupar su sitio como líder de gimnasio. Esto nos dará cada x tiempo 500 polvoestelares y 10 pokémonedas por cara pokémon que tengamos allí.

Si hemos combatido en un gimnasio de nuestra facción, podremos entrenar para aumentar el nivel del lugar y así poder meter un pokémon nuestro como defensor. Y nos darán los beneficios que antes os hemos dicho.

Como veis, culpables, no es que sea nada difícil de entender, pero sí que es cierto que hay cosas que es mejor hacer en grupo. Por ejemplo, ir a un gimnasio a derrotar solos a un equipo de líderes es complicado. Lo suyo es ir con amigos de la misma facción para derrotarlo entre todos. Eso sí, el que gane es el que se lleva e premio a dejar el pokémon allí, así que echad a suertes antes el orden.

Y dicho esto, a disfrutar, culpables.