Microsoft desvela los primeros juegos de Xbox retrocompatibles con Xbox One

Microsoft ha anunciado los 13 primeros juegos de Xbox retrocompatibles con Xbox One. Son bastante variados, que tienen que paliar su pobre catálogo de alguna forma.

Microsoft ya ha desvelado los primeros juegos de Xbox retrocompatibles con Xbox One. Todos ellos alcanzarán los 1080p de resolución, mejor tasa de fps y tendrán menores tiempos de carga. Es casi como si estuvieran usando juegos de dos generaciones de antigüedad para disimular un catálogo paupérrimo, ¿eh? Al menos no son tan agarrados como otros.

Son, en total, 13 títulos. Son, según han desvelado a IGN, los siguientes:

  • Star Wars: Knights of the Old Republic
  • Ninja Gaiden Black
  • Crimson Skies: High Road to Revenge
  • Fuzion Frenzy
  • Prince of Persia: The Sands of Time
  • Psychonauts
  • Dead to Rights
  • Black
  • Grabbed by the Ghoulies
  • Sid Meier’s Pirates!
  • Red Faction II
  • BloodRayne 2
  • The King of Fighters Neowave

Este listado es bastante más variado y apetecible, para muchos, que el propio catálogo de exclusivos de Xbox One, compuesto por el cancelado Scalebound. Hay shooters en primera persona como Black, RPGs como Star Wars o plataformas como Psychonauts y Prince of Persia. También están presentes juegos para amantes de la lucha, los hack ‘n’ slash y la estrategia. Casi nada. Y, según comenta IGN, todos se ven actualizados y de maravilla con la posibilidad de ver dos fantásticas bandas negras enormes a los lados.

A falta de Scalebound…

¿Y cómo funciona el invento? Sencillo; si tienes el disco original puedes introducirlo en la propia Xbox One. También funciona, evidentemente, con las copias digitales. Las funciones, además, son las mismas. Si excluimos el juego online, que los servidores están más muertos que Scalebound.

Nuestro Cardona se encuentra consternado…

La mala noticia llega cuando Bill Stilwell, jefazo de la plataforma Xbox, le cuenta a IGN que no podrán adaptar todos los juegos que quieren. Insta a la comunidad, de hecho, a que no se hagan ilusiones. Hay muchos títulos de los que no tienen las licencias o con el que pueden tener algún problema de autoría o de legalidad. Así que habrá que hacerle caso, no vaya a ser que nos llevemos un chasco como con Scalebound. Con el paso de los meses veremos hasta dónde llega Microsoft para recuperar estas viejas joyas.