You Win Zaragoza

Además de los eventos de e-sports y de las jornaicas del manga y el anime, el 3 al 6 de abril pudimos disfrutar de You Win Zaragoza la primera edición del Salón de Videojuegos y Entretenimiento Digital de Zaragoza en el Centro de Arte y Tecnología eTopia de la capital maña y durante casi cuatro días pudimos presenciar todo tipo de actividades relacionadas con los videojuegos y donde podíamos encontrar a otros aficionados a este vicio tan culpable.

ARTÍCULO you win zaragoza

En las instalaciones preparadas para el evento nos encontramos con espacios debidamente diferenciados y que daban cabida a diferentes tipos de actividades, desde los típicos torneos en los que los mejores jugadores se batían en duelo, hasta puestos en los que poder probar todo tipo de títulos entre los que podíamos encontrar incluso alguno de PlayStation 4 y Xbox One. Así que los que todavía no se han hecho con alguna de estas consolas de última generación pudieron probar de lo que son capaces.

A esto hay que sumarle el espacio PC, el on-line gaming e incluso un rincón en el que se podía disfrutar de arcades clásicos (entre los que destacaba Metal Slug) y de una pequeña selección con algunos de los mejores juegos de PlayStation 2 (¡Ay, Soul Calibur II! ¡Qué juegazo!). Wii U y las portátiles PS Vita y Nintendo 3DS no se quisieron perder esta cita y también pudimos echar alguna partidilla con ellas.

Como viene siendo típico en estos eventos, también había disponible un escenario para poder jugar en grupo a una de las últimas versiones de Just Dance. A puntico estuve de sumarme a los ágiles bailarines que se atrevieron a saltar a la zona de baile, pero entonces recordé que me muevo raro al bailar y decidí no lanzarme para no asustar a los presentes.

You Win Zaragoza

Aunque una de las actividades que mayor expectación causó en el lugar y de las que congregó la fila más larga fue la que permitía probar las, recién adquiridas por Facebook, Oculus Rift a través una demo (en video únicamente, no era jugable) de una montaña rusa.
Y como no sólo de videojuegos vive el culpable, también había un espacio reservado para juegos de mesa de todo tipo, espacio más que interesante para los aficionados de Culpables y Mazmorras. La variedad era más que sorprendente, ya que podíamos encontrar desde juegos clásicos hasta otros más novedosos pasando por tableros basados en algún videojuegos como es el caso del juego de mesa de World of Warcraft.

You Win Zaragoza

Los puestos de merchandising que nunca faltan en estos saraos también estaban disponibles como era lógico, pero lo que verdaderamente llamaba la atención era la pequeña muestra con muñecos y distintos accesorios basados en distintas franquicias. Ordenados como si de una pequeña exposición se tratase, podíamos encontrar figuras de acción de varios personajes distintos, tanto actuales como de otras épocas.

Para los más curiosos también hubo distintos tipos de charlas en los que predominaron las centradas en el ámbito profesional de los videojuegos, tanto desde el punto de vista de como alcanzar esa meta como desde la perspectiva personal de profesionales del sector. Otras charlas estuvieron más centradas en el aspecto tecnológico e incluso cultural, otras debatieron sobre el futuro del sector e incluso sobre la actividad de los conocidos como youtubers.

You Win Zaragoza

Ante este tipo de eventos no podemos más que agradecer el trabajo realizado por los organizadores, pero si hay algo que siempre me gusta en estos casos es toda la gente que acude a ellos. Por supuesto que había una gran cantidad de niños acompañados por sus padres, cosplayers luciendo sus mejores galas, visitantes que ya peinamos alguna cana que otra, pero la normalización del sector ayuda a que cada vez que tenemos este tipo de citas nos encontremos con personas de todas las edades disfrutando de los videojuegos. Aficionados a los videojuegos y profesionales que encuentran un punto de unión en el que intercambiar opiniones y quien sabe si incluso llegar a encontrar ese detalle que haga cambiar el sector.

Con el evento ya terminado tan sólo nos queda esperar a futuras ediciones y a saber con qué nos pueden sorprender.