Si haces trampas en South Park: Retaguardia en peligro, el juego se ríe en tu cara

Parece que Ubisoft ha querido evitar las trampas en South Park: Retaguardia en peligro a toda costa. En este gracioso vídeo de Kotaku te lo muestra claramente.

Me hace mucha gracia cuando un videojuego te castiga por hacer trampas; no hablo de castigos severos, pero sí que el título te cuestione personalmente y ridiculice, aunque sea sutilmente. Hay varios ejemplos; en este vídeo de Youtube aparece Spelunky y los mercaderes: si asesinamos a uno de ellos, los siguientes sabrán lo ocurrido y no sólo no nos venderán, sino que tratarán de eliminarnos. Algo parecido pasa en el último título de Ubisoft: si haces trampas en South Park: Retaguardia en peligro el juego te castigará riéndose en tu cara.

En este caso, el suceso es “menor” y no acaba influyendo en demasía, pero sí que resulta gracioso. Una vez que los protagonistas hayan dejado de jugar y se hayan cambiado a superhéroes, habrá que entrar en la base de Cartman. Lo gracioso es que esta se encuentra cerrada con un código que hay que encontrar. Se puede localizar fácilmente en su dormitorio, escondido, con la contraseña: “Fuck You Mom”.

Si por algún casual buscáis completar el juego por segunda vez (o leíste la noticia aquí o en Kotaku), pondrás la contraeña directamente. Pues bien, culpable: las trampas en South Park: Retaguardia en peligro están prohibidas. Aquí lo que sucede…

Efectivamente: se trata de Cartman disfrazado de Bill Belichick, entrenador de New England Patriots. Nosotros seremos Tom Brady recibiendo la reprimenda… Y quedando como unos “putos tramposos para el resto de nuestra vida”. Bueno… A partir de ahora habrá que hacer las cosas bien, queridos; ya sabéis cuál es el castigo si no: que un muñeco te escupa a la cara que eres un inepto.

No hagáis trampas, culpables. Que te humilla rápido.