The Solus Project, primeras impresiones

En estas primeras impresiones, os contamos que The Solus Project es un nuevo survival… ¿A dónde vais? ¡Volved! Que este mola, ¡en serio! Bueno, como os iba diciendo, es un survival puro, sin enemigos; al menos el trozo que hemos podido catar hasta ahora. Que tampoco hace falta ser un lince para darse cuenta de que esto no es un MMO de esos, el mismo título lo dice: SO-LUS. Estará disponible para PC (versión probada) y Xbox One, aunque de momento está en fase de early access.

No me extrañaría si nos dijeran que la máxima inspiración de los creadores es El Naufrago, porque más o menos de eso trata el juego. En la búsqueda intergaláctica de un nuevo hogar, un grave accidente acaba con nuestros huesos contra las extrañas rocas de un planeta. Una vez en tierra, nuestro único objetivo es sobrevivir e intentar comunicarnos para poder volver a casa.

The Solus Project, primeras impresiones

Por si el argumento no fuera suficiente pista, tenemos a nuestro WILSON, un asistente personal que parece un cruce entre un smartphone y la radio de escuchar los partidos el domingo a las cinco. Echándole un vistazo podremos conocer nuestro estado en todo momento y tomar las decisiones necesarias para sobrevivir un rato más. Os aseguro que no es nada fácil.

The Solus Project es un survival perfecto

The Solus Project no contiene nada de acción, de momento, pero si dos enemigos implacables: el entorno y nuestras necesidades. Además de alimentarnos y beber regularmente, también deberemos dormir, mantenernos secos y controlar nuestra temperatura corporal. Caerse por un acantilado no es bueno para nuestra salud, pero tampoco la hipotermia o los golpes de calor, ni las lluvias de meteoritos. Creo que en las ocho horas que lo he estado probando he muerto de todas las maneras posibles.

The Solus Project, primeras impresiones

Para ayudarnos a sobrevivir podremos recuperar los restos de nuestra nave para comer, beber, encender fuegos, fabricar herramientas o incluso iniciar la construcción de una torre de comunicaciones. Todo eso mientras recorremos un planeta algo de vida, al menos vegetal, muchos misterios y más de una sorpresa. Y para diferenciarse un poco del resto de survival, todo apunta a que tiene una historia interesante para darle un sentido al juego.

Como añadido a todos estos puntos positivos, tenemos un apartado técnico muy bueno, con unos gráficos y efectos de sonido más que aceptables. Aunque quizás lo más interesante y atractivo del juego sea su recreación del mundo. Tormentas, terremotos, mareas, días extremadamente calurosos seguidos de noches glaciares, etc. Y al ser un juego en primera persona, veremos con más claridad los efectos que estos cambios climáticos tienen en nuestro protagonista.

The Solus Project, primeras impresiones

Pasaremos de estar temblando de frío cuando rocemos la hipotermia a sudar y tener la vista nublada cuando el calor nos haga sobrepasar los 37 grados. Perderemos agilidad de movimiento cuando estemos faltos de sueño o hambrientos y moriremos deshidratados si nos somos capaces de encontrar una fuente de agua con la que abastecernos. Todo eso mientras descubrimos que una vez, hubo alguien habitando ese planeta.

La verdad es que tengo muchas ganas de poder probar la versión completa de The Solus Project y poder conocer el final de esta historia y descubrir el secreto que se esconde bajo la superficie. Al fin y al cabo, podría ser el nuevo hogar de la humanidad si conseguimos sobrevivir lo suficiente.