Resident Evil VII, cómo conseguir sus diferentes finales

Resident Evil VII, el nuevo juego de Capcom, esconde varios finales. En esta guía os enseñaré como conseguir ambos… Aunque hay spoilers, claro.

Resident Evil VII tiene un montón de secretos como pueden ser las Monedas Antiguas (de las cuales hemos realizado guía) o Mr. Everywhere (que también tienen su consecuente guía). El juego de Capcom tiene más de un final, y cómo no, voy a proceder a explicarte cuál es la diferencia.

Por si no os habéis alertado todavía, lo dejaré bien claro: en esta mini guía hay spoilers como un camión de grandes. O como un piano de cola. O como el bíceps de un Machoke después de hacer mancuerna. ¿Me sigues, no? Es tu decisión seguir leyendo o no, pero alertado quedas.

Primer final

Para conseguir el primer final debemos salvar a Mia en el Embarcadero. Dejaremos atrás a Zoe e iremos al Barco Naufragado. Ethan será capturado y jugaremos como Mia hasta que rescatemos al “protagonista” de la historia. Volveremos a controlar a Ethan y Mia se quedará solventando su problema con Eveline.

Al final del juego, Ethan será rescatado por la Corporación Umbrella y descubrirá que Mia ha sobrevivido a su encuentro con Eveline. Este es, por así decirlo, el “final bueno”.

 

Segundo final

Si le damos el suero a Zoe huiremos con ella al Barco Naufragado, dejando a Mia atrás. Sin embargo, al llegar, Eveline matará a Zoe y Ethan será capturado. Volveremos a manejar a Mia y tendremos que hacer el mismo recorrido que antes hasta encontrar a nuestro noviete. Cuando encarnemos a Ethan de nuevo tendremos que enfrentarnos a Mia: tiene sentido ya que no se ha tomado el suero. Efectivamente, culpable, hay que matarla.

El final del juego es parecido: nos rescatará el helicóptero, pero no estará Mia al lado para acompañarnos en nuestro viaje. Únicamente tendremos un teléfono con un mensaje. Es el final malo, por así decirlo.

Estos son los dos finales que tiene el nuevo juego de Capcom, Resident Evil VII. Podéis leer aquí el análisis correspondiente… si sois valientes, claro.