Presentación de Bravely Default en Madrid

El próximo 6 de diciembre llega a nuestro país Bravely Default, nuevo JRPG para Nintendo 3DS creado por Square Enix y co-producido por Nintendo que está causando sensación por tierras japonesas. Llega con un año de retraso pero, como ya se anunció, con bastantes mejoras.

ARTÍCULO AVANCE bravely default 2

Aún quedan unos días para que podamos tenerlo en nuestras manos, pero ayer 27 de diciembre se celebraba en las oficinas de Nintendo España la presentación oficial del juego. Allí me planté como representante de GuiltyBit en una pequeña sala bastante abarrotada, ya que parece que hay mucha expectación con el juego. Y es normal, porque hoy Bravely Default a más de uno nos ha conquistado el corazoncito.

Omar Álvarez, jefe de prensa especializada de Nintendo España, era el encargado de presentarnos todas las características de este precioso JRPG que bebe de otros títulos de Square Enix como Final Fantasy V y que ha sido un auténtico exitazo en Japón (tiene un 38/40 en Famitsu, una de las revistas japonesas más famosas sobre videojuegos).

Muchas características ya las conocíamos por el avance mostrado hace unos días, pero hoy se ha profundizado más en ellas y hemos conocido nuevas cosillas del juego. Por ejemplo, las mejoras que tendrá esta versión “Internacional” con respecto a la original japonesa: la posibilidad de acelerar los combates, algunas partes de la historia que han sido revisadas y mejoradas, la posibilidad de ajustar el número de encuentros aleatorios (¡e incluso suprimirlos!), tres niveles de dificultad, voces a elegir entre inglés o japonés (con todos los textos en castellano) y el sistema Bravely Second.

Bravely Default

Este sistema consiste en la posesión de sleep points, que sirven para congelar el tiempo durante la batalla. Esto es un poco “trampa”, por lo que no será necesario para pasarse el juego, simplemente será una ayuda. Se pueden conseguir poniendo la consola en modo suspensión (sleep) o mediante dinero real en la eShop.

El juego tiene una duración de unas 60 horas, bastante largo, que se pueden ampliar mediante las misiones secundarias o con el StreetPass. El sistema de combate se vio en el avance y en la demo, con el aspecto novedoso de los Brave Points que nos permiten atacar más veces en un turno a cambio de esperar los turnos correspondientes sin atacar. Algunos oficios también estaban disponibles ya en la demo, pero se confirma que serán 12 en total y muy variados, además de la posibilidad de tener un oficio principal y otro secundario.

Hemos podido comprobar el efecto 3D en persona y el resultado es una pasada, con escenarios realizados a mano y con la sensación de que por fin un juego ha aprovechado al máximo el 3D de la consola, que en muchos parecía más cutre que la sala de redacción de GuiltyBit. El juego vendrá en tres versiones: física,  digital y la versión coleccionista, que contará con un libro de ilustraciones, una figura de una de las protagonistas y diverso material extra. Con esta última no tengáis mucha esperanza porque parece que está agotada en muchos sitios…es lo que tiene que hayan llegado muy pocas copias.

bravely-default

En el aspecto cooperativo del juego, se han destacado las posibilidades de Bravely Default con StreetPass. Con esta utilidad podremos intercambiar personajes con otros usuarios e incluso invocarlos en nuestros combates, o invitarles a ayudarnos en algunas sidequest (misiones secundarias) que necesitan mucho tiempo o recursos.

Lo poquito que hemos podido probar el juego, porque eramos muchos y no había mucho tiempo, nos ha parecido muy trabajado y con un gran acabado visual, como he mencionado anteriormente. De todas formas, la extensa demo está disponible y es recomendable para quién quiera jugarla y descubrir el universo de Bravely Default.

bravely-default

Culpables, estad atentos a este lanzamiento porque sin duda va a convertirse en un juego imprescindible para todos los fans del RPG, y hemos tenido muchísima suerte en que los majos de Nintendo decidan distribuirlo en nuestro país y encima traducido al castellano. Estoy segura de que no soy la única que caerá rendida ante esta posible obra maestra del género.