Twitch y el machismo todavía imperante en Internet

Un estudio revela que la mayoría de comentarios que reciben las mujeres streamers en Twitch son en referencia a su físico y no a lo que están jugando.

Tetas. Nena. Guapa. Caliente. Gatita.

Podrían parecer las categorías de un tube de vídeos porno, o incluso del chat de una chica que haga shows por webcam en Internet. Pero no, son las palabras más habituales que le dedican los usuarios de Twitch a las mujeres que hacen streamings.

Un estudio de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, y publicado hace unas semanas, ha presentado los resultados de una investigación en la que se analizó la conversación de los usuarios en Twitch. “Usando una combinación de métodos de análisis computacional de textos, mostramos cómo las conversaciones sexualizadas y la objetificación son predominantes en los chats”, explican los autores de la investigación en el artículo en el que desvelan los resultados. “Las mujeres reciben significantemente más comentarios objetificadores, mientras que los hombres reciben más comentarios relacionados con los juegos”.

La investigación está realizada solamente con los 400 canales de Twitch de mayor tamaño (200 por sexo), pero sirve para ver una tendencia que excede al ámbito de los videojuegos: a los hombres, se les valora por lo que hacen; a las mujeres, por el físico que tienen.

Si un hombre hace un streaming, la atención está enteramente en lo que juega y entre las palabras más comunes en sus chats se encuentran glitch, desbloqueado o melee. Pero si el streaming lo está haciendo una mujer, la atención se centra en ella, en su cuerpo y en su aspecto con palabras como las que encabezan el artículo.

Twitch machismo

Los canales monitorizados en el estudio son todos anglosajones, pero ese tipo de comentarios y actitudes objetificadores también se pueden ver en canales españoles. Quizás, el ejemplo que más notoriedad ha tenido recientemente ha sido el acoso que sufrieron las chicas de TodasGamers, en un streaming, por parte de los seguidores del jugador profesional de CS:GO FlipiN. “Nos echó a sus fans encima a floodearnos el chat y con frases como ‘estas no vuelven a hacer un stream jamás’ y ‘quiero ver la mirada de pánico en sus ojos’”, explica Helena, de TodasGamers, en una entrevista por email.

El problema no se quedó solamente en Twitch, sino que también saltó a Twitter durante un par de días hasta el punto que FlipiN acabó haciendo un vídeo en Youtube para dar explicaciones. Sin terminar de disculparse del todo, eso sí.

Por lo que cuentan las chicas de TodasGamers, lo que les pasó a ellas no fue algo anecdótico. Después de sufrir ese acoso en Twitch, otras les comentaron en privado que habían dejado de emitir partidas por streaming por haber sufrido situaciones similares.

Comentarios sobre el aspecto físico, paternalistas, condescendientes, insultantes, degradantes… Cuando se ven todos ellos juntos y en perspectiva se puede empezar a entender por qué hay mujeres que ven los videojuegos como un medio hostil a su presencia y su participación. “Se deben reprochar y perseguir este tipo de actitudes”, dice con rotundidad Mar, de TodasGamers.

1 2 3