Otro de los aspectos importantes del headset es el micrófono que trae incorporado. Al ser retráctil, es muy fácil empezar a usarlo, ya que solo tendremos que tirar suavemente de él y encenderlo pulsando el botón que tiene incorporado en el extremo. Una vez hayamos terminado, tendremos que empujarlo suavemente hacia el casco izquierdo para guardarlo, pero si no nos molesta tener constantemente el micro a la vista, podremos desactivarlo pulsando el botón o bien a través del software Synapse 2.0, así nos ahorramos tener que estar sacando y guardando el micro constantemente.

Razer Kraken vista microfono

El aspecto exterior es bastante atractivo, ya que la parte posterior del auricular tiene un diseño en forma de rejillas pequeñas, con el logo de Razer incrustado en medio que se ilumina cuando hayamos conectado el headset al PC. Si no queremos tener iluminado el logo, o queremos bajarle el nivel de luminosidad, podemos hacerlo a través del software de Synapse. También dispone de una gran banda acolchada en la parte superior, para minimizar la presión que pueda ejercer los cascos sobre la cabeza cuando los estemos usando. Encima de la banda, se encuentra serigrafiado la palabra Razer en verde con un tipo de fuente muy atractiva.

LEER MÁS:  Impresiones de 8Bitdo Wireless USB Adapter para Nintendo Switch

Si podemos desembolsar unos 100€ para adquirir el headset, tendremos un gran aliado a nuestro lado a largo tiempo, ya que es un periférico de alta calidad y muy buenas prestaciones, aunque con algunas ligeras mejoras como es el tamaño y la forma de los auriculares, tendríamos ante nosotros nuestro aliado en las guerras que libraremos a la hora de jugar a nuestro títulos favoritos, al escuchar ese disco de música que nadie ha oído antes o disfrutar de las películas como si de un Home Cinema se tratase.

Razer Kraken vista arriba

1 2