Razer Imperator - Análisis periféricos

Tras centrarnos la última vez en el tema de sonido, hoy volvemos al camino del hardware de PC para analizar un ratón, siendo el Razer Imperator el elegido para pasar la ITV de periféricos de hoy. Aunque si os esperáis algo así como el transformer de la otra vez os vais a llevar un chasco porque este es más entero.

En esta ocasión nos encontramos un mouse mucho más sencillo que los que hemos probado hasta ahora, pero no por ello tiene mucho menos que decir, como podréis leer a continuación.

Diseño

A pesar de no ser un producto basado en alguna licencia, el Imperator no cuenta con el característico color verde de Razer, el cual sustituye por el azul, cuyo brillo se encuentra presente tanto en los bordes de la rueda como en el logo de la compañía. A parte de ello, todo el ratón cuenta con tonos muy oscuros, siendo el cuerpo de color negro con acabado de goma y la parte superior gris, por lo que no es precisamente un periférico que llame la atención en el apartado estético.

Razer Imperator Superior

Como gran parte de los periféricos destinados a jugadores, el cable es de trenzado para evitar en la medida de lo posible que si guardamos el ratón en una mochila o similar nos encontramos un montón de nudos marineros a la hora de sacarlo.

Funciones

Una de las principales funciones de este ratón es su doble sensor, siendo uno láser y el otro óptico, por lo que su precisión a la hora de mover el puntero será mayor que la de otros ratones de turno.

Como la gran mayoría de los periféricos de Razer, el Imperator usa el software Synapse 2.0 para poder asignar funciones a cada una de las teclas en forma de macros o de funciones del teclado o donde podremos asignar distintos niveles de sensibilidad que podremos cambiar en medio de la partida con los botones situados en la parte inferior de la rueda. Como característica especial gracias al doble sensor es la posibilidad de calibrar el ratón para que aun estando levantado un poco respecto a la alfombrilla podamos seguir usándolo, aunque para ello necesitemos que ésta sea de un color uniforme.

Razer Imperator Software

Ergonomía

Estamos ante un ratón ergonómico, es decir, que su forma está preparada para adaptarse a la mano derecha, por lo que no se trata de un periférico ambidiestro. Esta ergonomía se hace presente en la zona donde colocamos el pulgar, la cual está más hundida, quedando el dedo más hacia dentro del ratón. Esto permite que podamos agarrarlo mejor y podamos levantarlo con facilidad, aunque no sea algo a lo que estemos acostumbrados a hacer.

Otra de sus funciones ergonómicas es la posibilidad de acercar o alejar los botones de adelante y atrás a nuestra mano, de modo que si tenemos los dedos más largos nos queden dichos botones justo a la altura del pulgar, algo que agradecemos los que tenemos un par de manazas.

Razer Imperator Lateral

Por otro lado, el ratón tiene un tamaño mediano, quedando bien ajustado para todo tipo de manos, aunque las más grandes tengan que arrastrar un poco la palma por la alfombrilla, pero ya es algo a lo que estamos acostumbrados, por desgracia.

Conclusiones

A pesar de no tener mil botones o funciones para juegos específicos, el Razer Imperator tira de sencillez por bandera, algo que puede resultar atractivo a quienes busquen un ratón más simple que lo mostrado hasta ahora. Obviamente, esto me nota también en el bolsillo, aunque siga siendo un periférico no recomendable para todas las carteras.