La seguridad en los videojuegos: de los MMO a los casinos online

La seguridad en los videojuegos es primordial, tanto para el que juega como para el que desarrolla el título.

Una de las principales cosas que se buscan, a la hora de jugar a videojuegos, es, evidentemente, la diversión. Eso es más o menos fácil (salvo que el título sea un bodrio, pero eso ya es otra cosa): pones tu disco/descargas tu juego y a disfrutar delante de la pantalla todas las horas que puedas. Sin embargo, la cosa entra en una nueva vertiente cuando queremos jugar a cosas online, dado que ahí, en todo momento, estamos en activo en la red. Y es que al seguridad en los videojuegos es primordial.

Poco importa que te encante World of Warcraft si tu ordenador va a peligrar por ir a matar a un enano.  Y es que la vertiente online de las cosas está, a fin de cuentas, más expuesta que los juegos físicos. A ver, no quiero sonar aquí como una anciana de la época de las cavernas, pero esto es un hecho. Estamos constantemente expuestos a todo tipo de información, y, por supuesto, si estamos expuestos quiere decir que también somos vulnerables. Cosa que no ocurría cuando simplemente llegabas a casa, sacabas tu juego de Spyro the Dragon y ponías el disco en la consola. Simple, directo y sencillo.

Pero dejemos el pasado atrás, culpables. Vamos a retomar al presente, al punto en el que quería incidir: la seguridad es importante. Pero hay distintos tipos: las que afectan al usuario y las que la misma compañía pone de cara a proteger su producto frente a, ojo cuidado: los compradores. Porque seamos claros: las empresas van a hacer lo imposible por protegerte, en especial en aquellos juegos y derivados que sean más sensibles con nosotros. Por ejemplo, la seguridad de casino 888 va a ser enorme, puesto que el poder jugar sin preocupaciones es uno de sus mantras, y llevarán ello por bandera. Pero, ¿qué ocurre cuando es el propio usuario el que quiere rizar el rizo? Pues que las distintas compañías tienen que ingeniárselas para evitar eso.

No será por falta de ideas

¿El resultado? Algunos elementos la mar de divertidos, la verdad. Por ejemplo, se sabe que en algunos juegos de Paper Mario más antiguos, usando algunos tipos de códigos, era posible llegar a nuevas zonas desde el principio que de ninguna forma eran accesibles hasta bien avanzado el juego. Pues bien, la idea de Nintendo frente a esto no fue otra que hacer que todos los diálogos de esta zona cambiasen. Así pues, en lugar de poder avanzar con la información recopilada, sólo tendríamos un montón de «no deberías estar aquí» y similares. Otro ejemplo lo podemos ver en aquellos en los que tenemos niveles y estadísticas de personaje. No son pocas las desarrolladoras que para frenar esto insertan un nuevo enemigo imposible de matar, para así penalizar a los tramposos que vulneran sus protocolos de seguridad.

seguridad en los videojuegos

Pero no todos son tan divertidos, la verdad, y muchos de ellos han sido un verdadero dolor de cabeza incluso para aquellos jugadores que son legales. No vamos a decir nada, por supuesto, de los juegos que bloquean ciertas áreas en caso de ser una copia pirata. Es totalmente entendible y totalmente lícito por parte de la compañía. El problema viene cuando, en base a poner de por medio estos protocolos anti-piratería, la cosa acaba perjudicando el juego base. Un ejemplo lo puedo dar yo misma de primera mano.

Actualmente, me encuentro jugando a Dragon Age en PC, título que cuenta ya con sus añitos a la espalda. Pues bien, el juego base en sí no presenta ningún tipo de problema… pero otro cantar tenemos cuando toca sumergirse de lleno en los DLC que ofrece el título. Eso es un hervidero de bugs que enturbian la experiencia a escalas insospechadas. Y lo cierto es que, quieras que no, me sorprendió. La cosa empeora cuando creía que era cosa de mi PC, fui a informarme en el vasto mundo de Internet y tras indagar un poco me hice eco de que para nada: esos bugs surgían como consecuencia de esos cortafuegos antipiratería, pese a que el juego fuera lícitamente adquirido, cosa que admitía hasta la propia BioWare.

Eso llevaba, por supuesto, a un mareo de anotaciones para el usuario para arreglar el desaguisado. La compañía no ponía mucho de su parte para arreglarlo tras tanto tiempo. Con todo esto, entendemos que la seguridad en el formato más online es si no primordial, vital. Al menos, si buscas disfrutar de un hobby sin problema alguno. Son muchas las empresas que van a poner de su parte para que podamos disfrutar de todo sin el mayor problema. El ejemplo podemos verlo con el anteriormente nombrado casino888. Sin embargo, los jugadores también debemos poner de nuestra parte, obviando este tipo de prácticas para así contar con un espacio en red más seguro y amigable para todos.

A fin de cuentas, nada impide divertirse sin refrenar la diversión de los demás ni poner en peligro la tuya propia.