The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D - Análisis Nintendo 3DS
qYBlEwjlgHY

Hace 15 años nos llegaba el juego que hoy nos trae hasta aquí, pero esta vez para Nintendo 3DS en forma de remasterización, The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D. El clásico juego de las máscaras de Nintendo salió dos años después de su hermano mayor, Ocarina of Time, el cual había dejado el listón bien alto en Nintendo 64, pero Majora’s Mask demostró que también podía estar a la altura y mantener el tipo.

Hoy la historia se repite y The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D vuelve a demostrar que como remake también está a la altura de su hermano mayor.

Para los más jóvenes o las personas que en su día no lo jugaron, este Zelda destaca por ser (con mucha probabilidad) el más oscuro y tenebroso de toda la saga. No es algo que se diga para marcar paquete y distanciarse del tema de que Link siempre vive en un cuento de hadas, ya que en este juego está plagado de almas en pena, seres moribundos y mucha gente a las que tienen más problemas que el libro de matemáticas les ocurren desgracias.

Para muestra la historia del juego: nada más empezar a Link le ocurren una serie de catástrofes por culpa de un ser del bosque enmascarado, Skull Kid. Desde un principio este ser maldice a nuestro joven protagonista convirtiéndolo en un niño Deku (un ser mitad hombre/planta), le roba su preciada Ocarina del Tiempo y le espanta a su yegua Epona, provocando la huida de dicho animal. Una vez Link llega a Ciudad Reloj se da cuenta de que la Luna está a punto de estrellarse contra el suelo y para detenerla ha de pararle los pies a Skull Kid a toda costa.

majora's mask 3d

El sistema de juego es bastante curioso, porque la Luna que se va a estrellar en Ciudad Reloj (muy bonita ella, nótese la ironía), lo hará dentro de 3 días, y al caer destruirá todo Termina, provocando tal desastre como un elefante entrando en una cristalería.

Para evitar dicho fin, hay que superar una serie de mazmorras y acertijos con la ayuda de nuestras inestimables máscaras. Pese a todo lo angustioso que pueda parecer este límite de tiempo, tiene algo bueno, y es que podrás viajar al primer día cada vez que la fecha se cumpla, sin perder los objetos principales.

Las máscaras serán lo más útil que podemos encontrar, ya que hay algunas de ellas que transformaran a Link en seres de otras razas completamente distintas con poderes totalmente diferentes, cosa que dará mucha variedad al juego.

Sin embargo, la mayoría de éstas no lo hacen, pero sí lo dotan de alguna característica en concreto: correr más, hablar con los animales, poner triste a la gente o convertirte en un niño rata bomba son algunos de los ejemplos de las 24 máscaras que incluye el juego.

¿Qué nos trae de nuevo The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D?

Empezando por el apartado gráfico, que es lo primero que se puede apreciar en el juego, todo se ha llevado un lavado de cara importante. Parece que Nintendo ha llamado a los decoradores y a los arquitectos de los bits para llevar a cabo una remodelación fantástica pese a que a veces se han dejado algunos dientes de sierra. Todo pinta mucho mejor, con unos gráficos modernos pero que a la vez mantienen la esencia del juego que fue. Aunque quizás por querer mantener tanto esa esencia, no se ha mejorado tanto como se podía haber hecho.

El 3D le sienta realmente bien, el efecto tridimensional no es nada abusivo y se puede disfrutar de mucho tiempo con el modo 3D activado sin uno cansarse. Además dicho efecto sobre el cuadro de diálogo es genial y parece que realmente el juego esté por detrás de dicho cuadro.

Más vídeos de GuiltyBit:

Ahora es cuando digo las tres letras malditas, ese concepto por el cual hay guerras campales en las redes sociales, así que si hay algún “Hater” en la sala, voy a tener que llamar al alguacil para que la desaloje… Sí culpables, se trata de los los FPS.

Tengo que hacer mención porque el juego va perfectamente fluido con una tasa muy superior al juego original y ademas son estables. Aunque dicha estabilidad flaquea mínimamente con el 3D encendido en momentos muy puntuales, cómo cuando estalla una bomba o sale la animación al tocar una canción, pero es prácticamente insignificante.

La prueba definitiva de los FPS se ve clara cuando después de jugar al remake pruebas el juego original, ya que parece que este último funcione a cámara lenta y te entrarán ganas de soplar a la pantalla a ver si de este modo Link corre más.

En el apartado de sonido tenemos exactamente lo mismo que nos traía el juego original en Nintendo 64, una música excelentemente escogida que bebía de su hermano mayor, quizás en exceso. Sin embargo en nuestra Nintendo 3DS se escucha de fábula y no está en absoluto nada desfasada.

majora's mask 3d 2

El tema de la jugabilidad sigue siendo muy parecido al original también, quiero decir con esto que no hay grandes cambios respecto al juego de Ninetndo 64, pero pequeñas modificaciones las hay a patadas. Así que vamos a empezar por los cambio más significativos… la Zona de pesca.

 Así es culpable, si tu eres de los que, como yo en Ocarina of Time, se pasaba las horas muertas pescando, estás de suerte porque este nuevo remake nos trae no una sino dos zonas de pesca. Para colmo, hay dos tipos de cañas para pescar y en cada una de las zonas hay diferentes variedades de peces, que para pescarlos se han de cumplir ciertos requisitos, como por ejemplo, llevar una determinada máscara.

No hay que olvidar que igual que pasaba con el remake de su hermano mayor, el giroscopio para apuntar va francamente bien, te dota de una agilidad para el disparo que te sentirás como Clint Eastwood en una de sus famosas películas de Oeste… Salvo que juegues en transporte público, que hasta un mono con artritis apuntaría mejor. Además para la New Nintendo 3DS también tiene una función extra, que consiste en mover la cámara con el segundo stick (o con el botón deslizante Pro), cosa que a veces será muy de agradecer.

The Legend of Zelda Majoras Mask 3D Link 2

Muchos pequeños cambios para enriquecer la experiencia de juego

El Cuaderno de los Bomber también cambia a mejor, a parte de tener los horarios como tenía el juego original esta vez permite hacer un seguimiento de tareas, para saber las que tienes finalizadas y las que no. Además, igual que en el remake de su hermano mayor, también existe una piedra Sheikah que nos dará pistas de nuestra aventura para salir de un apuro cuando estemos más perdidos que un sordo en un tiroteo. El reloj que nos marca el tiempo que nos queda y la hora a la que estamos también cambia de aspecto y ahora es más preciso… Si es más bonito o no ya lo dejo en vuestras manos, culpables.

Algunos jefes finales también han cambiado, por ejemplo alguno como el del primer templo para simplificarlos  y otros como el boss de la tercera mazmorra para hacerlos más complicados. Otra cosa a aplaudir cual foca pidiendo pescado es el poder avanzar las horas que tu quieras con la canción que te permite hacerlo en lugar de avanzar hasta la noche o la madrugada, ya no tendrás que estar esperando como si estuvieses viendo crecer la hierba (para cortarla después con tu espada “reshulona” de oro, por supuesto).

Como último cambio importante, resulta que ya no guardarás al volver al día 1, sino que lo harás en las piedras búho, pero podrás continuar normalmente con tu partida (cosa que no pasaba antes). Finalmente como cambio destacado decir que el sistema de menús y mapas por la pantalla táctil es muy cómodo, rápido y eficaz.

majora's mask 3d 3

De pequeños cambios siguen habiendo a patadas: las alas salen de la zona correcta al usar la canción de vuelo (ante le salían del trasero a Link Goron), han cambiado por completo la máscara “Capucha de Garo”, la animación al atacar de Link Deku ahora mola más, cambian el Banco de sitio para llegar mejor a depositar rupias si se te acaba el tiempo, puedes mirar donde aterrizar cuando planeas como Deku, un iconito nuevo en la pantalla de carga y un largo etcétera de pequeñas cosas que dan frescura a este remake.

 

The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D - Análisis Nintendo 3DS
The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D es otro claro ejemplo más de lo que es un remake bien hecho. El clásico de Nintendo 64 ha envejecido tan bien que no ha necesitado ningún cambio importante en la jugabilidad para estar a la altura de los grandes hoy día, cosa que convierte este juego en un indispensable para los poseedores de Nintendo 3DS. Pese a todo, por pedir que no quede y más contenido que alargara la vida del juego por encima del original se hubiese agradecido mucho.
The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3DEl Majora's Mask de Nintendo 64, obviamente.Ya puestos, cualquier otro Zelda, que bien buenos que son
Un rediseño al completo de todo el juegoMultitud de pequeños cambios que al final mejora la experiencia de juegoLas horas de pesca que nos esperan
8.9Gran goro-remake
Gráficos8.7
Sonido8.5
Jugabilidad9.4
Remake9.1
Puntuación de los lectores 4 Votos
8.4