The Walking Dead 7x08 - Crítica

Octavo capítulo que marca el fin de la primera mitad de temporada de The Walking Dead y, como era de esperar, nos deja con las ganas para todas las navidades.

Bueno, pues ya han rematado la primera mitad de la séptima temporada de The Walking Dead con este octavo capítulo. Ahora tendremos el clásico parón navideño en el que los zombis también estarán comiendo turrón y polvorones.

Ha sido una primera mitad de temporada muy floja en la que podrían haberse ahorrado un par de capítulos para llegar al punto en el que nos han dejado ahora mismo. Sin más preámbulos, vamos a destripar un poco este episodio (y nunca mejor dicho).

Tal y como nos tienen acostumbrados esta temporada, la acción se encuentra repartida entre diferentes grupos de personajes y espacios. El capítulo arranca en Hilltop con Maggie aguantando al insoportable de Gregory, que parece que le va a agradecer el haber salvado la colonia (en capítulos anteriores) pero no, le dice que no se le suba a la cabeza. La verdad es que en este capítulo lo sucedido en Hilltop es irrelevante, solamente hay una pequeña conversación entre Enid y Sasha de por qué esta última le oculta algo a Maggie, pero bueno, sin más.

Recordad que Negan se encontraba en Alejandría, esperando a Rick después de que Carl la liara colándose en el asentamiento de los Salvadores y matase unos cuantos. Rick estaba junto con Aaron intentando conseguir los recursos que había en una barca en medio de un lago (no sé exactamente que es, si un lago, un pantano o qué). Finalmente los consiguieron y volvieron a Alejandría, pero lo importante es lo que sucedió poco antes de que llegasen.

Habíamos visto ya en episodios anteriores cómo Spencer ganaba un poquito de protagonismo, lo cual ya nos hacía sospechar un poco que algo iba a hacer o a intentar. Al principio de la temporada fue él quien la lió al esconder un arma y en algunas escenas en las que discutía con Rosita o el sacerdote ponía verde a Rick. La verdad, es que entiendo que el tío tenga cruzado a Rick, ya que desde que él y su grupo llegaron cambiaron mucho las cosas en Alejandría y la familia de Spencer murió.

En este episodio Spencer consiguió bastantes recursos para traerles a los Salvadores y, cuando se los entregó, les lamió bien el culo. Esto hizo que tuviese una oportunidad para ganarse su confianza y tal y como le dijo a Rosita puede que en meses o años, con esa confianza pudiesen conseguir algo. A ver, yo no sé vosotros, pero en el momento en el que se ve que se pone todo guaperas para ir a hablar con Negan y le lleva una botellita para tomar unos tragos con él y seguir lamiendo culos… se veía venir lo que pasó. Tal y cómo es el papel de Negan, estaba claro que no se iba a dejar embobar por un tío guapete que vende al líder de su grupo a la primera de cambio (aunque tenga motivos), de una forma tan asquerosa.

La muerte de Spencer sirvió para que Rosita hiciese la gilipollez que venía anunciando desde anteriores episodios: intentar matar a Negan con una bala fabricada por Eugene. Y claro, cómo era de esperar no lo mata, y al no hacerlo esto implica que van a sufrir un buen castigo. De esta forma, muere otra prota, de poca importancia evidentemente, no podían seguir cargándose a principales durante la temporada entera. Además, estaba claro que Negan no podía dejar la oportunidad de llevarse a un tío que le fabricase balas, por lo que se lleva a Eugene. En esos momentos llegó Rick con Aaron, al cual le dieron una paliza los Salvadores por una nota que no era ni suya (esto ya se los hinchó un poco a Rick).

En cuanto llega Rick, se encuentra con un panorama de la leche: Spencer y la otra muertos, Negan desquiciado porque Rosita le disparó y resulta que Carl la lió con los Salvadores… La verdad es que yo tampoco sabría muy bien qué hacer. El caso es que a mí no me pareció desproporcionado lo que hizo Negan para lo que nos tiene acostumbrados.

Michonne volvió a Alejandría después. En su pequeña excursión pudo observar el gran número de personas con las que cuentan los Salvadores. Va a buscar a Rick y le da una pequeña charla con la que termina de convencerlo para cambiar de postura. Por otra parte, también tenemos al lobo solitario, Daryl, que consigue huir junto con Jesús y regresar a Hilltop, dónde luego se encuentra con Rick y los suyos, que van hasta ahí para comenzar a gestar un plan.

A ver culpables, estaba claro, ¿No?. Todos sabíamos que esta mitad de temporada iba a rematar con Rick decidido a rebelarse, y que probablemente unirían fuerzas con Hilltop y el Reino de Ezequiel. Aunque este último por el momento no se les ha unido, en este episodio se ve que uno de los camaradas de Ezequiel trata de dialogar con Carol para que trate de convencer a su rey para que también ataquen a los Salvadores.

Me he alargado mucho, pero es que al fraccionar tanto el capítulo por personajes es imposible no hacerlo. ¿Qué os ha parecido entonces esta primera mitad de temporada?. Para mi gusto algo flojita, empieza bien, pero pienso que tal vez sobraban dos o tres capítulos y podrían haber llegado al punto dónde estamos ahora. El tema del fraccionamiento de los episodios ha estado bien, aunque algo pesado. Y es una pena, pero era predecible que nos iban a dejar lo mejor para la segunda mitad de temporada. Así que nos tocará esperar para ver si salvan la temporada, que no están teniendo la buena audiencia que se esperaban.