La adicción. Ese componente que hace que peguemos la naricilla a nuestras pantallas y los ojos se tiñan de rojo tras horas y horas de mirar nuestros juegos favoritos. Hoy, os traemos algunos de ellos. Guitybit presenta los juegos más adictivos de la historia.

¿Las recordáis, Culpables? Esas tardes de vicio, esos findes a solas, acompañados de un buen tentempié o un refresco bien frío y estar dándole sin parar a ese juego que nos apasionaba de verdad. Toda una delicia, que sin duda hace de este hobby ser algo muy especial.

Sin embargo, se suele hablar del fenómeno de la adicción a los videojuegos como algo negativo. Y si bien es cierto que la adicción posee su parte negativa y oscura, sobre todo para quienes no saben gestionar el tiempo y la dedicación de recursos a este menester, en este pequeño escrito vamos a tratar el tema de la adicción desde el punto de vista positivo y benigno; es decir, el vicio sanote que nos causan aquellos juegos que más nos han cautivado y más horas nos han tenido viciados con el mando pegado a las manos.

Lo cierto es que hoy por hoy, la adicción es un componente ineludible a la hora de juzgar un videojuego. Puesto que es un parámetro que va muy de la mano con la diversión, y constituye esa capacidad que tienen estos productos de ocio electrónico para mantenernos jugando ya no digamos durante varias horas seguidas, sino durante semanas, meses o años, sin que perdamos el interés o las ganas de seguir disfrutando de un mismo videojuego. Eso sí, siempre con mesura y responsabilidad. Una cosa no quita la otra, Culpables.

Por tanto, podemos decir que la adicción es directamente proporcional a la diversión obtenida al jugar, y esto se consigue mediante una conjunción perfecta de elementos que convierten a algunos videojuegos en verdaderos sumideros de horas. En este punto, es cuando hablamos de las mecánicas jugables, del género al que pertenecen, la inmersión que nos ofrecen o la gratificación que podemos experimentar al jugarlos. También es importantísima la interacción social y/o la interacción de la comunidad. Estos son factores que, a la postre, determinan en gran medida el nivel de adicción que podemos manifestar hacia un determinado videojuego u otro.

Ya sea por su sencillez, por su premisa o por su espectacularidad, gratificación, etc; La selección que hoy os ofrecemos aquí son un conjunto de videojuegos verdaderamente adictivos en su planteamiento y jugabilidad. Aunque todos ellos traten experiencias y géneros distintos, si tocan la tecla, la tocan bien.

Tetris

¡Que levante la mano quien no haya jugado jamás a este clásico de culto! ¡¿Nadie?! Y con razón… Tetris es quizás uno de los juegos más archiconocidos por todo el mundo. Desarrollado por un ingeniero informático en la extinta URSS llamado Alexei Patjinov, el Tetris se ha convertido en uno de los juegos más populares y con más versiones de la historia.

10 juegos más adictivos de la historia 1

La premisa de encajar y hacer líneas con las piezas que van cayendo es un concepto muy simple a la par que cautivador y, sobre todo, adictivo como él solo. El jueguecito de marras estuvo incluso a puntito de crear importantes tensiones a nivel internacional, ya que todo el mundo se daba tortas por tener la licencia y el permiso para poder sacarlo en sus sistemas de entretenimiento.

Por ello, lo tenemos en multitud de versiones, sistemas y plataformas distintas. Hasta en maquinitas electrónicas que podemos encontrar en un montón de sitios. La facilidad y sencillez para jugar al Tetris siempre ha sido su principal baza para atraer a todo tipo de público que se han visto enganchados a hacer líneas y líneas sin parar. Lo triste del asunto, es que el pobre Alexei Patjinov no vio llegar ni un solo duro de su invento; uno de los videojuegos más archiconocidos y célebres de la historia.

Mario Kart

La saga de carreras de Mario ha roto tantos mandos como amistades, en sus alocados circuitos. Uno de los juegos más adictivos y divertidos jamás creados y que no ha hecho otra cosa más que ir a mejor de una entrega a otra. La tecnología y diseño se dan la mano para ofrecer un juego de Karts que brilla con luz propia entre otros exponentes de la conducción, por algo será…

 

Desarrollado por Nintendo, el primer juego de la saga se lanzó en 1992 bajo el nombre de Super Mario Kart en un cartucho para la poderosa Super Nintendo. Y desde entonces, ha crecido como una de las sagas más importantes y queridas de la gran N. Y pese a que ha tenido y tiene algunos juegos por ahí que intentan imitar su fórmula, no pueden compararse al más grande.

Correr con karts en circuitos mientras recogemos objetos repartidos por la pista para chinchar a los rivales, es un esquema que rompió moldes y encantó a la comunidad. Con la llegada del juego online, las posibilidades de competir contra jugadores de todo el mundo ha hecho de Mario Kart una de las sagas más adictivas y entretenidas de todos los tiempos.

Aunque, algunos seguimos prefiriendo jugar codo con codo, ya sea con los amigos o con familiares, para sentir la adrenalina de la competición. Y algún codazo que otro, que siempre se acaba perdiendo por ahí… ¡¿Eh, qué es eso?! ¡¡Una Concha azul!!

Diablo II

Coge tu espada y tu escudo; adéntrate en enrevesadas mazmorras y lúgubres bosques repletos de demonios y engendros oscuros que buscan la ruina del mundo; convierte en trizas a tus enemigos, a medida que encuentras valiosos tesoros y te haces más y más poderoso con el botín arrebatado de sus frías manos muertas. ¿Épico? Para épico, el pique que provocaba la exploración en este juego.

Diablo II fue desarollado por Blizzard Entertainment en el año 2000 como una continuación del juego anterior. Marcó a toda una generación de jugadores que se vieron irremediablemente atraídos por la acción, así como de su oscura y magnífica ambientación de fantasía medieval.

Considerado a día de hoy como juego de culto, con una enorme comunidad de adeptos y una cantidad abrumadora de Mods a tus pies, se puede afirmar sin rubor alguno que Diablo II es uno de los juegos más adictivos que existen y que se sigue jugando a día de hoy.

Además si te da cosa ir en solitario a por las hordas infernales, la posibilidad de jugar hasta 8 jugadores en LAN o desde el servicio de Battle.net multiplica todavía más el atractivo de esta obra maestra. Porque todo, en compañía, siempre es mejor.

Juegos de Azar y Casino

Un buen juego de Póker, jugar a la ruleta, darle a girar a las tragaperras… En definitiva, juegos de toda la vida cuyo componente de azar, riesgo y recompensa, los convierte en un emocionante torbellino de adrenalina y adicción. Y si no, acordaos del solitario ¡Eso sí que vicia!

Los videojuegos y aplicaciones web de casinos en línea como Starvegas que hoy podemos disfrutar con esta temática, como los nacen todas inspiradas en los salones recreativos, pero no de los recreativos que conocemos de los videojuegos, sino de los más clásicos y con solera; aquellos grandes salones con gente divirtiéndose en las mesas de juego y apuestas: los casinos.

Hoy día, podemos divertirnos con los videojuegos y webs dedicadas enteramente a este tipo de entretenimiento sin necesidad de tener que movernos de la comodidad de nuestra casa. Y también encontramos juegos de Póker, cartas, ruleta, etc., en muchos minijuegos de algunas sagas de videojuegos de renombre, especialmente en algunos RPG como DragonQuest o Final Fantasy XIII, entre otros…

Y como viene siendo habitual, gracias al online la posibilidad de jugar con otras personas multiplica por mucho la calidad de la experiencia, ya que podemos sentir el placer que otorga la estrategia que estamos llevando a cabo para alzarnos como ganadores.

Así pues, sin duda alguna este tipo de juegos entran dentro de la categoría de los más adictivos de la historia, y no deben ser ignorados dentro de todo el inmenso catálogo y géneros de los que disponemos actualmente en el mundo de los videojuegos y el ocio digital.

World of Warcraft

Blizzard Entertainment repite con otro juego que, si no has oído hablar de él, debe ser porque vives en una cueva o en el monte, aislado de la civilización. Hablamos de World of Warcraft (WoW, para los amigos), un MMO (Masive Multiplayer Online) de rol y aventura, que viene a ser uno de los juegos más populares y adictivos de cuantos han habido. Además, también es uno de los más veteranos y con más solera de su género.

World of Warcraft se lanzó en 2001. Establecido como la cuarta parte dentro del universo Warcraft que empezó con el título de 1994 llamado Warcraft: Orcs & Humans. Nos adentramos dentro del mundo conocido como Azeroth en donde libramos intensas batallas unidos a una de las dos facciones; alianza u horda.

10 juegos más adictivos de la historia 4

El plantemiento de los juegos de rol masivos en línea, en general, hace de ellos juegos muy adictivos en donde hay que dedicar cientos de horas para subir de nivel a tu avatar y además conseguirle el mejor equipo y armas. La guinda del pastel, como no podía ser de otro modo, la encontramos en la vertiente social del juego, ya que desde el mismo se puede chatear e interactuar con personas reales, crear clanes y disfrutar de una gran comunidad.

Actualmente, el mundillo de los juegos de rol masivos en línea parece estar un poquito de capa caída debido a la inmensa oferta de juegos online que existen en el mercado. Pero WOW se mantiene pisando fuerte. Y lo que le queda…

League of Legends

El género de los MOBA (Multiplayer Online Battle Arena) llegó pisando fuerte y se ha terminado consolidando como deporte electrónico (E-Sport) por derecho propio. Si hablamos de diversión y de adicción de la buena, estamos hablando de League of Legends, más conocido coloquialmente como “el LOL”.

Desarrollado por Riot Games en 2012 para Windows y OS X, League of Legends es un videouego cuya premisa nace inspirada de un mapa de Warcraft III: Defense of the Ancients (DOTA), y que fue diseñado por Steve Feak, alias Guinsoo.

Manejamos un personaje de entre un vistoso elenco de héroes y heroinas con habilidades y estilos de pelea muy concretos. Luchamos en batallas de 5 contra 5 en un mapa con 3 calles. Cada equipo cuenta con una base que debe ser defendida a toda costa, mientras que debemos asegurarnos que la del rival queda destruída para ganar la partida. Cada calle a su vez, está protegida por torretas que disparan al intruso, y además, cada equipo cuenta con esbirros (minions) que intentarán avanzar hacia las bases.

League of Legends es en verdad, uno de los juegos más adictivos debido a la acción instantánea que proporciona, así como la gratificación que se obtiene al derrotar a los enemigos y cumplir objetivos. Adicionalmente, las partidas suelen ser de una duración corta de entre 15 y 20 minutos. Esto hace que queramos repetir una y otra vez sin darnos cuenta.

En la actualidad, LOL es uno de los deportes electrónicos (E-Sport) más famosos, con un altísimo grado de competitividad y una comunidad muy grande.

Fortnite

Se ha tornado uno de los juegos más populares de los últimos tiempos y abanderado de un nuevo género: el Battle Royale. Este juego ha abierto la puerta de los corazoncitos de los jugadores, sobre todo de los jóvenes, ya que esgrime un apartado técnico vistoso sumado a una jugabilidad rápida y frenética, sencilla de disfrutar, pero difícil de dominar.

Epic Games es el estudio detrás de la creación de Fortnite; un cóctel que aúna acción, dosis de supervivencia, competición entre jugadores y también tiene elementos de construcción. Y por si fuese poco, se puede disfrutar de este juego y de sus constantes actualizaciones, de manera totalmente gratuita. Lógicamente, esto ha despertado el interés de los jugadores quienes atraídos por la oferta, se vician de lo lindo. Y por ello Fortnite ha acabado siendo, hoy por hoy, uno de los juegos con gameplay más populares y buscados dentro de las plataformas Twitch y Youtube.

El modo más famoso y adictivo de este juego enfrenta a 100 personas a la vez en una isla, lanzándolos desde un autobús volador con globos. Deberás buscar un sitio para aterrizar y enseguida buscar y procurarte armas y equipo para poder defenderte. Para poner las cosas más interesantes, resulta que hay una tormenta alrededor de la isla que cada ciertos minutos se va cerrando su ojo cubriendo cada vez más terreno por lo que los jugadores acabarán en un mismo punto del mapa en un intenso combate, si es que no te han liquidado antes, claro.

Minecraft

Pocas veces se ha asistido al nacimiento de juegos tan inspiradores como cautivadores y que son a la vez fuente inagotable de posibilidades y entretenimiento. Así es Minecraft; un videojuego para jugar de la manera que quieras en un mundo de cuadrados infinitos. Sobrevive a la noche y los monstruos, construye, o explora los distintos servidores online que mucha gente crea, con mapas alucinantes de temáticas y licencias muy diversas.

El “Sandbox” por excelencia es creación de Marcus Persson (Conocido en la comunidad como Notch), que fue a su vez fundador de Mojang, la empresa que actualmente gestiona el juego. Aunque, en 2014 Microsoft adquirió dicha compañía y los derechos de Minecraft, y Notch entonces decidió alejarse de todo esto, para dedicarse a crear sus propios juegos, tal como hiciera antes con el propio Minecraft.

Faltan las palabras para ensalzar a este videojuego. Algunos lo califican ya, como uno de los mayores hitos dentro de la industria, ya que posee posibilidades infinitas. Se ha usado y se usa incluso en escuelas e institutos. Su curioso universo creado a base de bloques cuadrados alimenta la imaginación de pequeños y grandes en todo el mundo. Todo aquel que decide adentrarse a probar sus maravillas, queda irremediablemente enamorado.