XXII Salón del Manga cierra con más de 140000 asistentes - GuiltyBit

Una vez más la presencia de Nintendo en el Salón del Manga de Barcelona ha sido indiscutible, con Level-5 y Pokémon a la cabeza de esta vigésimo segunda edición.

El XXII Salón del Manga de Barcelona ha cerrado sus puertas con una asistencia récord de mas de 142.000 personas desde el 29 de octubre hasta el 1 de noviembre. Con más espacio que años anteriores, se podían visitar más de cuatro pabellones repletos de actividades para todas las edades y gustos. El tema principal del Salón del Manga de este año han sido Yo-kai Watch y Pokémon, contando con exposiciones, zonas de juego exclusivas y hasta flashmobs.

Tanto ha sido el protagonismo de ambas franquicias, que han estado presentes en la feria Akihiro Hino, presidente de Level 5 y creador del videojuego Yo-Kai Watch, y los creadores del manga de Pokémon. Hidenori Kusaka y Satoshi Yamamoto pudieron dar una clase magistral a los asistentes sobre el proceso de creación de los tomos y firmar a los fans.

Además, ha habido espacio en el salón para otras franquicias de éxito como One Piece. Hiroaki Miyamoto, Hiroyuki Sakurada y Masayuki Sato, artífices de la película One Piece Gold, presentaron en exclusiva el avance, firmaron autógrafos y ofrecieron una clase magistral.

Autores y dibujantes como Banana Yoshimoto, Mitsuyo Kakuta, Junji Ito, Toshio Maeda o Yoshimichi Tamura son más nombres que se han podido ver en el XXII Salón del Manga de Barcelona, firmando a los fans ejemplares de sus últimas obras.

También autores españoles han tenido presencia, como es el caso de Belén Ortega, autora del cartel oficial de esta edición del Salón y quien también ofreció un taller sobre la creación de manga. Españolas eran también algunas de las novedades en publicaciones manga, como Ad Mortem, de Blanca Mira y Eduard Balaust, presentes en el Salón del Manga. A través del Khamsin, de Skizocrilian Studio también ha sido otra apuesta de autoras españolas presentadas como lanzamiento.

Mucho manga y anime, pero también mucha cultura japonesa y es que cada vez más, el Salón del Manga ha dejado de ser algo centrado en un solo tipo de entretenimiento. Durante sus cuatro días, se puede asistir a talleres de cocina japonesa, de escritura, ceremonias del té, meditación, juegos de mesa, manualidades y artes marciales.

La organización asegura que está trabajando junto a Fira de Barcelona para ampliar el espacio de cara a futuras ediciones y dar así cabida a más asistentes, quienes, por otro lado, tienen que soportar varias horas de cola para entrar en el recinto.