Sword Art Online: Hollow Fragment - Análisis PlayStation Vita

Desde luego, poco podíamos esperarnos que Bandai Namco se animara a traer este Sword Art Online: Hollow Fragment para PSVita más allá del océano Pacífico e Índico (de Japón vaya).En sí es una apuesta un tanto arriesgada porque proviene de un anime que de momento no ha salido de allí, pero en cambio cuenta con un gran número de seguidores a nivel mundial (ironías del destino).

ARTÍCULO ANÁLISIS sao hollow fragment

Lo que de verdad debemos tener en cuenta es que parece que Bandai Namco nos está malcriando últimamente tanto a usuarios sedientos de juegos con estilo anime (One Piece, Naruto, el reciente Tales of Xillia 2), y esta añadiendo a los usuarios de PSVita cosas así alegran la existencia a sus poseedores, cosa que la propia Sony parece que no sabe cómo hacer.

Para ponernos un poco en antecedentes, este juego está basado en una serie de novelas ligeras, además de un posterior anime que abarca dos arcos argumentales de la historia. Aquí únicamente contemplaremos el que da inicio a todo. El protagonista del juego es Kirito, avatar creado por el protagonista para participar en el juego más reciente de su actualidad que da nombre a este mismo título, el Sword Art Online (SAO para abreviar), y que tiene dos pequeñas peculiaridades.

La primera es que el que juega, debe hacerlo con un dispositivo-casco llamado Nerve Gear que envía impulsos directamente al cerebro y permite jugarlo como si de verdad estuviéramos dentro viviéndolo y disfrutándolo. La segunda particularidad es que tal y como se deja entrever en el nombre del título, únicamente se pueden utilizar técnicas de arma, la magia como tal, no existe (así que hay que olvidarse de lanzar supernovas a los bichos para masacrarlos).

Lo malo llega nada más comenzar, y es que de repente, el primer dia de juego, aparece una entidad gigantesca diciendo que es el creador del juego, y priva a todos los jugadores de la posibilidad de salir de él, desactivando la acción del menú. La única manera de salir de ahí consiste en conseguir que al menos alguien llegue al piso más alto de Aincrad (nombre dado al mundo del juego, con forma de torre) y lo derrote. A añadir que si matan a tu personaje mientras se esté en ese mundo, también mueres en la vida real porque el Nerve Gear te cuece el cerebro, por lo que hay que andarse con cuidadito.

Pues bien, habiendo hecho esta mini-introducción (porque hay muchas cosas que se podrían explicar), ya podéis poner el juego, porque al poco de hacerlo, veréis dos cosas: una de ellas es la modificación del avatar del propio Kirito, por si queremos personalizarlo un poquito más a nuestro gusto, y lo segundo es que veremos el enfrentamiento que tiene lugar en el piso 75 contra el malo malísimo que os explicaba hace un momento (que será un momento spoiler si no has visto el anime, en toda regla porque es destrozarle la mitad de la historia a quien no la sepa).

Resumiendo, que esta historia empieza justo después de vencer al enemigo final del primer arco argumental de la novela/anime. El caso es que al derrotarlo debería pasar una cosa, pero en este juego ocurre algo totalmente diferente, que hace que este no finalice sino que continúe.

Cuando llegamos al piso 76, nos damos cuenta de que ya no podemos retroceder a los niveles inferiores, y sin querer encontramos una zona nueva llamada Hollow Area, que es la que da el sobrenombre al juego, porque para que lo sepáis queridos culpables, estáis jugando a una remasterización con muchas novedades de un juego de PSP llamado Sword Art Online; Infinity Moment que únicamente salió en Japón, y este área es el principal añadido.

En ella nos encontraremos con una “personaja” muy mona (como no podía ser de otra forma en el universo SAO) que pronto descubriremos que se llama Philia, la cual sabe defenderse bastante bien y que tiene mucho que ver en la historia. Cuando conseguimos volver a la ciudad que hay en el nivel 75 nos encontraremos con el resto de personajes que ya conocemos de la historia.

Entre ellos la más importante es Asuna, la “mujer” de nuestro protagonista (culpables, en serio, que la serie/novelas son como culebrones pero divierten lo suyo), a la que no le hace ni la más mínima gracia que haya conocido a otra “señorita” más para su “harén” de amiguitas. Y es que no sabemos qué tiene nuestro Kirito, que trae locas a todas las féminas por sus huesos, y por ello a la pobre Asuna la tiene siempre con la mosca detrás de la oreja.

El objetivo del juego es conseguir llegar desde el piso 75 hasta el 100 para saber qué demonios ha pasad mientras desvelamos el misterio de la Hollow Area. Además teniendo en cuenta que venimos de derrotar al malo “final” de la historia, tanto nuestros niveles, habilidades como dinero irán en consecuencia (estamos en nivel 100, disponemos de alguna técnica guay y empezamos con varios millones de monedas en nuestro inventario).

Aún así, es como si empezáramos de “cero” porque nuestro nivel puede aumentar hasta el 200 y los precios de las tiendas de Arc Sophia, la ciudad del piso 76, están bastante acordes a esos baremos, por lo que no nos vamos a librar tan fácilmente de la ley de la oferta y la demanda.

Ya por fin hablando del planteamiento del juego, nos encontraremos con una especie de simulador de MMORPG. Parecerá que nos encontramos con otros jugadores durante la partida siendo un juego offline mientras recorremos el basto mundo que se nos presenta por delante. Para ascender en los niveles, puede ser que al principio sea un poco engorroso porque tendremos que estar con las típicas misiones (derrotar a un enemigo concreto, que si conseguir algún objeto determinado, que si patatán, vamos, lo normal), pero poco a poco se va sobrellevando. Hay cosas que destacan, como el poder llevar objetos a nuestra herrera particular (Lisbeth, otra miembro de nuesto “harén” personal) y desarrollar nuevos utensilios, pero en términos generales será lo que nos encontraremos.

Mientras estemos siguiendo el ascenso de pisos, estaremos jugando al juego original, y cuando exploremos el Hollow Area, lo estaremos haciendo en el nuevo contenido que no existía en la versión de PSP. Además el gran cambio respecto al original que no nos llegó se experimenta a la hora de combatir porque el sistema de combate ha cambiado radicalmente.

Disponemos de una barra llamada Burst que se va reduciendo cuantos más ataques hagamos, y al conseguir concatenar varios se libera una habilidad especial para rematar al enemigo y que quede todo chachiguay. Hasta aquí bien. Lo malo del asunto es que los enemigos no están en nivel 1 precisamente, y a veces puede ser cansino el tiempo que te puede llevar el acabar con uno solo de esos miserables. Teniendo en cuenta que la barra se vacía muy rápido, hay que saber planear muy bien los combates, y eso queridos culpables, es algo que nos va a llevar bastante tiempo.

Afortunadamente cuando peleamos, no lo hacemos solos, porque podemos ir acompañados de otro personaje con el que tenemos que compenetrarnos si lo que queremos es sobrevivir. Cuando vemos que la susodicha barra de Burst se agota, podemos pedirle a nuestro compi que haga un “cambio” con nosotros, llevándose así él todo el “agro” durante un tiempo y con él la atención del enemigo, permitiéndonos recuperarnos más rápidamente. Para más inri, tenemos que ir con mucho cuidado porque cada técnica que utilicemos irá reduciendo nuestro SP disponible (otra barra situada al borde derecho de la pantalla), así que doble problema junto a la barra de Burst.

Aparte nuestro compañero nos pedirá que le ayudemos, por ejemplo, diciéndonos que liberemos algún ataque especial para poder hacer una combinación entre ambos, por si quiere que lo cubramos, etc. En el caso del SP la mejor forma que tenemos de recuperarlo mientras peleamos es felicitando a nuestro compañero de equipo cada vez que haga algo bien. Aparte de esto, si vamos utilizando técnicas defensivas de vez en cuando en el momento oportuno también conseguiremos ir aguantando hasta el final de la batalla.

Como si no tuviéramos poco, hay otra barrita que nos indica el nivel de riesgo, y cuando más haya (más próximos estemos a nuestros enemigos), más lentas se recuperan las barras, por lo que tal y como os decía, id con mucho ojo!

A todo esto además sumarle que podemos manejar hasta 12 técnicas simultáneas gracias a las combinaciones de botones, por lo que tenemos un sistema de combate bastante complejo que tal y como he dicho, hay que aprender a controlar poco a poco.

En este juego además, no va a ser todo luchar y luchar, porque tiene una parte de simulador de citas (y la pobre Asuna se ve con muchas posibilidades de convertirse en cornuda por ello). Cada uno del resto de PJs que juegan con nosotros tienen la posibilidad de subir su nivel de amistad, que al conseguirse nos irán obsequiando con diferentes ayudas. No lo olvidéis culpables, en el SAO poner los cuernos es bueno así que no os olvidéis de poneros a “lagartear” todo lo que podáis (eso sí, yo no lo aconsejaría en la vida real).

 

68
80
75
70