Zona Móvil - Dodonpachi Resurrection

Reconozco que hasta hace poco he sentido bastante envidia de los usuarios de los dispositivos móviles de Apple y, en contra de lo que pensaréis la mayoría, este sentimiento no venía motivado por el diseño de los aparatos, ni por la calidad de las pantallas; ni siquiera por la enorme cantidad de aplicaciones o por la optimización del sistema iOS… La auténtica razón, para un flipado de los matamarcianos como soy, se debía exclusivamente al hecho de que estos usuarios pudieran disfrutar en exclusiva de los shoot´em ups de Cave.

Sin embargo, después de varios años (y posiblemente por su mala situación económica) la compañía japonesa, por fin, ha dejado de ignorarnos a los millones de usuarios de Android y ha comenzado a lanzar sus títulos más emblemáticos para el sistema de Google, comenzando con Espgaluda II y Dodonpachi Resurrection.

La versión para Android de Dodonpachi Resurrection, disponible desde el 31 de agosto, es un port directo de la aparecida hace exactamente dos años en la App Store. La verdad es que con el tiempo que se han tomado, por lo menos podrían haber lanzado directamente la versión HD (aparecida en iOS en marzo de este mismo año) pero supongo que todo será una estrategia de marketing y en poco tiempo veamos esta revisión en alta definición que aproveche el mayor tamaño y resolución de los tablets Android de 7 o 10”. No obstante, tras una espera tan larga, no es cuestión de quejarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El juego presenta dos modos principales: Arcade y Smartphone. El modo Arcade es una adaptación de la versión 1.5 de la recreativa (la misma que se lanzó en Europa para Xbox360) mientras que el Smartphone es un modo un tanto “casualizado” en el que se incluyen una nueva banda sonora y algunos cambios en la jugabilidad para optimizar la mecánica del juego a las pantallas táctiles de los dispositivos móviles. Las novedades más destacadas de este modo de juego respecto al original son el sistema SM y el ataque Hyper Cannon.

El sistema SM consiste en una barra de energía que pude rellenarse hacia la izquierda (Slaughter) o hacia la derecha (Menace). Destruyendo enemigos incrementamos el medidor hacia el lado “S” y si llegamos al máximo, nuestra nave aumentará considerablemente su poder de ataque. En cambio, esquivando proyectiles rellenamos el lado “M” cuyo máximo hará que el nivel de la barra Hyper Cannon suba rápidamente y una vez completa podremos ejecutar este ataque de potencia devastadora (sólo presente en el modo Smartphone como decimos).

Hay que reconocer que Cave se ha tomado el tema en serio. En lugar de hacer un cutreport de su juego estrella para aprovechar el tirón de los juegos para móviles y sacar pasta fácilmente, nos ha regalado un señor juegazo que entusiasmará a los apasionados de los “bullethell” pero que también cumplirá su función para aquellos que sólo busquen entretenimiento rápido y sin complicaciones.

Técnicamente, esta versión no desmerece mucho de las de máquinas “mayores”. Cave ha conseguido salvar con nota la difícil tarea de adaptar la jugabilidad “clásica” de un matamarcianos a una pantalla táctil. La nave responde de forma suave e instantánea a los movimientos de nuestro dedo; tanto, que al poco tiempo jugaremos de forma totalmente intuitiva sin echar de menos un mando o un stick. Para no dificultarnos la visibilidad de la acción, podremos dirigir la nave desde cualquier lugar de la pantalla, no siendo necesario posicionar el dedo justo encima de la misma.

También hay que destacar la estabilidad y fluidez con la que se mueve el juego. Sólo en algunos momentos de masiva y enfermiza abundancia de proyectiles apreciaremos ralentizaciones. Aunque es cierto que, como decíamos antes, no es la versión HD. Habría que ver como moverían algunos terminales este juego en alta definición…

Mención especial merece la banda sonora compuesta ex profeso para el modo Smartphone por Kenichi Maeyamata y Shoichiro Hirata. Música electrónica de corte alegre y festivo que es toda una delicia escuchar con los auriculares. A mi juicio, bastante mejor que los temas originales del modo Arcade.

¿Cuál es el lado negativo? Pues el único que le veo es su precio. Quizá 5€ puede ser un tanto caro para lo que suelen valer los productos de esta plataforma. Sin embargo, en su favor hay que decir que Dodonpachi Resurrection no sólo es un juego “pasatiempo” para hacer más amenos los momentos de espera, los viajes en bus o las visitas al señor Roca y luego olvidarnos rápidamente de él; sino que es un título con un sistema de juego profundo y exigente (a pesar de la aparente simplicidad) que técnicamente está muy por encima de la media y que puede proporcionar infinitas horas de diversión. Si eres aficionado al género de los Shmups todo esto último te sobra; tienes que tenerlo sí o sí.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=KfSNnvJE48Q&feature=player_detailpage[/youtube]